.
.
Buscar 
Bandas de la A-Z
Conciertos, agenda
Festival, agenda
Noticias
Fotos directo
IndyRock inicio

 
 
 
Extremusika 2006
Celtas Cortos fotos directo Esparrago 2000

Esparrago Rock 2000
.
Celtas Cortos
---
Video concierto, directo de Celtas Cortos en el Zaidín 2006, programa de televisión on line, con el Festival Zaidin 2006.- click aquí
¡20 años no son nada!
Fiesta del PCE - Madrid - 15-09-06
Por: Maria Ruiz García para IndyRock

En la Fiesta del PCE de 2004, Jesús Cifuentes, entonces con su nuevo proyecto, "Cifu y la calaña sound", nos deleitaba con su novedosa propuesta musical como antesala al posterior recital ofrecido por el cantautor cubano, Silvio Rodríguez en el Escenario Central de la Fiesta. Ahora, justo dos años después, hemos vuelto a reencontrarnos con el carismático músico pero, en esta ocasión y para alegría de muchos, con su banda de siempre, "los Celtas". 

Fue en noviembre de 2005 cuando conocíamos la noticia de la vuelta de Jesús al grupo, con motivo de la celebración de su 20 aniversario en el mundo de la música, y, poco tiempo después, anunciaban nuevo disco y su correspondiente gira. A principios de año comenzarían a dejarse ver, de forma esporádica, en algunos eventos y entre abril- mayo, llegaría el disco, la promoción, la gira.
Nadie podía imaginar, teniendo en cuenta la crisis por la que atraviesa la música en nuestro país, las ventas conseguidas y la numerosa gira programada en la que ofrecerán alrededor de 100 conciertos hasta el mes de diciembre y sin fecha de cierre, aún. Por tanto, la noche del 15 de septiembre de 2006 se presentaba como una noche bastante especial, pues para muchos de los que allí nos congregábamos era un doble reencuentro: Primero con la banda, casi al completo, fuimos testigos de su concierto número 65, y segundo, por ser "viejos conocidos en estas Fiestas", era la quinta vez que actuaban allí. Dicho y hecho, a pesar del mal tiempo, los versos y las notas musicales de los  chicos de Pucela, consiguieron que en el ambiente se respirase, a partes iguales, alegría, melancolía, esperanza, compromiso y solidaridad.

Uno de los grupos revelación del pasado año, Despistaos, serían los encargados de calentar el "terreno" antes de la llegada de Cifu y compañía a eso de las 23:00 de la noche. Como las buenas estrellas, hicieron esperar los 5 minutos de rigor y, sin preeliminares, saltaron a un escenario de enormes dimensiones, como nos tiene bien acostumbrados la organización del evento, y se dejaron ver ante un público, expectante y emocionado, con una de sus primeras composiciones instrumentales "El túnel de las delicias" dejando, así, bien claro sus orígenes folk y celtas.
 ¡El espectáculo acababa de empezar!!!! A continuación, unos pequeños acordes, provocarían la locura entre la gente, se trataba de "El emigrante", uno de sus himnos más reivindicativos que haría bailar a todo el mundo y que sería tarareado, de principio a fin, por un público, cada vez más numeroso. Poco después, el líder del grupo, aprovecharía para dirigirse, por primera vez, a los espectadores. Con el lema "salud y anarquía", muy típico de él, comentaría la necesidad e importancia de dar rienda suelta a nuestros sentimientos, los recuerdos y la recuperación de la memoria histórica.

El repertorio sería, más o menos el esperado, varios temas inéditos, contenidos en su último recopilatorio "20 soplando versos", como "Y decir sí", "Tres amigos" o "Hay que volver", primer single con el que explican un poco el por qué de su regreso, muy aclamado, por cierto, por la gente, varias instrumentales que nos hicieron retroceder a los principios de la banda como  "Hacha de guerra" o "Legión de mudos", ritmos más experimentales como "Todo es ponerse" o "Gente distinta",y los clásicos de siempre, como "20 de abril", "Tranquilo majete", "Skaparate nacional" o "Que voy a hacer yo", entre otras.Aunque quizás algunos de los momentos más especiales se vivieron con la llegada de dos canciones que nunca faltan en sus conciertos y que, sin duda alguna,  han pasado a formar parte de la historia  de la música española, convirtiéndose, además, en la banda sonora de muchas personas. Nos referimos a "Lluvia en soledad" donde la melancolía inundó por unos instantes los alrededores del recinto y "La senda del tiempo". Este último, en concreto, sería el momento mágico de la noche.Un escenario vacio, luces apagadas, un foco que, timidamente, comenzaría a iluminar a una figura humana, unos primeros acordes de flauta..Todos soñábamos con ver aparecer al, cariñosamente conocido como, "flautista de Hamelin", el extrovertido Carlos Soto, maestro de maestros donde los haya que, con su magia y energía,  conseguía trasladarnos a tiempos pasados pero no, no se trataba del "pequeño duende mitad pucelano, mitad celta", era Antón Dávila, uno de sus últimos fichajes. Recordemos que Soto vive, actualmente, recluido en la bretaña francesa donde hace un par de años fundó "Awen magic land", un proyecto de música celta y experimental con su chica, la también, música, Maria Desbordes. A pesar de su ausencia, todos los que allí estaban, cantaron con los brazos en alto, apuntando a las estrellas..Los sentimientos fueron los mismos de siempre, una gran nostalgia por el paso del tiempo, aquello que hemos ido dejando en el camino y viejos recuerdos, en general. 

Casi dos horas de espectáculo "combativo y reivindicativo", muy en la línea de Celtas Cortos, en el que apenas descansaron unos minutos y donde invitaron a la gente a realizar y cumplir sueños y a ser más conscientes del mundo y el planeta Tierra. La puesta en escena fue dinámica y muy divertida, posible, gracias a las buenas dimensiones del escenario y su disposición. Además, casi no dieron tregua al personal, al enlazar unos temas con otros. El excelente sonido e iluminación hicieron el resto. Una noche que pronto acabaría, esta vez sin "contar ningún cuento" ("Cuéntame un cuento" se quedo fuera del repertorio) a ritmo de música celta y electrónica. Todos los músicos abandonaron sus instrumentos para formar una larga fila y postrarse a pie de escenario, formando una gran cadena humana, ante su  público para marcarse unos bailecitos..

No podemos olvidarnos del protagonista de la noche, el señor Jesús Cifuentes (vocalista y guitarrista) del grupo. Todos sabemos de su controvertida personalidad: espontáneo, sin pelos en la lengua, un hombre luchador y comprometido con la realidad política y social que no quiso que su visita a las Fiestas del PCE pasara desapercibida. El éxtasis parecía arrebatarse de él en determinados momentos de la actuación donde aprove