--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 

05/10/07. Sala La Riviera. Madrid.
Espacio Movistar. Barcelona 12/06/07
crónica y fotos
Benicassim 03
Fotos directo
Barcelona 2003

Biografia
Madrid 22 nov 99
crónica
.
Travis


Travis en el Eutopia 07 - Video - Directo emitido en el programa Evasión / IndyRock - Teleideal
Travis en el Eutopía 07 Festival, fotos y crónicas. Córdoba
 
 
 

12 febrero 2009 Razzmatazz Barcelona
Crónica Gabi Vazquez- IndyRock
Fotos Isabel Flores - IndyRock

En mayo de 1996, cuatro jovencitos de Glasgow  se trasladan a Londres después de haber tocado durante 5 años en Escocia con escasa repercusión. Aceptando lo inevitable se enfocaron en la capital musical del Reino Unido y no tardaron nada en firmar un contrato y grabar su primer disco (good feeling) y enseñando al mundo sus melodías brit pop.
Hoy 13 años mas tarde ya van por el sexto disco de estudio "ode to j smith" y tras un año sin visitas, los escoceses  vuelven a España en una gira que también  los llevara hasta Alemania, Francia y hasta la mismísima Japón. 
Con la sala Razzmatazz  completa Travis sale a escena con una seguridad que impresiona, sonriente, alegres  y una humildad pocas veces vista en bandas de este calibre. No tardan nada en entrar en contacto con el público, de inicio a fin, haciéndonos participes del concierto y no meramente espectadores.
Con riffs contagiosos y muchísima fuerza este ultimo disco si bien mantiene los matices de siempre, como las guitarras infinitas, la belleza de las composiciones profundamente personales pero resistiblemente incluyentes y el protagonismo de la voz  de Fran Healy  (voz y guitarra) que suena  muchísimo más rockero  que de costumbre, hacen cambios maravillosos de los mas lento y tierno posible a lo mas power y aguerrido, logrando sonar frescos, actuales, renovados. Travis logra dar un paso adelante y reavivar su llama interna sin cambiar su esencia  en absoluto.

Si bien el show muestra sus nuevos  hit como -something anything- la cual no tardará mucho en encabezar  los top  ten de las fm y canales musicales, no es hasta que hacen un repaso por su antología cuando el público vibra de emoción. Como en caso de uno de sus himnos "turn"  donde no solo contagian a todos de catarsis sino de una tranquilidad única que solo ellos pueden transmitir, la misma tranquilidad que perdura durante todo el show, la misma tranquilidad que siento al establecer contacto visual con Fran durante 2 segundos,  y la misma que siente todo el publico ya que ellos no dejan de cimentar  contacto en ningún momento, una tranquilidad  que no quita un ambiente burbujeante de emociones, y exaltación y que casi casi es quebrantada cuando tocan canciones como" re ofender" ," closer", "why does it always rain on me", "flowers in the window", sus imprescindibles por así decirlo. Y  así Travis  deja por sentado que son una de las bandas más sublimemente melódicas, emocionales y elegantes de la era moderna.

Entrada la hora y cuarto y habiendo dado un concierto mas que sólido y emotivo, no es hasta los bises  cuando realmente culminan a lo grande haciendo estremecer hasta los mas escépticos, cambiando de roles con dougie payne ( bajo y segunda voz) pasando a la guitarra, Fran healy al bajo, o cantando a capela todos juntos  dando un aire mas intimo y especial en el ambiente, y lo mejor de la noche es cuando Fran decide bajar entre la gente quien forma una pasarela humana improvisada sin perder la tranquilidad que hacia mención anteriormente, para que este se pase entre todos cantando suavecito, y terminar de afianzar esa unión, esa alianza implícita  en el aire, en toda la sala sin que nadie de los allí presentes lo dude.
Y para cerrar se despiden como caballeros, con un apretón de manos a todos los que gustasen de hacerlo, y con la misma sonrisa que al empezar, y una  tranquilidad impresionante, la misma tranquilidad con la que nos vamos  de haber  disfrutado de un show intimo, honesto y mágico por encima de todas las cosas.  Salud.


