--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS


 Cronicas Barcelona 2000
.
Buzzcocks

Buzzcoks girarán con su nuevo disco a finales de marzo de 2015
El concierto de salida, el 24 de marzo en Barcelona. Y el de llegada, el 28, en San Sebastián. Entre ambas fechas, Madrid y Santander. Cuatro conciertos para poner de largo en nuestros escenarios su último trabajo, “The Way”, que se publicó en verano y es el noveno de su carrera. “Con 'The Way' los Beatles del punk han producido su 'White Album'”, escribieron en Louder Than War. “ Mientras, en Pitchfork: “Es una pena si piensas que ya no tienes por qué volver a escucharlos”. Y es que desde que se formaron, en 1975, han ocupado con orgullo y dignidad el cargo honorario de ser los Ramones británicos. Nada menos que cuarenta años llevarán al pie del cañón cuando nos visiten. Dispararon sus primeras balas en los primeros tiempos de la primera oleada del punk-rock y han ido atravesando y superando capítulos de la historia (desde el de coetáneos, como los Sex Pistols, hasta alumnos que se han declarado fans, como los de Hüsker Dü o Nirvana). Lo han hecho sin renegar de su querencia por la canción pop de tres minutos intensa y acelerada, concisa y memorable, que les ha tentado siempre más que la declaración política. Y así han ido soltando melodías crujientes y guitarras torrenciales -hay quien afirma que inventaron el pop de motosierra-. Lo han hecho con pausa. Es decir, aunque salieron lanzados, publicando tres LPs entre 1978 y 1979, después desconectaron y no volvieron a meter los dedos en el enchufe hasta su “comeback” de 1993. Con sus dos miembros más históricos al frente, Pete Shelley (voz, guitarra y teclado; entró en la formación en abril del 76) y Steve Diggle (voz y guitarra; lo hizo en julio de aquel año), más Chris Remmington al bajo (desde 2008) y Danny Farrant a la batería (de 2006), todavía son uno de los grupos británicos más consistentes en directo, adictos a una pasión y una energía que les hace sonar excitantes y profesionales a la vez

BUZZCOCKS 
24 marzo : Barcelona - Apolo (Budweiser Live Circuit) 
26 marzo : Madrid - But (Budweiser Live Circuit) 
27 marzo : Santander - Escenario Santander 
28 marzo : San Sebastián - Intxaurrondo 


 Buzzcocks es una banda de punk rock británico, cuya combinación enérgica de ritmo, líricas y melodías pop, sitúan a Buzzcocks como una de las primeras bandas punk-pop de la historia (junto a los Ramones). Fueron influenciados tanto por los Sex Pistols como por Velvet Underground, The Clash, The Who, Stooges, Troggs (a quienes versionaron "I can't control myself") o el garage y el beat de los años 60.
. Después de participar en el famoso "Anarchy Tour", Buzzcocks debutaría discográficamente con el EP "Spiral Stratch" (1977). Su primer LP fue "Another music in a different kitchen" (1978), un fenomenal debut, que incluye temas destacados como "Fast Cars" y "I don't mind". Este disco fue producido por Martin Rushent, ingeniero de sonido que trabajó en el "Electric Warrior" de T. Rex).
. Durante el mismo año, Buzzcocks publicó "Love bites" (1978), otro magnífico LP con piezas como "Just lust, "Real World", "Late for the train" o "Ever fallen in love".
. "A different kind of tension" (1979), que incluye canciones como "Paradise", "Sitting round at home" o "You say you don't love me", y el imprescindible recopilatorio "Singles going steady" -incluido en el número 358 de la lista de 500 álbumes más grandes de todos los tiempos según la revista Rolling Stone.
. A pesar del éxito que tuvo Buzzcocks dentro de la escena musical, continuos conflictos con EMI llevaron al grupo a una ruptura inesperada en marzo de 1981, que duraría 8 años hasta que la banda volvio con nuevos componentes para lanzar el LP "Trade test transmission" (1993).
. 'Flat-Pack Philosophy' es el último trabajo de Buzzcocks, que con 14 publicaciones, se ha convertido en toda una leyenda viva del punk británico.



