--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS


Biografia
6-03-05 Palacio Deportes, Granada
Cronica y fotos Madrid 2002
16/06/07 Stadio Pallacorda-Foro Itálico.- Roma (Italia)
15 de junio del 2000
Bilbao
PREGUNTAS QUÍMICAS, RESPUESTAS QUÍMICAS, GIROS QUÍMICOS Y LOS CHEMICAL YA.
.

Chemical Brothers
Video:  concierto en Granada, Palacio de los Deportes - 6-03-05

Video.- Bloque emitido en el programa Evasión de Teleideal / IndyRock - Imágenes: Jacinto Ríos

AVISO: Este video tiene Copyright. Por favor, no nos copies el video. Es la única forma de que podamos seguir haciéndolos. Si lo pirateas tendremos que acabar no poniendo videos. Si quieres utilizarlo escribenos - mail
30-11-07 Barcelona Espacio Movistar
por Isabel Montero - IndyRock
Fotos Dunia Ibrahim - IndyRock

 
 




 
El viernes 30 de noviembre tuvo lugar en Barcelona la esperada actuación de los Chemical Brothers, que agotaron las localidades reuniendo a 2000 personas en el Espacio Movistar, para dar a conocer en directo su último trabajo  "We Are The Night", donde podemos encontrar sonidos de otros discos procesados en un perfecto reciclaje.

Un público variopinto ataviado con zapatillas de deporte, escuchaba al pincha discos telonero DJ James Holroyd, a.k.a. Boggy, esperando ansiosamente la aparición de los hermanos químicos sobre el escenario. Así fue a eso de las 22:30, comenzando sumidos en la oscuridad y con cierto misticismo, se pusieron a los platos en un impresionante escenario ocupado por mezcadores y sintetizadores, que se descubrieron no mucho más tarde, bajo los juegos de luz, pantallas proyectadas y cañones lumínicos.

Dándole una fuerza tremenda al directo, Tom Rowlands y Ed Simons pincharon nuevos y viejos temas, en los que la gente vibraba según los golpes de los bajos, creciendo y encogiendo al ritmo de big beat inventado por los Chemical Brothers. "The  Salmon Dance" tan distinto de "Do it Again" junto con "Get Yourself High" y "Galvanize", fueron muestras de lo que han hecho estos chicos en su tiempo libre, desde su último trabajo.

Como no, en dos horas de música dio tiempo para bailar a ritmo de "Hey Boy, Hey Girl", siendo detonante de la explosión del público enloquecido y más que caliente a esas alturas de la noche.

Pudimos comprobar que la madurez de estos chicos británicos, nos ha aportado más preocupación por el púbico, participando y animando al baile, y unas actuaciones más dinámicas, con el movimiento a distintos puntos del escenario de Ed Simons.


THE CHEMICAL BROTHERS "Exit Planet Dust" (95) fue su fulgurante despegue, que espolvoreó de beats y bleeps el planeta indie y llevó las raves a los rock-clubs. Electrones libres y científicos pioneros, The Chemical Brothers fueron incorporando a su química átomos de psicodelia, pop, folk, rock'n'roll y partículas aceleradas de hip hop, techno, y acid-house. Cristalizaron las fantasías de la generación X y concibieron un caleidoscopio musical perfectamente identificable a pesar de su complejidad posmoderna. Hicieron volar por los aires las fronteras que separaban el rock del house, el buen gusto del mal gusto, y enchufaron de forma definitiva la música electrónica a la masa. Camaleónicos y ambiciosos, salpicaron sus discos de colaboraciones estelares (los hermanos Gallagher, Hope Sandoval, New Order, Bloc Party, The Magic Numbers...). Ahora, en pleno renacer del espíritu rave que tanto ha alimentado sus investigaciones, vuelven con doble dosis de electro graso, estridencias moduladas y esqueletos rítmicos para su sexto elepé "We Are The Night" (07). 
16/06/07 Stadio Pallacorda-Foro Itálico.- Roma (Italia)
Por Roberto Zoffoli/Fátima Carmena


En un escenario realmente único, inmerso en el verde ambiente del Foro Itálico, los Chemical Brothers se exhibieron más o menos dos horas en un concierto que sus 5.000 fans romanos no olvidaran fácilmente. 
Delante de la majestuosa presencia de las espléndidas estatuas del Stadio Della Pallacorda, los dos londinenses abrieron el concierto con "No path to follow" de su último disco We are the nigth.
Durante la primera parte del concierto, los Chemical propusieron lo mejor de su repertorio con por supuesto "Galvanize" y "Hey boy, hey girl" pasando por su último single "Do it again". El público, de lo más entusiasta, se dejó llevar al ritmo de su música, bailando también en las gradas del Estadio entre los miles juegos de luces que invadían la platea.
La segunda parte del concierto se abrió con "Believe", otro de sus grandes éxitos. Después los Chemical se exhibieron tocando gran parte de su último álbum proponiendo temas como el explosivo "We are the nigth", "All rigth reserved" y "Saturate".
Todo el conjunto estuvo rodeado de extraordinarias animaciones gráficas proyectadas en la enorme pantalla a la espalda de los múltiples equipos de los ingleses. 
El público se dejó capturar de las imágenes que iban desde las gotas de colores que explotaban a mariposas entrelazadas con perfiles y figuras humanas de la mejor creación de animación gráfica, ojos luminosos y fotogramas de Londres, todo al ritmo de la música-
Seguramente un gran concierto de música electrónica del que creemos haya hecho bailar hasta a las estatuas del Foro Itálico
desencanto
Bilbao- La Casilla 
Por Luis Benito / Fotos: Carlos Sánchez 
15 de junio del 2000. 22:20 horas. Bilbao. Pabellón de La Casilla, un lugar que no está dentro del "circuito" de salas de conciertos de Euskadi, el dúo electrónico más importante del momento ha levantado una gran expectación. Un mínimo de 5.000 personas en La Casilla. 23:57 horas. Los hermanos químicos comenzaron su directo con la archiconocida "Hey boy Hey girl". El público estaba por la labor, por estos lares no se prodigan actuaciones como estas, pero no tengo claro si los británicos lo estaban del todo. Me imagino que tras las actuaciones seguidas en Valencia y Zaragoza Ed y Tom estaban con la gasolina justa. Ni los temas elegidos, o el orden de los mismos, ni las transiciones entre éstos, fueron la mejor elección. Los largos espacios de tiempo entre unos y otros, cortaron la energía del público, que, no sé porqué, va con la intención de botar continuamente. Y hay sí que defiendo a los Chemical Brothers, su música, cada vez más, no es sólo breakbeat y trallazos electrónicos, es también pop con temas más ligeros y tranquilos, como "The sunshine underground". Aunque, si el público quiere caña todo el rato igual hay que dársela, o no?
A lo largo de la hora y media pudimos escuchar, con una maganífica sonorización, temas de sus tres discos, lo cual siempre se agradece. Grandes canciones como son "Block rockin´ beats", "Music:Response", "Out of control", el primer tema de Exit planet dust; "Brothers gonna work it out" y otras conformaron un cocktel muy variado, aunque irregular. A esta mezcla hay que añadir el calor que, acumulado dentro del pabellón, llegó a convertirse en insoportable. El pabellón se quedó pequeño y aquello fue como estar dentro de una lata de sardinas. ¿Tal vez en el Guggenheim como con Smashing Pumpkins?. En Benicassim 97 los Chemical se comieron al resto de grupos, su directo fue la releche, la gran bomba. Puede ser que en Benicassim se encuentren como en casa y consigan dar lo mejor de sí mismos. Puede ser. Algo falló en Bilbao. Los Chemical finalizaron con una de las joyas de su repertorio, y casi siempre utilizada como cierre, "The private psychedelic reel" (del álbum Dig your own hole). 
A pesar de todo, siguen siendo grandes.