05/10/07. Sala La Riviera. Madrid.
Fotos y crónica:
Javier Alonso Juliá y Marina Sanz Domínguez / IndyRock
 




Los escoceses Travis, volvieron a Madrid para reencontrase con un público al que la banda adora. Tras varios años de parón, Fran Healy y los suyos han vuelto a los escenarios con un nuevo trabajo bajo el brazo "The Boy With No Name". En estos años su líder ha tenido tiempo para tener un hijo, estar con su familia y viajar, lo que le ha ayudado a volver a escribir nuevos temas para su banda a la que muchos grupos han de darles las gracias por haber existido, como Coldplay o Keane.
La noche se presentaba emotiva y llena de exquisitas canciones, que evocarían tiempos pasados. Pasadas las 22.00 de la noche Los cuatro escoceses salían de entre el público vestidos con batín, bajo el tema de la banda sonora de Rocky, como si un auténtico combate de boxeo fuera a tener lugar sobre el escenario de la Sala la Riviera. Y así fue, los temas se convirtieron en auténticos derechazos que  fueron sacudiendo a todo el público, que salió sin aliento de un concierto estelar y para recordar.
Comenzaron con "Selfish Jean", en la que el público coreó parte del tema junto al grupo, Las cegadoras iluminaron a todo el público para que la banda pudiese ver una sala totalmente repleta.
Fran, bajo un único foco que le iluminaba dio paso al tema "Eyes Wide Open". Continuaron con "U16 Girls", de su primer álbum "Good Feeling" del año 1997, con la que consiguieron poner a cien a toda la sala. Fran (voz, guitarra), Andy Dunlop (guitarra/coros), Dougie Payne (bajo/coros)y Neil Primrose (batería), desplegaron todos los temas estrella de sus cinco álbums hasta la fecha, "Good Feeling", "The Man Who", "The Invisible Band", "12 Memories" y "The Boy With No Name".
"Writing To Reach You", "Love Will come Through" y "As You Are", sacaron lo mejor de sí de todo el público que estaba absolutamente volcado y que coreaba cada una de las canciones que fueron inundando la sala de buena música, aunque el sonido no les acompaño en muchos casos. 
"Pipe Dreams", "The Life Is Line" y "The Beautiful Ocupation" fueron una gran fiesta, que desembocó en uno de los temas estrella de estos cuatro de Glasgow, "Side". Fran acabó saltando desde la batería y Andy de rodillas haciendo un extraordinario solo de guitarra. 
Continuaron con "Driftwood" y "Good Feeeling", en las que el público tomó parte en los estribillos a la batuta de Fran. Llegó el momento de "Closer", uno de los nuevos temas que más éxito está teniendo en todo el mundo.
Los temas que nos condujeron al final de la actuación fueron "Sing", "Battleship", "All I want to do is Rock" y "Turn". Pero la actuación no había llegado a su fin. El público quería más y la banda después de tocar más de una quincena de temas, volvió al escenario, para llevarnos a un final digno de este grupo.
Abrieron el bis con una de las versiones, que en más de una ocasión hemos disfrutado en directo. Fran y Dougie dejaron perplejos a gran parte del público con su cover de "Hit me baby one more time" de Britney Spears, aunque muchos fueron la que la corearon. 
Con todo el grupo sobre el escenario alrededor de Fran, cantaron en tono acústico "Flowers in the Window". "Humpty dumpty love song" dio paso a uno de los temas que Fran escribió en Madrid, durante una gira anterior, "Why does it allways rain on me". Acabó dando las gracias de corazón a todo el público que se había congregado en la sala. Como fin de fiesta se marcaron una versión de "Back in Black" de AC/DC.

