--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 
Cronica concierto Sound City - Nottinghan 2002 +  Black Rebel Motorcycle Club

Conciertos Sound City, cronicas y fotos
The Vines + The Libertines
Dj Shadow + Death in Vegas
Black Rebel Motorcycle Club
.
Queens of the Stone Age
Queens Of The Stone Age se suman al Primavera sound 2014
Queens Of The Stone Age surge en 1997 de la mano de Josh Homme, tras la disolución de su anterior banda, Kyuss. Hasta la fecha han publicado cinco discos de estudio y varios EPs. Por los discos o giras de QOTSA han pasado músicos de la talla de Dave Grohl (Nirvana, Foo Fighters), Matt Cameron (Soundgarden, Pearl Jam), Mark Lanegan y Barrett Martin (Screaming Trees), Chris Goss (Masters Of Reality) o Nick Oliveri y Alfredo Hernández (Kyuss). En estos 14 años de carrera, Josh Homme ha conseguido quitarle de encima la etiqueta de 'stoner rock' a su banda y crear algo más que eso: un estilo propio basado en el sonido afilado de las guitarras, en excelentes melodías, en directos impresionantes y en la energía que desprende su música.
Queens Of The Stone Age se ha ganado por derecho propio el poder asumir el liderazgo de las grandes bandas de Rock and Roll de las próximas décadas. Tras la experiencia de Homme al frente de Them Crooked Vultures, ahora regresan a los escenarios. 
Queens Of The Stone Age vuelven a arrastrarse por la arena
por Jesús Rojas - IndyRock
Los reyes del rock desértico lanzan su sexto trabajo, un potente cañonazo de sonidos saturados y densidad extrema. Nadie sabe esculpir el stoner rock como ellos, salvo los desaparecidos Kyuss se entiende, y muestra de ello son cortes tan directos y cortantes como "Sick, sick, sick" o "3´s & 7´s", donde el garage y el metal alternativo se funden en una amalgama de sonidos apabullantes.
Queens Of The Stone Age han conseguido además llamar la atención de rockeros, punks y todos aquellos amantes de la música dura pero bien trabajada. Además, el combo californiano ha mostrado en más de una ocasión que no tienen reparo en endulzar sus piezas con melodías cercanas al pop ("Make it with chu") o la electrónica de corte industrial ("Misfit love").
 

Este "Era Vulgaris"(2007)  presenta once nuevos misiles listos para ser degustados por su amplia legión de seguidores y con el objetivo de captar nuevas almas. Sin duda, con canciones como "River in the road" o "I´m designer" la misión tiene muchas papeletas para ser todo un éxito. Los adictos a la psicodelia futurista también podrán encontrar en este nuevo disco ramalazos lisérgicos tales como "Suture up your future" o la locura ruidista que se plasma en "Run pig run".
El descanso llega, como tiene que ser, al final, con "Running joke" un corte profundamente vocal y elegantemente tétrico que pone la guinda a modo de bonus track. http://www.qotsa.com/news/default.aspx?nid=8085


Sala Razzmatazz 2 Barcelona  27 de Noviembre 2002
produce Doctor Music
Fotos: MarceRock - Indyrock


QUEENS OF THE STONE AGE, en España 2002
Los dos genios visionarios del rock, Josh Homme y Nick Oliveri, han elevado a los QUEENS OF THE STONE AGE muy por encima de los patrones habituales del stoner rock, género que ellos mismos sublimaron durante los días dorados de KYUSS. 
Tras una larga espera desde la publicación de su celebrado "Rated R", QUEENS OF THE STONE AGE regresan a España para presentarnos su primer álbum del siglo XXI "Songs For The Deaf", un disco fundamental en el que han participado celebridades de la talla de Dave Grohl (Ex Nirvana y frontman de Foo Fighter) o Mark Lanegan (Screaming Tree). 
Un nuevo reto de QUEENS OF THE STONE AGE para todo aquel que se mueva en los confines del Rock. Estaran en España en las siguientes fechas
Bergara - viernes, 22 de noviembre - Sala Jam 
Madrid - martes, 26 de noviembre - Sala Arena 
Barcelona - miércoles, 27 de noviembre - Razzmatazz 2 

