--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS


03-12-08 Sala El tren, Granada
 06-11-07 Barcelona sala Bikini
Skatalites en el Esparrago 2003
Mystic revelation of rastafari 
Bio
.
The Skatalites
The Skatalites con Doreen Shaffer al frente actuará en 10 ciudades españolas este mes de noviembre de 2017  presentando su nuevo disco “Platinum Ska”.
Rootsound Music con la colaboración de Budweiser Live Circuit tienen el gusto de presentaros la nueva gira de los padres y fundadores de la música Ska & Reggae desde 1964,  nada más y nada menos que sus majestades jamaicanas “The Skatalites”.
La gira tendrá lugar entre el 15 y el 25 de Noviembre, las ciudades agraciadas son: Barcelona (Sala Apolo), Zaragoza (Sala Lopez), Valladolid (Lava. Sala Blanca), Santiago de Compostela (Sala Malatesta), Madrid (Sala But), Valencia (Sala Jerusalem), Málaga (Sala Trinchera), Sevilla (Sala Custom) y Granada (Mestizao Festival, Sala el Tren).
The Skatalites regresa con su flamante nuevo disco de estudio PLATINUM  SKA, un nuevo trabajo con el sello y el gran nivel que siempre les ha caracterizado. Ritmos ska con la elegancia habitual, la imponente sección de metales, solos inspirados, versiones instrumentales, dub de alto voltaje e inéditos rescatados con el original Lloyd Knibb (RIP) a la batería. Como es costumbre, la reina del ska Doreen Shaffer, brilla en los números vocales. El disco ha sido mezclado en el estudio clave de la música moderna africana, el Humble Ark en Bamako, Mali.
19 noviembre 2010 sala El tren Granada
Texto y Fotos Eduardo G Magaña - IndyRock


La leyenda continua escribiéndose con su último trabajo "On The Right Track", en el que el reggae y el ska nos transportaron a un paraíso tropical 

Video concierto de Skatalites en la sala El Tren - diciembre 2008

Tras más de un año sin visitar Andalucía, Rootsound nos trajo a los legendarios The Skatalites, en un concierto que reventó la Sala El Tren de Granada, plato fuerte de una excelente noche tropical en la que el ska y los demás ritmos jamaicanos fueron los protagonistas.
Los malagueños Skazzy Jazz fueron los encargados de abrir fuego ante una sala prácticamente abarrotada desde primerísima hora. Gran concierto, en el que interpretaron temas propios y algunas versiones de standards del jazz pasados por un filtro ska. Excelente elección para abrir paso a The Skatalites.
Los jamaicanos, con 46 años en los escenarios a sus espaldas, se presentaron en Granada con una nueva formación en la que destaca la presencia de los miembros fundadores Lester Sterling  al saxo alto y Lloyd Knibb a la batería. Sobresalió también la animosa presencia del trompetista Kevin Batchelor, que hizo las veces de cantante, supliendo la ausencia de Doreen Shaffer. Junto a ellos los ya clásicos Val Douglas al bajo o el trombonista Andrae Murchison, además de Azemebo Audu al saxo tenor, Natty Frenchy a la guitarra y Cameron Greenlee a los teclados, los últimos en subirse a este barco que va repartiendo alegría allá por donde va.
Con su característica cuenta atrás, ante una sala en la que ya no cabía un alfiler, iniciaron su actuación con “Freedom Sound”, comenzando una fiesta en la que no pudimos parar de bailar ni un solo instante. Clásicos como “Occupation”, “El Pussycat”  o “James Bond Theme” hicieron las delicias de los asistentes, mientras que  “A Message to you Rudy” y “Rivers of Babylon” desataron una locura colectiva. Si bien se echó algo en falta la presencia de la “reina del ska” Doreen Shaffer, los Skatalites volvieron a triunfar en Granada con su genial fórmula de ska-jazz en la que las magistrales intervenciones de los vientos, deslizándose sobre la base rítmica, demostraron que el sello de Skatalites es toda una garantía.
Con el público cada vez más entregado, “Latin Goes Ska”,  “Phoenix City”, “Rock Fort Rock” o su súper clásico “Guns of Navarone” fueron coreados con fuerza ante la mirada de satisfacción de Lester Sterling. A sus setenta y cuatro años, “Mr Versatile” continúa en plena forma, protagonizando uno de los grandes momentos de la noche, lanzándose a bailar ante el jolgorio de los presentes. Caímos rendidos a sus pies. 
Bastaba mirar alrededor para darnos cuenta que todas y cada unas de las caras que nos rodeaban rezumaban felicidad, como si The Skatalites hubieran encontrado la fórmula perfecta para hacernos olvidar todo y entregarnos a la causa skatalítica de una manera irresistible, que llegó a su culmen con la repetición del “Freedom Sound” con el que cerraron su concierto.
Para continuar la noche se  contó con la acertada presencia de los djs de Bypod Collective, Blacky & Rastafunk, que hicieron un repaso a las distintas ramas del ska, desde Fabulosos Cadillacs a Skalariak, pasando por clásicos jamaicanos o europeos como el Dr. Ring Ding o Alborosie. El cierre de esta noche en la Sala El Tren corrió a cargo de Groove Storm, con una sesión marcada por el jungle y el drum and bass, que nos acompañó en el final de esta gran fiesta. 