Después de más de tres años de silencio, Travis publicó en mayo de 2007 su álbum The Boy With No Name. Es el quinto disco de estudio de la banda escocesa formada por Fran Healy (voz, guitarra, piano), Dougie Payne (bajo, voz), Andy Dunlop (guitarra) y Neil Primrose (batería) y uno de los regresos más esperados de los últimos tiempos. "The Boy With No Name contiene todas las facetas de nuestro estilo y algunas nuevas", dice Fran Healey. "Es un álbum rockero y también dulcemente pop. Después de un tiempo en que nos sentíamos estancados, pensamos que podíamos hacer algo nuevo. Hemos salido de los lugares oscuros y es como si hubiéramos encontrado nuestra inspiración otra vez". 
Durante mucho tiempo, Travis fue contemplada como una banda que enarbolaba himnos emocionalmente comprometidos y ahora vuelve a ofrecer la música con la que triunfaron desde su primer disco en 1997. The Boy With No Name es otro álbum de título críptico (así llamaban Fran Healy y su esposa Nora a su hijo antes de ponerle de nombre Clay) que ofrece las cuidadas melodías y los coros atemporales que caracterizan a la banda de Glasgow y que envuelven canciones agridulces de amor y arrepentimiento. 
Según Fran Healey, Closer, el primer single de The Boy With No Name "es la canción que alimenta el resto del disco". Entre lo más sobresaliente del album se incluye Big Chair, una canción con una incansable línea de bajo, mientras Selfish Jean se basa en las canciones de la Motown y en el sonido Phil Spector. My Eyes está dedicada al hijo de Fran Healey y parece un clásico de Travis y Battleships narra la relación entre dos personas que, aún amándose, no son capaces de mirarse a los ojos. 
Travis pidió ayuda a su antiguo colaborador Nigel Godrich (Radiohead, Beck, Paul McCartney) para que se hiciera cargo de la produción. "Teníamos fe en Nigel pero también le temíamos. Si no le gusta algo, lo dice", afirma Dougie Payne. The Boy With No Name es la continuación de una brillante carrera que comenzó en 1997 con el álbum Good Feeling, para continuar con The Man Who (1999), The Invisible Man (2001) y 12 Memories (2003). Una trayectoria con dos nº1 en Reino Unido en 1999 y 2001 y que ahora se ofrece en directo en cuatro conciertos en España. 

Espacio Movistar. Barcelona 12/06/07
Crónica: Francesca Tur - IndyRock
Fotos: La Skimal. /Isabel Flores - IndyRock