El rock de las llanuras lisérgicas
por Paco Camero Mesa
Queens of the Stone Age es el resultado de la conjunción de Josh Homme y Nick Oliveri, dos músicos inquietos y que se ríen de todo. Hasta de ellos. Hartos del encasillamiento que suponía formar parte de una banda mítica cuando todavía estaba viva, las cabezas pensantes de Kyuss, grupo que originó y luego encauzó lo que se ha dado en llamar stoner rock, disolvieron la formación en 1995. Sólo cinco años bastaron para que la banda madre del stoner se forjara una etiqueta de grupo de culto que alimentaría la leyenda tras el punto y aparte creativo de sus autores. 
En 1997, Homme y Oliveri empezaron a escudriñar el proyecto que en 1998, con su disco homónimo, se haría realidad bajo el nombre de Queens of the Stone Age. Oliveri, que en esa época tocaba el bajo con el grupo punk Dwarves y su eterno compañero guitarrista contactaron con el batería Alfredo Hernández, quien ya había tocado en la última etapa de Kyuss y por entonces trabajaba con los laureados Fu Manchu. El fastuoso nombre, por cierto, se debe a una avispada broma que realizó Chriss Goss, componente de Master of Reality y productor, durante la grabación de uno de los discos de Kyuss que él se encontraba produciendo: "Chicos, sonáis como las reinas de la edad de piedra".
Parto discográfico 
Con el disco "Queens of the Stone Age" (Roadrunner, 1998), el grupo se adentra, ciertamente, en la dirección que de forma jocosa señaló Goss. Con un sonido envolvente y homogéneo, casi pétreo, Homme y Oliveri se ganaron el favor, nuevamente, de crítica y público. El album, de primera apariencia áspera y casi redundante, marca las bases de lo que Homme (que desdeña la etiqueta stoner) ha definido como robot rock. O lo que es lo mismo: riffs marcados y afilados, líneas de bajo envolventes y ritmos de batería básicos que mantienen el tempo imperiosamente. Heavy reducido a los huesos tanto en la estructura de las canciones como en su ejecución.
Su primera entrega (y las anteriores, con el nombre de Kyuss) bebe de los sonidos de Black Sabbath y Led Zeppelin -sobre todo de los primeros- urdidos en las tardes de hastío de las llanuras desérticas donde Josh Homme y Oliveri vivían. También oscila entre la psicodelia y los canutos de marihuana, las melodías cercanas al grunge y la ironía y el sentido del humor de los padres de la criatura; entre el sonido americano de Grand Funk Railroad y las cadencias de los alemanes Kraftwerk y Can. A pesar de la aparente linealidad del disco, que comienza con tres temas que elevan alto el listón sonoro, las canciones reflejan las distintas influencias de los músicos. "You would know", con su ritmo robótico, mecánico y casi minimalista, ofrece las líneas maestras del mencionado robot rock que termina con un ascendente punteo de sonido sucio que completa uno de los mejores temas del disco. Mientras que canciones como "Walkin´ on the sidewalks" muestran el sonido más próximo del grupo al grunge, en especial de los primeros Soundgarden, influencia más que evidente de la formación. En "You can´t quit me baby", el elegante sonido analógico de los años setenta termina de completar un conjunto de canciones que tras atentas escuchas entrega más matices de los que parece indicar si éstas se quedan en un nivel más superficial.
Parabienes mediáticos 
Acogidos con fervor en su país de origen, Estados Unidos, por una crítica que cayó rendida a sus pies y los elogios de grupos punteros como Smashing Pumpkins, Hole, Rage Against The Machine y Bad Religion, han conseguido uno de los éxitos más arrolladores de la música underground norteamericana desde que Nirvana hizo su aparición mediática a principios de los noventa. Homme y Oliveri, que son poco amigos de piropos y etiquetas, han seguido experimentando a lo largo del tiempo al margen de Queens of the Stone Age. El bajista sigue grabando ocasionalmente con Dwarves y con Homme comparte improvisaciones y versiones en Desert Sessions, experiencia en la cual, a modo de jams sessions, dan rienda suelta a su esquizofrenia musical con amigos de otros grupos, y en Mondo Generator, donde desarrollan su lado más punk.
.
Capítulo aparte merece la tendencia irreverente y burlesca de los antedichos. Si bien Oliveri tiene fama de ser un auténtico lunático (fue detenido en el festival Big Day Out tras agredir a un miembro de Terrorvision y estuvo a punto de repetir en Brasil tras tocar desnudo en el Rock in Rio para responder a las provocaciones de un grupo de neonazis), su compañero no le va a la zaga, a pesar de su aspecto de sano universitario aplicado. Uno de los elementos recurrentes en sus letras son las drogas, que le han costado no pocos disgustos con la rígida censura norteamericana. De hecho, el stoner rock, también llamado biker rock, está indisolublemente asociado a cierto tipo de sustancias ilegales, tales como la marihuana o el éxtasis. Además, la traducción más cercana de stoner rock viene a significar algo así como rock colocador. Ante el nuevo sambenito al que se tuvo que enfrentar Homme, éste respondió con "Feel good hit of the summer", canción de su último disco cuyo estribillo enumera, ambigua e irónicamente, una generosa lista de compuestos prohibidos. Es la particular manera del guitarrista de hacer frente a los escándalos y a las malas famas al uso.
Lanzados 
En el año 2000 aparece "Rated R" (Interscope Records), denominación que en Estados Unidos indica que las letras son inoportunas para compradores de edad temprana. Seguimos con el cachondeo. Dejando a un lado bromas, ironías y provocaciones, el disco es recibido de nuevo con loas por la prensa musical. Frente al primero, más compacto, éste se muestra mucho más ecléctico y con una importante labor de producción -a cargo de Chriss Goss y Homme-, más compleja que la de su debut. En esta segunda entrega hay un auténtico desfile de colaboradores que refuerza aún más los matices del disco. La voz de Rob Halford, ex vocalista de Judas Priest, aparece en el tema "Feel good hit of the summer", en el cual, lejos de los registros habituales de Halford, se intuye en el ambiente el espíritu más arrebatado de Nirvana. Completan la lista Gene Trautman, batería de Desert Sessions, Dave Catching (también batería), el propio Chriss Goss tocando todos los instrumentos posibles y Mark Lanegan, cantante de Screaming Trees.
El nuevo repertorio vuelve a regalar nuevos himnos y constituye uno de los discos de rock de mayor calidad del año. "Auto pilot", cantada por Nick Oliveri como si un cuelgue galáctico sufriera y acompañada de punteos de guitarra que parecen quejarse precede a una excelente "Better living through chemistry" que reproduce un estribillo inspirado en la canción "Crying" de la islandesa Björk e introduce uno de los momentos álgidos y más psicodélicos del disco. La voz potente y áspera de Lanegan en "In the fade" hace subir considerablemente puntos en el resultado final de la canción y del album, que termina con la espléndida "I think I lost my headache" y su riff marca de la casa que ha construido Queens of the Stone Age con la ayuda de Black Sabbath. Un obsesivo y delirante duelo de trompetas cierra el disco y vuelve a recuperar el dolor de cabeza que Homme y Oliveri creían haber perdido al principio de la canción. El primero ya ha avisado: en la próxima entrega volverán a despistar al personal. 
http://www.qotsa.com/


 


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO






VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es