Biografia
Tom Rowlands y Ed Simons se conocieron en 1989 en la Universidad de Manchester, donde los dos estudiaban la carrera de Historia. Ed nació al sur de Londres en 1970. Sus gustos musicales se fueron formando poco a poco a fuerza de visitar la discoteca Mud cuando sólo tenía 14 años. Allí se pasaba el tiempo escuchando hip hop y las primeras muestras de estilo "groove" que pinchaban los dos DJs del local en cuanto se presentaba la ocasión, todo ello acompañado por la música de los otros dos grupos que estaban de moda en aquella época, The Smiths y New Order. Tom nació en 1971, creció en la localidad de Henley-Upon-Thames, y musicalmente fue evolucionando en sus gustos de forma progresiva a lo largo de los años 80, pasando desde grupos como Two Tone a la música electrónica más impactante, a cargo de Kraftwerk y Heaven 17, todo ello antes de empezar a interesarse por las bandas más representativas de la década, entre ellas Jesus & Mary Chain, My Bloody Valentine y Public Enemy. Tom y Ed se fueron a vivir a Manchester cuando la música que se hacía en aquella ciudad era la más escuchada en todo el país. Durante su etapa en la universidad se sintieron inspirados por varios grupos distintos, especialmente por Chaucer y Most Excellent. Tom colaboró durante algún tiempo con el grupo Ariel, que firmó un contrato con el sello Deconstruction, y cuyo logro más importante fue permitir que Tom y Ed realizaran sus primeras remezclas con el tema "T Baby", un disco que fue testigo de la desaparición de un grupo y de la creación de otro nuevo. 
A principios de los 90, Tom y Ed empezaron a trabajar como disc-jockeys, utilizando como nombre artístico The Dust Brother, que tomaron prestado (aunque en aquel momento no eran conscientes de ello), de los productores norteamericanos del álbum clásico (y considerado "perdido") de los Beastie Boys' "Paul's Boutique". El primer local de la ciudad donde actuaron fue la sala Naked Under Leather, un club nocturno situado debajo de un mugriento pub de Manchester. Ya en aquella época, su estilo resultaba suficientemente original como para animarles a grabar (en la habitación de Tom) una cinta con varios temas más, entre otras razones porque necesitaban ampliar un repertorio que se les empezaba a quedar pequeño. La grabación, que ellos mismos se financiaron, se tituló "Song To The Siren", un álbum de vinilo que, a pesar de haber sido grabado en 1992, aún suena como si lo hubieran grabado un grupo de alienígenas que hubieran aterrizado en el edificio de Eastern Bloc Records en Manchester. Tras una nueva actuación como disc-jockeys en la sala Naked Under Leather, Andrew Weatherall se fijó en el grupo y le ofreció un contrato con el sello Junior Boy's Own, remezclando aquel tema como Sabres Of Paradise.
Cuando se publicó en la primavera de 1994 el segundo single de The Dust Brothers, el EP "14th Century Sky", y más concretamente, su tema principal, "Chemical Beats", rompió totalmente los esquemas que tenían miles de personas acerca de la música dance. Con una mezcla entre el estilo acelerado del acid house, y el impacto rítmico del punk rock, el disco empujó rápidamente a Tom y Ed desde el ambiente relativamente desconocido de los DJs que actuaban en salas más bien pequeñas a convertirse en uno de los nombres más solicitados por los grupos de moda a la hora de realizar sus remixes. En tan sólo seis meses remezclaron canciones de Primal Scream, The Charlatans, Saint Etienne, The Prodigy y Manic Street Preachers, creándose un currículum musical en el que aparecían los nombre de los nombres más importantes del rock de mediados de los 90. Durante aquel verano grabaron su primer álbum y actuaron como DJs todos los domingos por la noche, durante 14 semanas consecutivas, en el sótano de otro pub, situado esta vez en la zona central de Londres. 
"Exit Planet Dust", debut álbum con el que pasaban definitivamente a llamarse The Chemical Brothers, se convirtió en el punto de inflexión entre la cultura dance y el mundo del rock and roll. Cuando escuchamos ahora aquel álbum nos damos cuenta de que se trataba del complemento ideal para el primer tema de Oasis, "Definitely Maybe", y del punto de encuentro entre la cultura del éxtasis, y la energía de las pistas de baile, un movimiento musical que se acababa de redefinir pensando en los chicos que crecieron escuchando a toda clase de grupos, desde los Beatles a los Sex Pistols. Pasando por Public Enemy o Hardfloor. Desde el tema con el que se iniciaba el disco, "Leave Home", a la balada de estilo hiperespacial "Alive: Alone" (su primera colaboración con Beth Orton), "Exit..." ofrecía el equilibrio ideal entre los discos de baile y los que se disfrutan en la intimidad utilizando unos auriculares. Aquel álbum marcó el inicio de un nuevo estilo que a partir de entonces se conocería con el nombre de "Big Beat". En tan sólo un año, Tom y Ed no sólo habían redefinido su propio estilo, también habían aprovechado al máximo su talento creativo hasta tal punto que resultaba imposible encasillarles en un estilo concreto. Al mismo tiempo, consiguieron un auténtico sobresaliente en sus actuaciones en directo, pasando de actuar en pequeños locales a convertirse en teloneros de grupos como Underworld y The Prodigy antes de destacar como estrellas absolutas de sus propios conciertos.. 
A principios de 1997, The Chemical Brothers dieron por terminado su trabajo en el segundo álbum del grupo, "Dig Your Own Hole". Precedido por "Block Rockin' Beats", su segundo número 1, un tema apoyado por el excelente sonido del bajo y un estribillo tan sencillo que se convirtió en la estrella absoluta de las discotecas de todo el mundo, también el álbum alcanzó el número 1 de las listas inglesas, disfrutando de una acogida excelente por todos los medios de comunicación, por crítica y público. Aquel álbum sirvió para que el grupo diera un nuevo paso adelante en su carrera, con una mezcla de música de baile y una marcada presencia de un tecno rebosante de estilo que destacaba como un espectacular paso hacia el futuro, sobre todo en temas como "The Private Psychedelic Reel". El éxito de "Dig Your Own Hole" convirtió a The Chemical Brothers en el grupo más importante del momento, tanto en Inglaterra como en el resto del mundo. El álbum permitió a Tom y Ed contar con una mayor número de invitados en el estudio, entre ellos el propio Noel y también Beth Orton, que volvió a colaborar de esa forma con el grupo en el tema "Where Do I Begin". También contaron con la presencia de Jonathon Donahue, que participó en la canción que ponía el punto final al álbum, "The Private Psychedelic Reel". Desde entonces, el CD ha sido disco de platino en Inglaterra y, apoyado por una una extensa gira, ha conseguido vender más de un millón de copias en Estados Unidos, lo que les llevó a obtener, gracias a "Block Rockin' Beats", el premio al Mejor Instrumental Rock en la ceremonia de los American Grammy Awards. En el verano de 1997, The Chemical Brothers ofrecieron su primer macro-concierto en Inglaterra ante un público formado por varias decenas de miles de espectadores en el famoso festival de Glastonbury. 
Después de pasar gran parte de 1998 lejos de la actualidad musical, The Chemical Brothers recuperaron la popularidad con "Hey Boy, Hey Girl". El single, publicado en la primavera de 1999, se convirtió en el lanzamiento de mayor éxito del grupo. Por el día se escuchaba en las principales emisoras de radio, y por las noches sonaba en todas las discotecas del país. Aquel auténtico récord aumentó aún más coincidiendo con la visita de Tom y Ed a Sheffield en 1998. Desde entonces, la frase que solían pronunciar en cada una de sus actuaciones ("Superstar DJs, here we go.") se ha convertido en una de las expresiones más populares entre los disc-jockeys de cualquier discoteca del país a lo largo de los últimos dos años. El álbum en el que estaba incluido aquel tema, "Surrender", incluía una lista impresionante de colaboradores y artistas invitados, entre ellos Noel Gallagher, Jonathan Donahue, Hope Sandoval, del grupo Mazzy Star, el legendario Bernard Sumner, de Manic, y Bobby Gillespie, de Primal Scream. El resultado fue una mezcla especialmente brillante de funk estilo máquina acompañado de toques de música electrónica. Cada artista invitado participó con su propio y personal estilo, que se mezclaba con el sello personal de Tom y Ed para formar una auténtica obra de arte de estilo psicodélico.
"Surrender" trajo consigo para The Chemical Brothers otra enorme gira mundial, que esta vez se inició en Latinoamérica y en la que también incluyeron una serie de actuaciones en distintos locales británicos. El tour alcanzó su momento más espectacular en el estadio Red Rocks de Colorado (Estados Unidos), en el que actuaron junto a uno de los grandes admiradores del grupo, Fatboy Slim. Los dos conciertos consiguieron un lleno absoluto, con más de 10.000 jóvenes norteamericanos entusiasmados ante lo que estaban viendo y escuchando. Tras el lanzamiento de los dos siguientes singles, "Let Forever Be" (con la colaboración de Gallagher) y el tema compuesto por Sumner/Gillespie "Out Of Control", 1999 se despidió con la publicación del remix de "Swastika Eyes", el éxito de Primal Scream, a cargo de Tom y Ed. Esta vez, tomaron el estilo característico disco-punk que ofrecían los primeros trabajos de New Order y le añadieron un toque que parecía sacado de una producción de Giorgio Moroder con toques de estilo trance, lo cual resultaba perfecto para la fiesta de celebración del nuevo milenio que ofrecieron en la sala Gatecrasher, ante más de 20.000 espectadores, en la ciudad de Sheffield. 
"Come With Us", que se publicará en enero de 2002, se muestra más que nunca como una verdadera declaración de intenciones, como un reto que el grupo lanza a todos los que están recorriendo el camino que iniciaron ellos mismos. Esta vez han confiado menos en las colaboraciones y en la presencia de otros artistas invitados y se han fijado más en una música de corte psicodélico y realmente cinematográfica. El primer single, "Star Guitar" destaca como un auténtico himno balear de corte modernista que sigue los pasos de temas como "Sueno Latino" o el éxito de TC1992 "Funky Guitar", con unos luminosos acordes de guitarra evolucionando alrededor de un ritmo de lo más insistente. Más adelante, "Pioneer Skies" nos sorprende con su visión del sonido de la música británica de los años 60 examinado desde el punto de vista del siglo XXI. El resultado es una mezcla entre las canciones de Pete Townshend y de Keith Moon, enfundadas en el traje espacial que podría lucir perfectamente Jason Pierce. Posteriormente, "Denmark" nos ofrece un ritmo disco de lo más intenso, mientras que "Hoops" incluye una buena colección de ritmos de la Costa Oeste norteamericana, con ritmos electrónicos y sonido de guitarra. Sin duda, se trataría del disco ideal de pop si los I-Macs y las consolas X-Box fueran las grandes estrellas de las listas de éxitos. El álbum alcanza su mejor momento con "The Test", un tema en el que Richard Ashcroft nos ofrece una visión muy crítica acerca de los ruidos y los sonidos atronadores que se transforman en la letra y la música de esa clase de seres humanos que parecen estar poseídos. 
En ciertos momentos, "Come With Us" nos ofrece un sonido que recuerda al llamado "folk psicodélico"; en otros instantes, en cambio, se transforma en el álbum más futurista que hemos escuchado nunca, una especie de mundo nuevo cargado de optimismo al que podemos dar la vuelta utilizando tan sólo una hora de música. Se trata del trabajo más sólido y consistente de The Chemical Brothers hasta la fecha. Esta vez se han atrevido a ir más lejos que nunca, solos en el espacio, destacando de forma especial entre la multitud. (info remitida por Iguapop)