03-12-08 Sala El tren, Granada
Organiza Música es amor
Fotos: Merche S. Calle / J. E. Gómez / IndyRock



SKATALITES 44 ANIVERSARIO
Thomas McCook, Roland Alphonso, Don Drummond, Lester Sterling, Johnny "Dizzy" Moore, Lloyd Brevett, Lloyd Knibbs, Jerome Haines y Jackie Mittoo, fueron los nueve componentes habituales de la banda que revolucionó la música jamaicana desde sus cimiento, el ska. Desde su primera aparición como Skatalites el 27 de junio de 1964 en el club Hi-Hat de Kingston, ska y Skatalites son términos inseparables; le dieron su forma definitiva. En su corta pero intensa andadura, encontramos a Skatalites como banda de estudio de la mayoría de grabaciones de la época, sin ser un grupo cerrado sino un combo articulado en función de la disponibilidad de los músicos o las necesidades del productor. Tanto en estudio como en alguno de sus directos al aire libre o en hoteles, teatros y clubs como Bournemouth o Orange Bowl en Kingston, el Calypso en Falmouth o el Embassy en Montego Bay, acompañaron a la práctica totalidad de los vocalistas jamaicanos, siendo sus habituales en concierto Doreen Shaefer, lord Tanamo, Tony Da Costa y Jackie Opel. El management de la banda corría a cargo de Ken Lack y, en ocasiones, del actual primer ministro de Jamaica, P.J.Patterson.
Varios miembros de la banda fueron introduciendo conceptos de Rastafari en su música, fruto de sus contactos con las comunidades rastas. Tommy McCook (saxo) nos contaba que "solía ir a reuniones rastas en los 40...En el 48, 49 con Count Ossie". Lloyd Knibbs (batería) atribuye su  estilo al hecho de que "frecuentaba las reuniones de Sam Brown en Spanish Town Road y Weststreet Corner, llevando mis percusiones. La gente cantaba y yo tocaba los tambores burru. Eso me enseñó mucho". Por su parte, Drummond (trombón) vivía sus creencias conforme a su carácter más introvertido y depresivo, un hecho que le alejaba de las grabaciones en períodos intermitentes, en los que recibía tratamiento psiquiátrico. Compuso piezas como "Addis Ababa" y "Reburial", inspirada ésta en la repatriación desde Londres de los restos de Marcus Garvey en 1964. La noche del 31 de diciembre de ese año supuso un duro golpe para nuestros protagonistas: en un ataque de celos, Drummond, líder e inspirador indiscutible de la banda, asesina a su novia y es recluido en un sanatorio mental donde se suicidó el 6 de mayo de 1969. 
En agosto de 1965 hacen su última aparición en un baile de la policía en el Runaway bay Hotel, según palabras de McCook. Knibbs y Moore la sitúan en el Glass Bucket Club, tras celebrar el primer aniversario de la banda (27/6/65). A partir de entonces sus caminos divergen en dos direcciones: por un lado, los Soul Brothers liderados por Roland Alphonso (saxo) y vinculados a Studio One y, por otro, los Supersonics de Tommy McCook ejerciendo para Duke Reid en Treasure Isle. Sólo Knibbs abandona la música popular momentáneamente para tocar en cruceros turísticos a partir de 1966. Sin embargo, ninguno de ellos dejará de estar presente en el futuro devenir de la música jamaicana.
La siguiente reunión de una gran parte de los músicos originales no ocurre hasta 1975 (una vez superados los infartos de Alphonso a principios de los setenta), cuando se reúnen con el viejo amigo Ernest Ranglin (guitarra) y músicos cruciales del reggae como el batería Leroy "Horsemouth" Wallace, Augustus Pablo y Ras Michael, en unas sesiones de reggae instrumental producidas por Lloyd  Brevett (bajista)  y  Clive "Azul" Hunt, titulado "African Roots", que tendrá su versión dub con mezclas de King Tubby producidas por Glen Darby (ex-Scorchers). Tendrá que transcurrir casi otra década más (los miembros de Skatalites se dispersan entre EEUU, Canadá, Inglaterra y Jamaica, acompañando a músicos de reggae de fama internacional), para que en 1983 activen la banda con motivo de su actuación en el Reggae Sunsplash, que se alargará con actuaciones por Kingston, siendo las más conocidas las dos noches en la Blue Monk Jazz Gallery, debido a la comercialización de estas grabaciones piratas por parte de ROIR. Al año siguiente, entran en estudio junto a Gladstone Anderson y Dwight Pinckney y músicos de nuevas generaciones como Calvin Cameron o Arnold Backenridge, para registrar los ocho temas que conforman el recio "Return Of The Big Guns". A partir de entonces, la dispersión volvió a marcar el fin como agrupación. Si la salud de Alphonso ya dio tempranos sustos, fue el más joven de ellos, Jackie Mitoo (teclista), el primero en fallecer el 16 de diciembre de 1990. 
Una muerte que dará paso, tan sólo por coincidencia temporal, a  un nuevo reencuentro de cinco de sus miembros originales para relanzar el combo: McCook, Alphonso, Lester Sterling (saxo) , Brevett y Knibbs, reforzados por jazzmen norteamericanos (Natham Breedlove, Bill Smith o Willie Clarke) y los vocalistas Doreen Shaefer y Devon James. Esta formación posibilita la primera gira europea de Skatalites en 1992. Su primera gira española fue la siguiente de 1993 pero, desgraciadamente, no pudimos disfrutar del saxo de McCook, retirado tras una importante operación de corazón. Fue también el año de su esperado regreso al estudio de grabación con "Ska Voo Vee", sin Roland Alphonso pero con la suculenta compensación de Ron Wilson soplando su trombón en un par de temas. Para su siguiente trabajo, "Hi Bop Ska" (94), la nómina de colaboradores se hace más suculenta: Toots Hibbert, Prince Buster, Lester Bowie, David Murray, Monty Alexander, Val Douglas o Larry McDonald, redondean una obra que explora diferentes posibilidades del sonido Skatalites. Dos años más tarde, llegará "Greetings From Skamania" con un concepto más modesto y parco en colaboraciones, con la excepción de Steve Turre ya presente en los dos trabajos anteriores. Su cuarto álbum en los noventa, es, por el momento, "Ball Of Fire" (97), una recreación de algunos de sus temas más emblemáticos por encargo de Island Jamaica Jazz. Tommy McCook, ya alejado desde hacía tiempo de los escenarios, no participó en este trabajo; su ya frágil salud se iría debilitando hasta su muerte el 5 de mayo de 1998. Ese mismo año, el 19 de noviembre, moría también Roland Alphonso al sorprenderle, unos días antes, un definitivo infarto mientras actuaba junto a sus compañeros en Hollywood. El legado de estos cuatro álbumes será la muestra irrefutable de su intacta genialidad por fin libre de las exigencias comerciales de los productores. El remanente de los Skatalites sigue activo, con la presencia en el frente de los originales Lester Sterling, Lloyd Knibb, Doreen Shaeffer y el legendario saxofonista de los tiempos de Count Ossie, Cedric "I´m" Brooks y dispuesto a mantener la sabiduría y el sonido de los maestros. El excepcional conjunto de su obra, sus solos delicados y su sencillez como artistas y trabajadores, los sitúa en un puesto de honor en el Olimpo de los músicos e instrumentistas de este siglo. (diciembre 2008)