Travis empezaron en los 90. Por entonces decían que bebían de muchos grupos y que les costaría destacar (ni ellos pensaban dedicarse a la música de manera profesional). De eso han pasado muchos años, cinco discos y una lista de conciertos increíble. Ahora Travis tienen un hueco, un estilo peculiar difícil de encasillar, pues son ellos. Han marcado estilo  y son influencia de bandas que triunfan. 
Hojeando su gira uno queda asustado, invaden Europa y conquistan Estados Unidos. En este ir y tocar recalan en Barcelona, en el Espacio Movistar en un día especial, el último concierto del lugar, el Espacio cierra. Hay ganas de verlos en directo, oír sus ya clásicos del brit-pop y escuchar como manejan su nuevo álbum "The boy with no name" (en honor al reciente hijo del cantante Francis Healy). Empiezan puntuales y sonrientes, saludan y envuelven la sala de una atmósfera cálida con melodías bordadas que rozan el acústico subiendo el ritmo y consiguiendo un estilo rockero que nos conquista y que no abandonaran hasta una hora y media después. Empiezan con su último single "Selfish Jean", la gente tararea, levanta las manos y se acumula en las primeras filas. Al acabar se acerca al borde del escenario, tira la toalla y saluda con una especie de español extraño. El aforo está completo se ven jóvenes que los descubrieron hace poco y los fans de siempre que disfrutan sobretodo con temas antiguos como "All I wanna do is Rock". 
"My eyes", el que parece será el himno de su nuevo álbum, sorprende con un juego de luces rojas, un principio que enloquece y endurece al instante, levantando los saltos de un público que hasta ahora sólo movía la cabeza. El estribillo es pegadizo y lo tararean los asistentes con la consecuente reacción de Francis "That is beautiful", dirá al ver que todo el mundo canta sus nuevas canciones. Levantará los brazos y agradecerá la acogida y es que había ganas de Travis. La gente se junta, sube a los hombros y canta cuando nos acerca el micro. Francis desgarra energía, lleva su voz al máximo, interactúa con el público, salta y toca desde el podium de la batería, se mueve de un lado a otro y bebe contento, se les ve felices. La sala gira a una atmósfera azul y lila y nos regala clásicos, "Pipe dreams", "Side" y "Driftwood" que nos demuestran que mantienen esas pinceladas de rock dulce, elegante, limpio y cuidado con destellos románticos (pero nunca pastelazos). "Closer" nos transporta a un acústico en cuanto a sonido pero no en cuanto energía. Los temas acaban con las luces abiertas y con comentarios que consiguen aplausos masivos, ¡no esperábamos tanto".
Cuando el concierto roza la hora suena un timbre fuerte, las luces tercian a rojo, verde y amarillo, se oyen gritos y empieza su gran himno "Sing". Llega la locura, el público tararea y es quien canta el final, ellos aplauden y casi sin pausa empieza un subidon de piano de un Oeoeoe instrumental al más puro estilo campeones. Le da el turno al piano, nos lo introduce como tímido y hace que lo animemos y coreemos. Francis es un showman con estilo y tiene al público en el bolsillo. Nos introduce una nueva canción, y por eso hacen tres principios ficticios para encontrar el ritmo "It's a new song" se excusa y tras un redoble de batería empieza "Battleships". Alargan guitarras y Andy Dunlop, se tira al público tocando la guitarra sobre la gente. Y es que Travis dominan y pueden permitirse estas locuras. 
Tras "Turn" desaparecen pero los vitoreos hacen que reaparezca Francis por el podium de la batería. Llama a la banda "Travis, Travis?"  y aparecen uno tras otro. Se juntan en el centro y sin más instrumentos que la guitarra de Francis a modo coral cantan juntos con un solo micro "Flowers", de dicen que su mejor cd "The Invisible Band". Nos recuerda a los primeros Beatles, se les ve compenetrados y con pasión, son un estilo banda familiar. Se abren las luces y Francis con voz energética pero sentido melancólico nos anuncia que "Is the last show, so. the last song for the last night". Pide ayuda y nos incita a saltar a todos (llama a los de arriba, a los técnicos y al staff del lugar) cuando de la señal. La canción empieza con una luz cenital que lo enfoca y emula que toca el chelo. Acaban rockeros y al hacer la señal la sala parece que se va a venir abajo, nadie quiere que acabe. Sonríen, agradecen y Francis hace volar la guitarra y después el micro. Entramos pensando que Travis nos amenizarían con un concierto tranquilo y suave pero el resultado ha sido todo lo contrario. Caras sudadas, gente que comenta lo genial que han sonado en directo y aplausos que no cesan. El Espacio Movistar acabó como los grandes, con una banda mítica que nos demuestra que los años les sientan de maravilla. 


25 Noviembre 2003 Sala Razzmatazz, Barcelona
Produce/Movistar
Fotos: MarceRock - Indyrock



Travis rompe más de tres años de silencio y edita su nuevo disco en 2007  "The Boy With No Name".. Es el quinto disco de estudio de la banda escocesa y "contiene todas las facetas de nuestro estilo y algunas nuevas", dice Fran Healey. "Es un álbum rockero y también dulcemente pop. Después de un tiempo en que nos sentíamos estancados, pensamos que podíamos hacer algo nuevo. Hemos salido de los lugares oscuros y es como si hubiéramos encontrado nuestra inspiración otra vez". Según Fran Healey, "Closer", el primer single de "The Boy With No Name" es la canción que alimentó el resto del disco. Entre lo más sobresaliente del album se incluye "Big Chair", una canción con una incansable línea de bajo, mientras "Selfish Jean" se basa en las canciones de la Motown y en el sonido Phil Spector. "My Eyes" está dedicada al próximo hijo de Fran Healey y parece un clásico de Travis y "Battleships" narra la relación entre dos personas que, aún amándose, no son capaces de mirarse a los ojos. Travis pidió ayuda a su antiguo colaborador Nigel Godrich (Radiohead, Beck, Paul McCartney) para que se hiciera cargo de la produción. "Teníamos fe en Nigel pero también le temíamos. Si no le gusta algo, lo dice", afirma Dougie Payne.