BUZZCOCKS en 2006

En el año 2006, cuando el punk llega a su trigésimo aniversario, muy pocos de sus padres fundadores siguen en activo para celebrarlo. Quizás sólo una banda resiste. Y esa banda es:

a)  La que sacó al punk de Londres invitando a los Sex Pistols a tocar en Manchester en el verano del 76.
b)  La que, organizando el evento citado en a), congregó o, por lo menos, inspiró a los futuros miembros de Joy Division / New Order, a Mark E. Smith, a Morrissey, a Paul Morley o al fundador de Factory Records Tony Wilson.
c)   La que editó el primer EP punk independiente, generando la ética de la cultura independiente cuyos dictados acabarían siguiendo sellos como Rough Trade, Factory, Postcard, Creation y muchos más.
d)  La que ha tenido una influencia directa en bandas como The Smiths, Orange Juice o REM, lo cual, unido a a), b) y c), hace que su importancia sea demasiado grande como para valorarla con precisión.
e)  La que tomó su nombre de una reseña que apareció en la revista Time Out sobre el show de TV Rock Follies y que decía: "It's a buzz, cock".

Estamos en 2006 y aquí están todavía, los Buzzcocks. Lo cual es una hazaña si pensamos en todos los altibajos por los que han tenido que pasar.

"A veces pienso que alguien nos ha prestado el tiempo desde que dimos nuestro primer concierto", ironiza el cantante, guitarrista y principal compositor Pete Shelley, quien  formó el grupo junto a Howard Devoto en el Instituto de Tecnología de Bolton en el invierno de 1975. Poco más de un año después, en enero de 1977, cuando Buzzcocks editaron su monumental EP de debut, "Spiral Cratch" (recientemente reivindicado por Alex Kapranos, de Franz Ferdinand, como "un hito del punk, responsable de 'inventar' la música alternativa desde los 80 hasta nuestros días"), se produjo el célebre abandono de la banda por parte de Devoto para formar Magazine.

"Pero tenemos un respeto absoluto por Howard", señala Steve Diggle, el bajista en los tiempos de "Spiral Cratch", que desde aquel momento se convirtió en el segundo cantante, guitarrista y compositor del grupo.

Durante los siguientes tres años, Buzzcocks firmaron con United Artists y se convirtieron en uno de los grupos de mayor éxito comercial de la década. A pesar de todo, después de tres discos ("Another Music In A Different Kitchen" y "Love Bites" -1978- y "A Different Kind Of Tension" -1979-) y de doce de los más inmaculados e innovadores singles de la historia del pop (los ocho primeros de os cuales fueron recopilados en el fabuloso "Singles Going Steady", considerado por la revista Uncut como "probablemente, la mejor recopilación de singles y caras B de la historia"), en 1981 los Buzzcocks se disolvieron cuando Shelley y Diggle decidieron emprender carreras en solitario.

Se inició un lapso de ocho años hasta que la formación compuesta por Shelley, Diggle y el bajista Steve Garvey y el batería John Maher se reunieron para una gira por los Estados Unidos en 1989. Tras esta segunda formación, Shelley y Diggle adoptaron una tercera, con una base rítmica compuesta por Tony Barber al bajo y Philip Barker a la batería. Con ellos, una década después, los Buzzcocks han grabado ""Trade Test Transmissions" (1993), "All Set" (1996), "Modern" (1999) y "Buzzcocks" (2003). "Flat-Pack Philosophy" (2006) es el quinto disco de esta nueva etapa. Probablemente, la mejor, porque:

a)  En la mejor tradición del punk, ofrece 14 canciones en 36 minutos.
b)  Suena como los mejores momentos de los mejores singles de los Buzzcocks.
c)   Pensando precisamente en b), prueba si al cantar los coros de "Wish I'd Never Loved You" no acabas cantando accidentalmente los de "Love You More" (1978).
d)  Abundando en lo apuntado en c), prueba a tararear la guitarra de "Reconciliation" sin caer otra vez "accidentalmente" en el riff de Shelley en "Lipstick" (1978) o en el de Magazine/Devoto en "Shot By Both Sides" (curiosamente del mismo año). Diggle afirma: "Podríamos romper con todo lo anterior, pero nadie puede convertirse en los Buzzcocks mejor que los Buzzcocks".
e)  Volviendo a c), intenta escuchar "Wish I'd Never Loved You" sin pensar que es tan buena canción como cualquiera de las de "Singles Going Steady", lo cual es uno de los mejores piropos que se pueden decir de cualquier canción pop. Como dice el propio Shelley: "Bueno, simplemente somos nosotros haciendo lo que mejor sabemos hacer, ¿no?".
f)    Sigue la arraigada tradición en los Buzzcocks de metáforas románticas ("Love Battery", "Operator's Manual") asociando amor a "Credit" (crédito): Shelley se inspiró tras ver "Working Lunch": "Estaban hablando del crecimiento del nivel de deuda entre los consumidores", cuenta. "Pero, ¿qué es lo que compra la gente a crédito? Basura que no necesita".
g)  Sigue la arraigada tradición en los Buzzcocks (y especialmente, en  Diggle) de referencias literarias explícitas (como ocurría en "Harmony In My Head" y "When She's A Girl From The Chainstore" con, respectivamente, James Joyce y Henry Miller). Aquí, en "Between Heaven And Hell" Diggle trata "esa parte religiosa de las cosas que puedes encontrar en 'Crimen y castigo' de Dostoievsky", mientras "Big Brother Wheels" cita la visión del futuro de George Orwell: "una bota estampada sobre el rostro de un hombre, para siempre". ¿Y pensabas que no eran más que una tosca banda de punk?
h)  Con respecto a g), "Big Brother Wheels" evoca el clásico "Clampdown" de The Clash, aunque Diggle admite que en realidad su estribillo se basa en "Raindrops Keep Falling On My Head". Lo cual significa que la canción ocupa un lugar único entre Joe Strummer y Burt Bacharach. Sin duda, una razón contundente para comprar un disco.
i)    En la mejor tradición del punk toma una postura de guerrilla urbana contra las maldades de la moderna cultura consumista, incluyendo el culto a Ikea. "Una vez compré uno de esos muebles montables", se burla Diggle. "Me lo llevé a casa, lo miré durante horas y no se montó por sí mismo. Lo siento. Un viejo chiste del norte".

Que los Buzzcocks de 2006 sigan siendo tan excitantes como los de 1976 provoca inmediatamente una pregunta: ¿cómo han conseguido Shelley y Diggle seguir juntos?

"Simplemente, nunca nos hemos planteado parar", señala Shelley. "Nunca hemos pensado: 'éste va a ser el último disco'. No trabajamos así". "Pete y yo nos parecemos mucho", confiesa Diggle. "Es algo químico entre nosotros, incluso un poco extraño. La mayoría de grupos se sientan y sacan el trabajo, pero entre Pete y yo surge magia. Quiero decir: los dos trabajamos también en solitario, pero esa química o alquimia o como quieras llamarlo no aparece con otras personas. Aunque nos amamos y nos odiamos al mismo tiempo, estar juntos durante 30 años no es algo que mucha gente consiga. En cierto sentido, es como un buen matrimonio. Discutimos, pero siempre es productivo. Y me gusta luchar porque él es muy lógico y yo no".

Sea cual sea el secreto de su éxito, con la edición de "Flat-Pack Philosophy" Buzzcocks se pueden declarar oficialmente a sí mismos como los más fuertes supervivientes del punk, si no como los únicos supervivientes (no confundir con "Soul Survivor", de Diggle, que habla de un accidente de tráfico casi mortal que sufrió cuando tenía 17 años y que le sirve para demostrar lo invencible que es el ser humano: "He vivido muy sanamente a base de cerveza, drogas y cigarrillos", ironiza). En 2006, la banda que abrió el camino para otros miles sigue haciendo música en una "cocina distinta" a la de cualquier otro. Una cocina que no es de Ikea, por supuesto.

"Me gusta el disco", concluye pragmáticamente Shelley. "A la gente a la que le gustamos le gustará. Para los que nunca nos han escuchado, bueno, creo que este álbum les mostrará exactamente cómo somos. Es exactamente como debe ser un disco de Buzzcocks".

"Muchas bandas nos siguen citando como una influencia", dice Diggle, "lo cual es siempre bonito, pero mucha de la música que ahora se hace no tiene sexo. Para mí, Buzzcocks siempre hemos metido sexo en nuestra música, y no lo digo en el sentido de un baile sensual. La música se basa en el sexo, es algo animal, como un cuadro de Jackson Pollock. Tiene que haber sexo en la música. Estoy seguro de que si Freud estuviera aquí diría lo mismo. Tienes que agitar los sentidos como D. H. Lawrence, y eso es algo que le falta a muchas bandas de ahora. Pero está en nuestro disco y es la razón por la que aún seguimos aquí".