PREGUNTAS QUÍMICAS, RESPUESTAS QUÍMICAS, GIROS QUÍMICOS Y LOS CHEMICAL YA.

¿Cómo es ahora?

a.   El nuevo álbum de Chemical Brothers "Push The Button", es, como debería de ser, igual que todos sus discos, y totalmente diferente. Es una continuación de su primer álbum, y continuación de su último álbum, y una continuación a los trabajos entre medias. Uno o dos de sus álbumes anteriores también son una continuación a este.
b.   Igual, porque son los Chemical Brothers, y hacen lo que siempre han hecho, construir ritmos que se convierten en sonidos dirigentes y que batallan con ruidos que se apilan a partir de cómo imaginan que es la historia del pop, lo que creen que es el pop, algo que se puede bailar, algo que te encuentras en el camino, algo que sucede de forma abrupta, algo que pasa por sí solo, algo que te lleva hacia el futuro. Igual, porque esto es lo que hacen, agarrar ruidos, romper todos los ritmos, invitar a cantantes a añadir lenguaje y fusionar actitudes, emocionarse mucho por cómo la música puede hacer girar el mundo, rápido, más rápido, lo más rápido, con un poco de lentitud, un toque de dulzura, un empuje de contemplación, un festín de efectos.
c.       Diferente, porque los Brothers no son lo que eran, no están donde estaban, no son quienes eran, quienes pensábamos que eran, quienes ellos pensaban que eran. Diferente, porque quieren recopilar tiempo, ritmos, palabras, argot, compás, la voz no es como lo hicieron la última vez, o la vez anterior, o la vez anterior a esa, hacer concesiones al hecho de que todavía les gusta lo ruidoso, y todavía les gusta duro, y todavía les gusta que chirríe, y todavía quieren localizar un sitio en el que sueño y realidad se encuentren en el resbaladizo y deslizante centro del sonido. 
d.   Es lo que hacen, idear temas, y canciones, e instrumentaciones que les gustaría tener para utilizar como DJ, sonidos que suenan como los sonidos que les gustaría deslizar entre algo realmente original y algo que simplemente es divertido, entre algo inspirador y algo que, en muchos sentidos, es simplemente loco. Es lo que hacen, empezar un álbum con una advertencia,  luego una amenaza, luego una promesa, y luego llegan a alguna parte, y lo retoman a partir de ahí.
e.   El modo en la que se va creando este tema, o ese tema, con un título como Galvanize, o The Big Jump, o Shake Break Bounce es supremo, perfectamente hecho e imposible imaginar hacerlo mejor. 
f.    Los Chemical Brothers siempre pensaron por ellos mismos.
 

¿Cómo era al principio?