06-11-07 Barcelona sala Bikini
crónica por Isabel Montero - IndyRock
Fotos Dunia Ibrahim - IndyRock


El día 6 de noviembre "Skatalites" llenaron la sala Bikini de Barcelona, no sólo de público, sino de ritmos jamaicanos y bueno rollo contagioso.

Nada más y nada menos que los creadores del ska, nos dieron cita a eso de las 21:30 para disfrutar de dos horas de buena música, con algunos miembros originales sobre las tablas como Lloyd Knibbs (batería), Jackie Opel (trompeta), Lester Sterling (saxo) y Doreen Shaeffer (vocalista), apoyados por personalidades de la música jamaicana como como Vin "Don D Jr" Gordon (trombón), Val Douglas (bajo) y Cedric Im Brooks (saxo).

La leyenda continuó escribiéndose con su último trabajo "On The Right Track", en el que el reggae y el ska nos transportaron a un paraíso tropical llamado Bikini, para rodearnos de amigos de todas las edades y estilos, para bailar y compartir el momento en el que se escucharon canciones como "Latin Goes Ska", "Occupation" y "Shock Trail", temas nuevos y de siempre, optimistas y vitalistas en el que tenía cabida la sonrisa y el movimiento dentro y fuera del escenario.
También conocimos a una de sus colaboradoras femeninas en la interpretación de "Bye Bye", en el que la nostalgia y el romanticismo se difuminaba entre la gente.
 