De 1976 a 2006: treinta años de sexo, punk y algunas de las mejores canciones de pop que jamás se han escrito.

 "They're still a buzz, cock."

Simon Goddard
Diciembre de 2005



9 de junio. 2000 Zeleste II (Barcelona)
por Carles Font (IndyRock)

Buzzcocks es uno de los nombres clave del punk británico de finales de los setenta. El estilo de esta banda originaria de Manchester no coincidía ni con la agresividad y provocación de los Sex Pistols ni con el punk ska de los Clash. Su música sonaba más fresca y melódica, sus letras tenían más contenido romántico, aunque lo que interpretaban era punk. Como la mayor parte de grupos pertenecientes a este género, apenas duraron tres años (1978-1980), aunque en los años noventa se volvieran a reunir. La banda de Pete Shelley (voz y guitarra) y Steve Diggle (guitarra) visitaban por tercera vez Barcelona. Sorprendentemente, la última vez ejercieron de teloneros de Nirvana, cuando este papel lo deberían que realizar las bandas más jóvenes. El concierto del pasado viernes en Zeleste II (que ni mucho menos se llenó) no pasará a la historia. Quizás sí porque puede haber sido el último en el que los Buzzcocks hayan intervenido en Barcelona, pero no por su calidad y entrega. Su actuación solamente duró una hora, el sonido era nefasto y aportaron muy poca intensidad en la interpretación de sus canciones. Pese a las excentricidades de Steve Diggle con su guitarra (imitando a Pete Townshend cuando el célebre componente de The Who la golpeaba contra el suelo distorsionando aún más su sonido), la jubilación de los Buzzcocks se acerca. Diggle quizás fue el único que aportó cierto entusiasmo porque Shelley, demostrando tener una barriga más que prominente, se mostró aletargado. Los últimos veinte minutos fueron los mejores con temas clásicos como I believe o Orgasm addict y su más conocida Ever fallen in love, aunque en el cómputo global los Buzzcocks defraudaron. Faltaron I don't mind, You say you don't love me, No reply, Lipstick o What ever happened to? y sobraron algunas de sus canciones de su último álbum, Modern, en el que experimentan incluso con la música electrónica.


 Por Lluís S.Ceprián (Indyrock)
9-6-00  Sala: Zeleste II (Barcelona) 
Promotor: Cap Cap Produccions.

Apenas habían pasado 15 días de la visita de los Peter & The Test Tubes Babies a la ciudad Condal. Tanto los unos como los otros demostraron que poco, o nada queda de aquel espíritu combativo que les convirtió en auténticos guerrilleros contra la industria discográfica; y, por qué no, contra las estructuras mismas del rock´n´roll. Pero los años han pasado, 25 en el caso de The Buzzcocks, y el entorno y las propias vidas de los protagonistas nada tienen que ver con la situación de entonces. La asistencia al recinto fue, más bien escasa, aunque eso sí, éste demostró ser bastante heterogéneo. No se puede decir que la calidad del sonido fuera la más acertada, aunque también es cierto que las características del local jugaron un importante papel en este sentido. Pero en fin, sobre el escenario aparecieron representadas las dos generaciones del grupo, por un lado el miembro inaugurador, Pete Shelley (vocal y guitarra), junto a su compinche de los primeros años, Steve Diggie (guitarra y coros); y representando la segunda generación de la banda, siendo unos auténticos hombres de refresco, Tony Barber al bajo (siguiendo en todo momento la espasmódica coreografía de Sid Vicious) y Phil Barker a la batería. Fueron presentadas algunas de las canciones de su último disco "Modern", aunque no nos engañemos, el público que se congregó allí celebró sin concesión los éxitos de la época en que el binomio Shelley-Devoto componían entre borrachera y resaca con canciones como "Orgasm addict" o What Do I Get?". El recorrido fue breve, apenas una hora y cuarto (con bis incluido) en el que quedó más latente el espectro de lo que fueron que la presencia real de lo que ahora son. De todas formas, no llegaron a la auto parodia que practicaron sus compatriotas cerveceros quince días atrás. 