a.    Hubo historia. 
b.      Teníamos a Public Enemy, Cabaret Voltaire, My Bloody Valentine, Renegade Soundwave, que estaban haciendo grandes sonidos por todo el universo, haciendo pedazos el barrio del espacio, pasándoselo en grande. Y también estaban Bob Dylan, los Smiths, los Cocteau Twins, en algún sitio entre sonido y palabra, cayendo suavemente y conduciéndose por el lado seguro de una canción. 
 c.    2005. "Push the Button" es igual y diferente porque es presuntuoso, pega en el cerebro y rebosa felicidad, igual y diferente porque lo editan y brindan un par de personajes que siempre han creído en la misma cosa, cuando eran adolescentes idiotas o siendo idiotas estrellas del pop. Los Brothers creen en el poder de la música para cambiar de estado de ánimo a voluntad.
d.    1988. Había una vez dos estudiantes que no eran de Manchester pero que estaban en Manchester, asistiendo al mismo curso de historia medieval en la Universidad de Manchester. Ahí estaba la música que escuchaban cuando eran pequeños, que sabemos a ciencia cierta que incluía a Kraftwerk, y muy posiblemente a Blue Oyster Cult.
e.    Tom Rowlands y Ed Simons, que no eran hermanos (brothers) pero que eran los dos del sexo masculino, encontraron el amor el uno por el otro en algún punto común dentro del amor que ambos tenían por la música. A Ed, nacido en 1970, le encantaban los aviones y los musicales de pequeño, y más tarde le empezó a gustar New Order. A Tom, nacido en 1971, de pequeño le gustaban las gaitas, y luego le empezaron a gustar Heaven 17. 
f.        Procedentes del sur de Londres y de Kingston-Upon-Times se fueron al norte para estudiar, en parte por la escena musical de Manchester. Se encontraron a sí mismos en la Universidad, viajando hacia atrás al Siglo XII, a una época en la que Manchester era la capital musical del mundo - estaba justo en el medio de un renacimiento, junto a Detroit, San Francisco, Berlín, Nueva York, Liverpool, Chicago, Nashville, Sheffield, a su alrededor caían cascadas de ritmos y mentes, historia y largas noches, grooves y compases, sueños y anfetaminas. 
g.       Mira - estaba el club Hacienda de Manchester, que era un club nocturno situado en el Manchester que era todo una idea, un Manchester que estaba en algún punto entre los Sex Pistols en el Lesser Free Trade Hall 1976 donde empezó la escena y el Chicago Warehouse donde la escena se cuadruplicó, un Manchester que se convirtió en el alma central, profunda y rápida, para todo esa fusión y que emanaba felicidad y ritmo, house, disco, Italia, rare-groove jazz, northern-soul, hip-hop, y la música dance alternativa de cualquiera que simplemente atravesase la puerta.
h.   2005. "Push The Button" es igual y diferente porque los clubs de la ciudad de Manchester todavía siguen dando vida a los sonidos de baile del pasado y del futuro, todavía queda esa sensación que tiene un DJ de que si pasa esto, intentemos esto otro luego, todavía hay confianza de que el éxito consigue que lo que se haga funcione, porque es igual, pero diferente, todavía hay ganas de hacer música, aunque el público espere la revolución cuando a veces todo lo que quieres es programar saliéndote de cualesquiera que sean los jams.
i.    1989. Tom y Ed, unidos por Manchester, estudiando historia en el lugar donde pasaban cosas, porque se mezclaban todo tipo de cosas en medio de donde daba la casualidad que estaban ellos, buscaban a DJs como Mike Pickering y Paul Oakenfold. Escuchaba a los DJs que traían música a la capital del mundo desde allá lejos, de allí fuera, de algún sitio, traían una música que tenía la energía europea, la energía americana, una energía extraña, y ellos veían como eso transformaba el ambiente mancuniano (de Manchester).
j.    Podían bailar en los prados a las cuatro de la mañana al son de una música que era punk, dub, africana, cantada, trance, aplastada, aplastante, psicótica y psicodélica todo a la vez, en el mismo sitio, y, vieron que lo radical podía tener sentido para las masas siempre que se envolviese con ritmo, el ritmo que podía ser seguro y reconfortante, cálido y amistoso, incluso cuando el ruido dentro y fuera te arrancaba la tapa de los sesos.
k.   2005. "Push The Button" suena igual pero diferente porque puedes oír este tema, o aquel tema, Hold Tight London, o Come Inside, que van entrando a través del aire frío de la noche cuando todo se acaba, excepto por lo que sucede después, y los Brothers utilizan ritmo y tristeza igual que utilizan ritmo y felicidad, para ponerte contento, y ponerte triste, y hacer estallar tu cerebro.
l.    1990. Fue ese momento en la historia en el que no tienes porqué estar en un grupo para hacer la música que quieres hacer, o para ser un DJ como algún retrasado de la radio. Ed y Tom formaron una especie de grupo, una asociación con interés por una mezcla intensa de sonidos y ruidos que querían que escuchase el resto del mundo. Este grupo estaba tan influenciado por el DJ del club Hacienda pinchando discos como por los discos que hacía Cabaret Voltaire. 
m.  2005. "Push The Button" es igual pero diferente, porque después de todo ese éxito, después de toda esa invención y descubrimiento, después de todas las acusaciones y sospechas, tras la consternación purista de que la banda - o banda de ficción disfrazada como algo real - se había vendido a lo fácil para tener un mayor éxito, todavía hay un sonido, atado al sonido contrario, que te hace pensar en cómo Cabaret Voltaire, mezclado con The Pop Group, aliñado con Derrick May, podía haber llegado hasta el 2005. 
¿Qué pasó después?
 a. Public Enemy. The Beastie Boys. Formas revolucionarias de combinar ataques chiflados con sonidos locos y tontos extendidos de forma supernatural a lo largo de tu vida. Una vida que a veces puede ser muy muy seria, y a veces muy muy estúpida, y a veces las dos cosas a la vez, con baterías y botones encendidos. 
b. Una sirena de un ataque aéreo. 
c. Averiguadlo por vosotros mismos. 
d. 1992. Un orden cronológico que empieza cuando la pareja se puso un nombre que ya estaba tomado. ¿En qué estaban pensando? Ed y Tom se llamaron «The Dust Brothers», nombre que cogieron del equipo de producción que produjo el disco "Paul's Boutique" de The Beastie Boys. Era como llamarse Sonic Youth o Swell Maps o Cluster, pero durante un tiempo para Ed y Tom lo que hacían era sólo un gran hobby, inmerso dentro de la mitificada manía por Manchester. Tocaron, en un club llamado Naked Under Leather, como si de verdad tuvieran que desahogarse de su locura, desglose-desintegración-innovación de hip hop, house extraño, fusión indie-dance, sonidos sacados del profundo y oscuro subsuelo de lo obvio y lo lógico. 
e. La sangre nueva, los hermanos del dub y club decidieron hacer un disco que pudiesen poner entre todos los discos que  pinchaban, un disco que encajase en su lista de discos para fiesta, que resbalase un poco anónimamente, teniendo éxito porque no sobresalía, sólo otra extraña combinación de batería, espacio y samplers que coleaba, congeniaba y engañaba en la noche que nunca se acaba. 