Educados, disciplinados y con talento
Madrid 22 nov 99 Sala Caracol /organiza Iguapop
Por Rita Robles - Indyrock
.
Llego tarde y me entero en la entrada de que Travis ha sido extremadamente puntual, mucho más que cualquiera de sus colegas ingleses. Comienzan a las 10 en punto y desde el otro lado de la puerta se oyen acordes limpios y claros y una voz masculina potente y bien calibrada. Me zambullo entre la gente y le echo el primer vistazo a esta banda de Glasgow...Imaginaos a Thom Yorke (Radiohead) frente al micrófono, a un mutante mezcla de Bruce Springstein y Ed O´Brien como segundo guitarra y a Graham Coxon de Blur al bajo. Esa es la imagen que dan en escena, pero es que su música recuerda muchísimo al grupo de Oxford....a veces. No se pude negar la presencia de Nigel Godrich (productor del primer y próximo disco de Radiohead) en esas cascadas guitarreras de algunas de sus canciones más rock. Travis tiene voz pero no parece que aún se pueda decir que sea propia. A pesar de ello algunas de sus canciones tienen una dulzura melancólica, un poco enrrabientada, incluso folky a veces.

Es un directo tranquilo y perfectamente conectado. El sonido es compacto, no importa si les escuchas desde atrás o desde el mismo borde del escenario. Me rodean criaturas de 16 años que se saben los estribillos de memoria, hombres calvos e incluso yupies uniformados que olvidan sus attachés junto a su whisky con hielo para poder dar saltitos acompasados cuando reconocen los acordes de las canciones de Travis que en las últimas semanas han estado bombardeando distintas radios españolas.

Fran habla entre canción y canción, rememorando cuándo compuso las canciones y por qué a un público que encantado con el grupo le rie cada ocurrencia con ese marcado acento escocés. Así nos enteramos de cómo de camino a Israel para unas vacaciones que colorearan un poco su pálida piel norteña, aterrizó en Madrid....y llovía, llegó a Israel...y llovía....arrancan con su último single "why does it always rain on me?".

Travis lanza consistentes melodías, armoniosas y todo el mundo parece encantado y no para ni un minuto. El grupo nos da las gracias por ser un público tan "groovie", están gratamente sorprendidos con España dicen, según ellos el mejor concierto de toda su gira europea. No sé por qué no dudo ni por un momento que no sea cierto. Se nota que los están pasando bien, el público responde, su sonido es impecable, se reconoce el talento.

Pero nos dejan antes de que se cumpla una hora de su concierto. Obviamente, esperamos sabiendo que saldrán de nuevo. Lo bueno siempre sabe a poco. Fran sale sólo con su guitarra, nos da las gracias de nuevo y nos explica que la siguiente canción la escribió cuando tenía 19 años e iba a cumplir 20, "i am 26 now, you know? My back aches...". Es increíble cómo este diminuto chico con sólo su voz y la guitarra puede llenar toda la sala con un relato sobre la sensación de estar encerrado en la misma "jaula" desde los 13 años.

Durante todo el concierto la gente les grita una y otra vez : "One More Time!!!". No teniendo experiencia en otros conciertos de Travis, me supongo que debe ser alguna de las canciones del repertorio que siempre por una razón u otra los fans suelen pedir. Y supongo que ésta debe ser la suya. Pero me quedo algo anonadada cuando escucho los acordes de la hiperconocida canción que la niñata de moda importada de los USA ha hecho tan popular en radio fórmulas. Es el single de Britney Spears!!. Fran es totalmente sincero al presentarla "this is a song that we won´t be playing anymore. At the beginning it was funny. It´s about obssesion", nos explica, mientras que el público guarda un increíble silencio, que la escucharon mientras estaban de gira en la radio. La radio es poderosa, increíble, sólo son vibraciones en el aire (y mueve las manos en pequeñas olas hacia nosotros) , pero es la vida para un grupo de música.
Qué le habrán hecho a este chico, tan desesperado por encontrar y mantener el amor?
Apenas una hora y quince minutos de concierto, cierran con un estribillo perfecto para la ocasión y que nos dedican tiernamente: "i´m happy, cause you´re so happy".
Educados, disciplinados y con talento. Una buena banda. 
Nos desean feliz año nuevo, "have fun, be reasonable and sad, because sometimes is good to feel that way".
Al salir de la sala una pareja de ingleses se pegan a mis talones y les escucho comentar lo "cheap" que son, cuánto se parecen a ciertas bandas británicas y "how crap" esa última canción ("Happy") es. Por qué será que los británicos no pueden soportar a sus propias bandas, no disfrutan con sus conciertos, se arrinconan en las esquinas?. A veces pienso que no es cierto que sean uno de los públicos más exigentes de Europa, si no que simplemente, no saben bailar!! No saben dejarse llevar!! No saben sacarle jugo a la vida!!. Que viva Escocia!!