Los Buzzcocks, fomados en Manchester en 1975, son una de las bandas esenciales del punk británico, y su influencia ha sido enorme sobre bandas posteriores. Inspirados de alguna manera en la energía de los Sex Pistols, no se limitaron ni mucho menos a tratar de imitarlos. En lugar de expresar airadas propuestas políticas, ellos prefirieron centrar su sonido en melodías concisas pero fundamentalmente pop y  guitarras afiladas, además de en las soberbias letras de Pete Shelley, a veces divertidas y a veces angustiadas crónicas sobre la adolescencia y el amor, que se encuentran sin duda entre las más lúcidas de su época. Probablemente, el concepto de punk-pop surgió con ellos, y ha influido en varias generaciones de grupos, desde Hüsker Dü a Nirvana.

Pete Shelley y Howard Devoto encontraron a su bajista Steve Diggle en un concierto de los Sex Pistols, y, junto a John Maher a la batería consolidaron  la primera formación del grupo. Su primer concierto fue teloneando a los Pistols en Manchester, en julio de 1976, y en pocos meses y un montón de conciertos ayudaron a convertir a aquella ciudad en la segunda más importante para el punk, sólo por detrás de Londres. En octubre del mismo año grabaron su primera maqueta, que no se editó, y pocos meses después acompañaron a los propios Pistols en el Anarchy Tour. Tras aquella mítica gira, grabaron su primer EP. "Spiral Scratch", que fue editado en enero de 1977 por el sello New Hormones. Pero en poco tiempo, Devoto abandonó el grupo y formó su propia banda, Magazine. Pete Shelley asumió el papel de cantante principal y Steve Diggle pasó a la guitarra, tomando el bajo Garth Smith.

Ya habían llamado la atención de las multinacionales, y en septiembre firmaron con United Artists, que les dio una absoluta libertad artística, como pudieron comprobar con su primer single "Orgasm Addict", editado en octubre de 1977, que no tuvo excesiva repercusión probablemente porque su letra era demasiado explícita para medios como la BBC, que directamente la vetaron. Sin embargo, el boca a boca empezó a funcionar. Poco después, Garth Smith fue expulsado del grupo y reemplazado por Steve Garvey, quien grabó su segundo single, "What Do I Get?", que consiguió entrar en las listas de ventas. En marzo de 1978 grabaron su primer disco, "Another Music in a Different Kitchen", y en septiembre apareció un segundo sencillo, "Love Bites".

El tremendo ritmo de grabación y directos afectó al grupo, que empezó a complicarse la vida con los típicos episodios de alcohol y drogas. Muy pronto se publicó "A Different Kind of Tension", en el que se notaban esos problemas internos, y llegó su primera gira americana, que no tuvo demasiado éxito. Pero allí se editó su mítica colección de singles ("Singles Going Steady", 1979).

Ante tanta presión, la banda decidió dejar de tocar en 1980, aunque grabaron el EP "Parts 1-3", que sería editado como tres singles distintos. En ese momento, United Artists fue comprada por EMI, que decidió cortar el apoyo al grupo, y se limitó a editar en el Reino Unido "Singles Going Steady". Sin embargo, rehusó pagar al grupo ningún tipo de adelanto por su cuarto álbum. Ante ello, Pete Shelley decidió, antes que luchar contra la compañía, disolver el grupo, y eso ocurrió a principios de 1981.
Shelley inició inmediatamente su carrera en solitario, de la que surgiría un hit ("Homosapien"), pero no tuvo continuidad. Steve Diggle y John Maher formaron Flag of Convenience. Steve Garvey se mudó a Nueva York, donde tocó con Motivation.
Hasta 1989, el grupo no regresaría a los escenarios, y lo hizo con una exitosa gira por los Estados Unidos. Poco después, Maher dejó la banda, y le sustituyó Mike Joyce, batería original de los Smiths, pero no sería por mucho tiempo. En 1990 consiguieron estabilizar una nueva formación, con Shelley, Diggle, el bajista Tony Barber y el batería Phil Barker. Ellos grabaron "Trade Test Transmissions" en 1993, y tras cientos de conciertos y giras por todo el mundo, un quinto álbum de estudio, "All Set" (1996).
Ahora regresan, con esa misma formación y un nuevo y sensacional disco, titulado como ellos ("Buzzcocks", Cherry Red / Dock, 2003), que 
demuestra que siguen vivos y con mucho que decir. Podrás comprobarlo en directo en su gira española de septiembre de 2003.


http://www.buzzcocks.com/
www.myspace.com/buzzcocksofficial

 


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO






VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.



--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es