f. "Song To The Siren". Construían su propio sonido, en una habitación que se acabó convirtiendo en estudio de grabación, utilizando una colección al azar de tecnología básica e imaginando un bucle en el que una cosa diferente tenía algo en común con otra cosa distinta, que creaba una tercera cosa diferente que tenía algo en común etc. Estaba lo industrial, estaba lo etéreo, y en el hueco entre los dos, en los extremos en los que se encontraban, había una reacción química en cadena en la que una cosa llevaba a la otra. 
g. Las 500 copias del disco "Song To The Siren", publicado en el sello Diamond, porque ese era el apodo de Ed, captaron la atención del tipo adecuado de gente, los DJ que eran músicos, o que tenían sellos, a los que no les importaba que el número de compases por minuto de los temas - un maravilloso e impar 111 - no encajase en las rutinas de moda del momento. El experto en música de gran audiencia, arqueólogo musical y DJ de Londres Andrew Weatherall lo consideró un clásico, sabiendo que la próxima gran novedad nunca va a sonar como su equivalente anterior. Firmó un contrato para el disco en su propio sello Junior Boy's Own. 
h. 2005. "Push The Button" es igual pero diferente, porque los Brothers juntaron una cosa con otra para hacer otra cosa completamente distinta, y luego juntan esa cosa con otra cosa, y llegan a algún punto, a diferentes ritmos de compases por minuto. 
i. 1993. Los dos aprobaron sus exámenes. Hicieron sus primeras remezclas para Lionrock, Leftfield y Republica. Cogieron su Manchester y su música, y se fueron con ellos a Londres, hicieron algunos clubs, mezclaron y grabaron más música. Todavía eran Dust, todavía Brothers, todavía descubriendo formas para envasar ruidos desestabilizadores y anárquicos encima de ritmos cerrados y de cierre, todavía explorando áreas donde lo extraño podría ser muy satisfactorio. Un par más de EP, "14th Century Sky" y "My Mercury Mouth", donde lo heroico, lo divertido y lo romántico se batían con lo discordante, lo peligroso y lo incierto. 
j. "14th Century Sky" contenía Chemical Beats, y ahí es donde el dúo consiguió la llave para entrar por la puerta, con una feroz rúbrica, como estilistas originales, como sus propios hombres, donde ellos definían el sonido, que se convirtió en un género, que se convirtió en un estilo a copiar, robar, arrancar, re-cablear, reprogramar, emperifollar, invertir, divertir, desmenuzar y subir el volumen. Encontraron su sonido: estaba allí en los clubs, en los campos, en la habitación, en las tiendas de discos, en el aire, en el pasado, en Manchester, en el futuro, una combinación de salvaje y precisión, certeza y sensacionalismo, lo viejo y lo nuevo. Estaba allí, sólo hacía falta que unos hermanos unidos lo reclamasen.
¿El resto, es historia?
a. Sí. 
b. Se puede escribir como historia, como esto que lleva a eso, y eso que se convierte en esto. 
c. 1994. Los Dust Brothers, dos estudiantes aplicados de Manchester que fomentaron los Chemical Beats, se convirtieron en DJ residentes en el pub Albany en la calle Great Portland Street de Londres. En cierta manera sólo estaban poniendo discos que les gustaban, pero la forma en la que demostraban su amor por la música y su conocimiento del modo en el que el sonido podía encajar de maneras novedosas y liberadoras era el equivalente a una banda juntando sus influencias de la forma en la que escribían e interpretaban música. Público, clientes y músicos acudían en tropel. El rock se juntaba con el dance, el dance con el noise, el noise con el beat, y la ilusoria división entre rock y dance finalmente se rompía por completo. 
d. El ambiente era denso lleno de confusión, fases y aturdida dinámica. Los Dust Brothers en su club en el sótano de un pub, durante el verano y el otoño de 1994, convirtiendo el nombre del Heavenly Sunday Social en un mito, que ha entrado en la leyenda, y confirmando que era en el mundo de la música dance donde se estaban descubriendo la ideas más adelantadas y más innovadoras mirando más allá de las barreras y del esnobismo, y simplemente persiguiendo una apasionante idea musical tan lejos como pudiese ir antes de que se derramase por los bordes y cayese en la oscuridad y el caos. 
e. Los abogados de los Dust Brothers originales señalaron que esta ciudad de baile no era suficientemente grande para los dos grupos de Dust Brothers, Rowland y Simons se vieron obligados a cambiar de nombre. Sus Chemical Beats les dieron el nombre, aunque la abuela de Ed estaba a favor de escoger The Grit Brothers. La cosa es que, todavía eran hermanos, a pesar de los abogados americanos, y su nombre sonaba en las calles, y había mucho boca a boca, era tan bueno que en realidad no importaba que los Dust se hubiesen convertido en  Chemical. La gente lo que quería era el sonido, no el nombre. 
f. 2005. "Push The Button" es igual pero diferente, porque no hay intención de seguir ninguna moda del momento, ninguna intención de ir hacia un estilo o dinámica porque esté temporalmente de moda, sólo hay una intención de seguir con lo que siempre les ha atraído, una forma de juntar 23 Skidoo, Public Enemy y Traffic, ó A Certain Ratio, Flaming Lips y Todd Rundgren, y a veces esto les sitúa a la cabeza del juego, a veces al límite del juego, a veces en un mundo propio, que a veces coincide con el mundo que habita mucha otra gente. 
g. 1995. Esa terriblemente irresistible cosa que los Chemicals habían tramado, a partir de tradición y modernidad, energía y tranquilidad, volumen y tensión, ganchos y furia impulsora de fortuna, recibió un nombre - Big Beat - y se hizo al instante con fieles seguidores. Esa música rompedora, que pegaba y pegadiza que pinchaban los hermanos (brothers) en su Social Club, se metió en la música de su álbum de debut "Exit Planet Dust". En el camino entre la pista de baile y tu estéreo o la radio, no se perdía nada de esa energía frenética y en bucle. Los mundos chocaban como lo hacían en tu habitación, o en un club, y ahora en tu iPod, un universo musical en el que todo podía suceder al mismo tiempo. Un universo en el que la distorsión de golpes de hip-hop que retumba en los altavoces puede correr hacia arrolladores bloques de guitarras punk y atravesar fulminando los altos muros del funk y encenderse al borde del dolor electrónico y luchar para entrar en el dark-disco y correr pasando por la fuerza de la carrera del pasado techno titánico. 
h. Los dos brothers eran un grupo sin un cantante líder, ellos eran los cantantes en un grupo que no tenía cantante principal. Tanto como el que más, ellos desarrollaron la fórmula para utilizar diferentes cantantes en un mismo álbum - aunque sólo fuese para asegurarse de que no hacían música puramente instrumental, y también porque tuvieron la oportunidad de representar la variedad vocal de algunas de las músicas que pinchaban como DJs. 
i. Edge dijo que ese álbum era su disco favorito del año, Norman Cook se inspiró para convertirse en una especie de primo oscuro y alegre de los brothers, con su bien desempolvada fantasía Fatboy consumiendo platos apilados de endulzado y picante Big Beat. El álbum de debut, sucio, lujurioso y animador de fiestas, de los Chemical era una carrera de collage de ritmos vibrantes y divertidos, curiosos samplers, diabólicos desvíos e impresionantes atajos a través de las décadas musicales, que venían como disparados hacia ti en orden enloquecido. Era el tipo de debut gran diversión, gran éxito, gran oportunidad que significaba que cualquier cosa que hiciesen ahora los Chemical Brothers acarrearía la expectación de trascendencia. 