Biografia
Junto con Cast, Ocean Colour Scene, Embrace y Oasis, Travis han sido una de las bandas más importantes del britpop en la segunda mitad de los noventa. Su seña de identidad siempre han sido las canciones sencillas y emotivas en la vena de los mejores grupos ingleses clásicos de los 60 y con el derroche de inspiración de los mejores Oasis.
Travis se formaron en Glasgow en 1990, aunque por aquel entonces se hacían llamar Glass Onion, en clara alusión a los Beatles, uno de sus grupos favoritos. En 1994 ya habían cambiado de nombre y reunido la que sería su formación definitiva, con Andy Gunlop en la guitarra, Neil Primrose en la batería, Douglas Payne en el bajo y su líder Fran Healy en labores de compositor y cantante. En 1997 editaron su debut y se convirtieron en la banda favorita de Noel Gallagher, así como en uno de los jóvenes talentos más prometedores del pop británico.

Con su segundo álbum la tierra tembló. Editado en 1999, "The Man Who" era un disco más lento y oscuro pero no tuvo problemas en obtener todo tipo de galardones como el mejor disco del año por la prestigiosa revista Select o dos Brit Awards, al Mejor Disco y al Mejor Grupo respectivamente. Singles como "Writing To Reach You" "Driftwood" y "Turn" alcnazaron con facilidad el Top 20 británico y "Why Does It Always Rain On Me" se convirtió en la canción del verano, además de llegar al tan ansiado nº 1.

En 2001 Travis volvió a Los Angeles para reunirse con el productor Nigel Godrich en el estudio Ocean Way, donde habían comenzado a trabajar en su tercer álbum en octubre de 2000. El viernes 23 de marzo de 2001, Godrich acabaría las mezclas finales y la masterización. "The Invisible Band" estaba acabado. El primer senzillo fue Sing, que abrió definitivamente la frontera de su música.
En 2003 sale el  álbum 12 Memories, tras accidentes, crisis... El primer sencillo Re-Offender. (info:Iguapop)



Travis ha estado a punto de no grabar su cuarto álbum. El verano pasado, el batería Neil Primrose se zambulló en la piscina de un hotel en Francia, se golpeó con la cabeza en el fondo y se rompió tres huesos del cuello. El médico estaba convencido de que nunca volvería a caminar. Fran Healy, Andy Dunlop y Dougie Payne quedaron desconsolados; su mejor amigo podía quedar confinado a una silla de ruedas. 
Sin embargo, a las tres semanas del accidente, Neil se sentaba ya frente a su batería de 10 a 15 minutos diarios. Mientras Neil se recuperaba poco a poco, la banda se vio obligada a tomarse seis meses de descanso forzoso: sus primeras verdaderas vacaciones desde 1999, cuando The Man Who elevó a este grupo de colegas de Glasgow a lo más alto como pioneros de himnos emocionalmente sofisticados. Estaban más cansados de lo que pensaban. También habían perdido un poco el rumbo; tras las inesperadas proporciones del éxito de The Man Who, volvieron directos al estudio para grabar The Invisible Band, un magnífico álbum, aunque la banda se percató de que no se estaban arriesgando lo suficiente.
Travis volvió a reunirse a finales del año pasado para empezar a trabajar en 12 Memories. Montaron un estudio improvisado en Mull con la única esperanza de que Neil volviera a tocar la batería. Después de dos semanas, tenían ya nueve temas nuevos. 'Fue como volver a enamorarse', asegura Dougie, riendo. 'Mull fue un lugar reparador. Esta vez no hubo ningún tipo de tensiones.' 
 Tras haber trabajado junto al venerado productor Nigel Godrich tanto en The Man Who como en The Invisible Band, Travis resolvió apañárselas solos. Decidieron deliberadamente no preocuparse por nada: ni por el éxito, por ser cool, por nada. Franny quiso alejarse de los temas la-la-la que tan bien se le dan para centrarse en los tiempos en los que vivimos. 'En el pasado, Nora, mi novia, me inspiró muchos temas de amor y flirteo. Pero ya somos más sólidos, sentí que podía avanzar. El 11 de septiembre marcó el comienzo de algo. Sigue sin interesarme la política, pero ahora soy consciente de lo frágil que es el mundo.'