j. Pasaron los años, y Ed y Tom aparecían en fotografías representando a los Chemical Brothers, pero lo que de verdad se quería era una fotografía del sonido. Pasaron los años, y se encaramaron a la cima, según pasaban, al frío, de la habitación al club, al festival, a los estadios, al calor, era una montaña rusa, 1995, 1996, 1997, pasaron los años, y los Chemical Brothers ya estaban vendiendo millones de discos, ganando Grammys, llenando las listas, remezclando a estrellas pop, creando eslóganes, aporreando, encumbrando a los héroes del mainstream. 
k. Como quiera que se defina la santísima trinidad de los iconos del rock-dance británico, The Chemical Brothers eran una parte inamovible de la misma - New Order, Primal Scream, Chemical Brothers, ó Underworld, Prodigy, Chemical Brothers, ó The Orb, 808 State y The Chemical Brothers.  "Exit Planet Dust" se nombraba en las listas Top 10 de los álbumes electrónicos más importantes de todos los tiempos, junto con el siguiente "Dig Your Own Hole", al lado de Eno, Kraftwerk, DJ Shadow, Massive Attack y Bjork. 
l. Cuando los Chemical Brothers están en la cima de su juego, es difícil que les alcance cualquier otro de su estilo. 
m. Los Chemical Brothers iban a juntar Chemical Beats con el "Tomorrow Never Knows" de los Beatles tocándolo en los bises de sus actuaciones en directo. Tomorrow Never era un ejemplo de cómo utilizaban los Beatles de estudio para alimentar el empuje conceptual de los pioneros electrónicos Stockhausen y del movimiento artístico de Fluxus, distorsionando el tiempo y estirando el sonido para representar su estado de ánimo y su posición surreal en el centro del universo. Estos Beatles, que tomaron vida en el estudio, que se convirtieron por un tiempo en su refugio, a salvo de la locura de la religión del pop, entraron directamente en el cerebro de los brothers, y se convirtieron en "Setting Sun", 1996, con Noel Gallagher, no un sampler de "Tomorrow Never Knows" sino una especie de reposición moderna fantasma de psico-jazz, una infusión de tributo, modernización, re-composición y remezcla. 
n. Gallagher jugó el papel que todos los invitados suelen jugar en un tema de Chemical Brothers - camafeos de Beth Orton, Tim Burgess, Richard Ashcroft, Jonathan Donahue de Mercury Rev, Bobby Gillespie, Bernard Sumner y Gallagher trayendo a los Brothers importantes noticias de otros mundos. Los Brothers utilizan cantantes de rock, pop, folk y cult, y las palabras y melodías personales que traen con ellos, para dar sus fantásticos y aleatoriamente enriquecidos collages, importantes y elemento básico de la canción. 
o. "Push the Button" es igual pero diferente, porque está Tim Burgess, justo donde a los Chemical Brothers les gusta y quieren que esté, recordándonos algo, pero sugiriendo algo más, y ahora aquí está Q-tip inflando una pose, presumiendo de figura, y aquí está Anwar Superstar meneando un dedo, contando las formas. Los vocalistas invitados son Chemical Brothers honorarios, incluso cuando son hermanas. Los ritmos que se utilizan son hermanos, o hermanas,  honorarios y en ocasiones, Chemical Animals honorarios. 
p. "Setting Sun" se convirtió en uno de los números uno del pop más extraños, más trastornados, e hipnotizadores a la vez, de todos los tiempos. El éxito pop más grande del año. Desde esta particular percha de los biógrafos, lo más grande que nunca hizo Noel, un Beatles imaginado, como subversivos charlatanes sónicos que vuelven a sonar en el mundo post-todo, no simplemente un volver a llevar los trajes, una adopción de poses, una recreación de los riffs. 
q. 1997. Block Rockin' Beats, como si ahora fuesen los Block Rockin' Brothers, otra vez en el número uno block rockin', identificando al enemigo como el aburrido y sentimental, organizándose como una fuerza de ataque en lo obvio y lo esterilizado. Un número uno podía haber sido una chiripa: dos era pura estrategia. Los samplers de arco se encontraron a sí mismos, un poco en el lado anónimo, sampleando la fama pop. 
r. El segundo álbum "Dig Your Own Hole" era, boom boom boom, un disco de baile, lleno de diversión, furia y todos esos ritmos, dispuestos como un paisaje de felicidad, un disco acodado con capas de repetición y variación, inclinado hacia lo absolutamente físico, pero también era un ingenioso disco electrónico que se servía del estudio, máquinas, programas, enchufes y experiencia acumulada para crear un cambio de época, viajes espaciales, sonido envolvente de disgregación de sentidos que extáticamente iba explorando la historia de la música. El hip hop podía existir en los 60, la psicodelia se inventó después de De La Soul, los ordenadores tenía el blues, el glam viene de Marte, y el punk sólo tuvo lugar después de Nine Inch Nails. Podías bailarlo, como si tus sueños empezaran a arder, y era casi terriblemente conmovedor. 
s. Billy Gibbons de ZZ Top, de entre toda la gente fabulosa, dijo: "Chemical Brothers - tío, te lo digo yo, el corte cinco y el nueve de "Dig Your Own Hole". Esas cosas me están matando. Además hay sitio suficiente para una grasienta guitarra de blues - creo que sé quien podría proporcionarla." Yee-hah ! 
t. 1999. El tercer álbum "Surrender" era de nuevo todo trabajo suyo, y esto incluía coordinar a todos los invitados estelares, que pusieron a prueba la paciencia de alguna gente, pero no Blue Peter, que colocaron una copia del CD dentro de su tercer cápsula del tiempo, enterrada en enero del 2000, revelándose como improbables seguidores empalmados del hedonismo y del pop híbrido. Debieron de pensar que era un disco adorable, y de hecho subestimado, y en buena parte lo era, siendo la influencia más nueva en la caja de los Brothers el cómo habían absorbido la nueva música indie que se hacía y que estaba a su vez influenciada por la música electrónica. (Algunos pueden sugerir que Blue Peter enterraron en realidad su cápsula del tiempo Millenium en 1998, y el CD del interior era de las Spice Girls, pero qué saben ellos.) 
u. "Push The Button" es igual pero diferente porque está influenciado por muchas de las cosas que la música de los Chemicals ha influenciado a su vez. 
v. 2002. Su cuarto álbum "Come With Us". Beth regresa, y Ashcroft. Fatboy mezcla a los Chemicals. El mundo sigue girando, y suena tan bien como siempre. El ritmo puede que no sea tan grande, tan presuntuoso, pero no deja de ser una ocasión para hacer girar la cabeza. 
w. 2003. Los Chemical Brothers tienen, más o menos, diez años. Se ha publicado una colección de singles, y muestra al grupo - son un grupo, o sólo una forma de estar a la vista entre bastidores - exactamente como el tipo de operación - son una operación, o simplemente cronometradores - que remezclaría a Mercury Rev y Kylie Minogue. Un grupo - o una idea - cuyas batallas fueran electrónicas, sus intenciones espaciales, sus dimensiones fueran dispares, cuyas acciones fueran audaces. 
x. 2005. Justo cuando creías que se les debía de estar acabando la energía. . . 

¿Cómo te hacen sentir los Chemical Brothers?
 a. Como un gran hijo de puta con un arma en tus manos. 
b. Como si ahora entendieses cómo las baterías, el sonido de, el sampler de, las grabaciones de, el joder con, supusieron toda la diferencia en cuanto a cómo sonaba el siglo XX. 
c. Los quieres como a hermanos (brothers). 
d. Esa música es energía en el aire. 
e. Te preguntas qué hay en un acorde menor que nos hace llorar. 
f. Como arrancando las estrellas de sus órbitas. 
g. Miramos al mundo a través de un medio que refracta, gira y distorsiona de modo que nada es lo que parece, y donde si no fuese por las ecuaciones matemáticas, estaríamos en un universo de sueños que se disuelven. Pero ellos son la verdad eterna. Son las realidades con esqueleto rock que sostienen el cambiante fenómeno de la existencia que desaparece. Cambia tu punto de vista como quieras, ellos son imperturbables. 
h.  ¡A todo el mundo le encanta la música! 
i.  La buena música cyberpunk puede combinar elementos de rock tradicional o punk rebelde, formas de cantar al estilo rap y samplers de efectos electrónicos de sonido que últimamente parecen haber penetrado en todo tipo de géneros musicales. 
j. Les gusta New Order, y "Push The Button" termina con `Surface to Air', que te hace considerar lo buen grupo que era New Order, y lo buenos que son  los Chemical Brothers por saber eso, y ser capaces de, musicalmente, hacer algo con eso. 
k. Que tus cinco temas favoritos de los Chemical Brothers eran: 1. The Private Psychadelic Reel 2. Block Rockin' Beats 3 Out of Control 4. Leave Home 5. Hey Girl Hey Boy, y cómo eso va a cambiar por causa de este tema u otro en "Push the Button". 
l. Brutal y hermos@. 
m. En el 2005, donde mucha música suena a los Chemical Brothers, porque los hermanos Químicos suenan como los Chemical Brothers.