Fran Healy (Travis), en solitario en febrero en directo en Madrid y Barcelona
17 de Febrero 2011 Ramdall – Madrid
18 de Febrero 2011  BeCool - Barcelona

El cantante y compositor de Travis, se lanza en solitario con nuevo disco y una inminente gira que pasará por dos ciudades españolas. Podremos comprobar que Fran Healy sigue siendo una de las mejores voces masculinas del pop británico, si no la mejor. Tienes una cita con él el 17 de febrero en la sala Ramdall de Madrid y el 18 de Febrero en la sala BeCool de Barcelona. No vas a tener oportunidad de verlo tan de cerca como en esta primera gira en solitario, en la que ha escogido aforos reducidos para estar muy cerca de sus fans. 
Las entradas para estos conciertos ya se pueden adquirir por Internet en www.doctormusic.com y www.ticketmaster.es, también en Fnac, Carrefour y demás puntos de la red Ticketmaster, y por teléfono en el 902 15 00 25. Os recordamos que estos son los únicos canales de venta autorizados. La organización no se hace responsable de la autenticidad de las entradas adquiridas en puntos de venta no oficiales y se denegará el acceso al recinto a todas aquellas personas que posean entradas que no hayan sido adquiridas en la red oficial. El precio de las entradas es de 22 Euros (gastos de distribución no incluidos).
Cuando eres el vocalista de una banda, la gente tiende a preguntar cuándo te lanzarás a hacer algo en solitario. No fue hasta el año pasado cuando despertaron en Fran Healy las ganas de hacer un disco en solitario. “Ser miembro de Travis es lo que he hecho siempre, desde que era un crío. Necesitaba un descanso, tomarme un respiro artístico”, comenta. Y el tiempo ha demostrado que ha valido la pena. Su trabajo, “Wreckorder”,  contiene el nuevo camino creativo que ha tomado el cantante y compositor de la banda escocesa Travis.
Healy se propuso componer una serie de grabaciones de aire íntimo, capturando así la  esencia que muchas veces se pierde entre la composición de un tema y su grabación en un estudio. El resultado queda reflejado en temas como “Anything” o “Buttercups”, primer single del disco, que denotan madurez con una visión más personal y singular de Healy. Dicho de manera simple, “Wreckorder” es diferente a todo lo que el artista había hecho hasta ahora.
Fueron precisamente unas vacaciones las que catalizaron el proceso y la creación del nuevo material y nuevos temas para este debut en solitario. En 2009, Healy empezó a grabar en Berlín con el laureado productor Emery Dobyns. El artista creó el álbum tocando él mismo todos los instrumentos excepto uno, el bajo. Al mando del bajo, Healy contó,  entre otros, con la colaboración de nada más y nada menos que Paul McCartney.
La oda a la vida de “Wreckorder” encaja de forma ideal con la voz y buque insignia del escocés. Las relaciones humanas siguen siendo su fuente de inspiración. Tal como él lo describe, “son canciones escritas por alguien que se siente cómodo en su piel”. El nuevo álbum muestra a un Fran Healy que disfruta con esta nueva etapa, inmensamente creativa, de su vida. Si te gustaba Travis, apunta estas fechas en tu agenda, porque esta gira de Healy en solitario es imprescindible. ¡No puedes faltar!
www.franhealy.com



www.TravisOnline.com (oficial)


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO






VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es