Chemical Brothers grabaron en  Málaga su brillante nuevo vídeo "Galvanize" que se acaba de estrenar en todo el mundo.La grabación se llevó a cabo el 16 de noviembre del 2004 y las localizaciones elegidas en la ciudad andaluza fueron El Palo y el Club Lyceo. "Galvanize" ya es númro 1 en listas de ventas en España 
The Chemical Brothers publican  Born In The Echoes el 17 de Julio de 2015 a través de Virgin EMI Records
El lanzamiento del octavo álbum de estudio de ChemicalBrothers- Born In TheEchoes – coincidirá con sus actuaciones como cabeza de cartel en los festivales de Glastonbury, Sonar yBestival. “Born In TheEchoes” es una magnífica colección de 11 temas de música fina y propulsada por máquinas. Del robótico funkestremecedor al enajenado y futuristaFreakbeat;de la fría manipulación espectral al sintetismo rapsódico analógico; deleufórico acid espiritual a la distorsión armónica ambient, el álbum es el sonido de unos revigorizadosChemical Brotherscreando composiciones que expanden la mente como nunca antes en su carrera si cabe.

Born In The Echoes contiene una lista de colaboraciones estelares que incluye a invitados con los que han trabajado antes como Q-Tip (en Go,  un tema que irá acompañado de un video dirigido por Michel Gondry) y Ali Love (EML Ritual), además de algunos visitantes primerizos a su estudio como St. Vincent (Under Neon Lights), Cate Le Bon (Born In The Echoes) y Beck (Wide Open – su primera creación desde el álbum premiado con un Grammy,MorningPhase).En cada caso la voz es asimilada por la música , ayudando a crear composiciones genuinas, solo dignas delos inigualables Chemical Brothers en su mejor estado – un sonido inconfundible que recientemente valió a Tom Rowlands y Ed Simons el galardón Ivor Novello a la “Sobresaliente Colección de Canciones”. El premio es un reconocimiento al estatus del dúo como unos de los artistas más influyentes de la música electrónica a nivel global.

Construida sobre un desconcertante ritmo inspirado en MC Escher, la canción, ‘Sometimes I Feel So Deserted’ será el primer tema extraído deBorn In The Echoesyestará disponible desde el24 de Abril como descarga gratuita con la reserva del álbum en puntos de venta digitales. 

En 2015 Chemical Brothers llevarán su incomparable y alucinógeno directo a la carretera (como se ha podido ver en la película del 2012 Don’tThink). 
web oficial: http://www.thechemicalbrothers.com/


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO







VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine



.



--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es