Eran las 23:00 cuando daban su bis, pero se pidió más a pesar de que se hubiera, cerrado el telón, puesto la música de sala y encendido las luces. El espíritu de Skatalites se extendió del público que coreaba una de sus canciones, hasta el escenario en el que se materializaron los componentes de la banda, para que su música apaciguara la fiera del estrés y la monotonía.
The Skatalites + Mystic revelation of Rastafari

Skatalites en el Esparrago 2003
ABDENEGUS INTERNATIONAL SOUNDS presenta Música de Raices Profundas
Ya casi nadie duda que el reggae y todo el conjunto de la música jamaicana, se han convertido en un legado artístico de dimensión universal. Del rap a las remezclas, del sampler al sound system, cualquier concepto dominante en la música de baile, e incluso en el rock de este principio del milenio, beben de las experiencias que anónimos artistas, músicos, productores y pinchadiscos jamaicanos, llevan realizando desde hace cuarenta años. Si tuviéramos que localizar en el tiempo el embrión de tanta creatividad y música que esta pequeña isla caribeña nos han regalado durante estos años, deberíamos situarnos en los años cincuenta, cuando los músicos profesionales de Jamaica, curtidos en orquestas,cruceros y hoteles al son del swing, el mambo, el calypso o el cha cha cha... y apasionados jazzmen en privado, destilan sus solos en improvisadas jams sobre la percusión tradicional de los rasta nyahbinghi, ritmos que descienden del burru de los esclavos africanos. Tommy McCook (lider de Skatalites, ya fallecido) nos decía a mediados de los 90: "Solía ir a reuniones rastas en los 40...En el 48, 49 con Count Ossie". Lloyd Knibbs (batería de Skatalites) atribuye su estilo al hecho de que "frecuentaba las reuniones de Sam Brown y Count Ossie en Spanish Town Road y Weststreet Corner, llevando mis percusiones. La gente cantaba y yo tocaba los tambores burru. Eso me enseñó mucho". Knibbs está considerado el inventor de la batería one drop del reggae. Fue la persona de Count Ossie (fallecido en 1976) quien reunía a estas "vacas sagradas"; los percusionistas y los jazzmen del barrio. La mezcla devino explosiva: treinta percusionistas y los mejores músicos del país, los Winston Gaynair, Don Drummond, Tommy Mc Cook, Calvin Cameron, Johnny Moore,Roland Alphonso, Ernest Ranglin, Jackie Mitoo...Todos los domingos tocan durante horas; y un día de 1963 esta música toma un nombre: la llaman ska. El grupo de jazzmen, que son de lejos la flor y nata de los músicos de estudio, no son otros que los Skatalites. Más de cuarenta años después tenemos el placer de reunir por una noche en Madrid, a los protagonistas de entonces, a los maestros y originadores de cuarenta años de música estupenda. A sus 60,70,80 años...estos jóvenes músicos van a ofrecernos una velada realmente histórica; dos noches para sumergirnos en un viaje sonoro por el siglo XX, en la música de raices profundas. Ragnampiza Abdenegus International Sounds 
the skatalites 
Thomas McCook, Roland Alphonso, Don Drummond, Lester Sterling, Johnny "Dizzy" Moore (trompetista que nos visitará en breve junto a U Roy en el Festival Blues i Ritmes de Badalona) , Lloyd Brevett, Lloyd Knibbs, Jerome Haines y Jackie Mittoo, fueron los nueve componentes habituales de la banda que revolucionó la música jamaicana desde sus cimiento, el ska. Desde su primera aparición como Skatalites el 27 de junio de 1964 en el club Hi-Hat de Kingston, ska y Skatalites son términos inseparables; le dieron su forma definitiva. En su corta pero intensa andadura, encontramos a Skatalites como banda de estudio de la mayoría de grabaciones de la época, sin ser un grupo cerrado sino un combo articulado en función de la disponibilidad de los músicos o las necesidades del productor. Tanto en estudio como en alguno de sus directos al aire libre o en hoteles, teatros y clubs como Bournemouth o Orange Bowl en Kingston, el Calypso en Falmouth o el Embassy en Montego Bay, acompañaron a la prá ctica totalidad de los vocalistas jamaicanos, siendo sus habituales en concierto Doreen Shaefer, lord Tanamo, Tony Da Costa y Jackie Opel. El management de la banda corría a cargo de Ken Lack y, en ocasiones, del actual primer ministro de Jamaica, P.J.Patterson. Varios miembros de la banda fueron introduciendo conceptos de Rastafari en su música, fruto de sus contactos con las comunidades rastas. Tommy McCook (saxo) nos contaba que "solía ir a reuniones rastas en los 40...En el 48, 49 con Count Ossie". Lloyd Knibbs (batería) atribuye su estilo al hecho de que "frecuentaba las reuniones de Sam Brown en Spanish Town Road y Weststreet Corner, llevando mis percusiones. La gente cantaba y yo tocaba los tambores burru. Eso me enseñó mucho". Por su parte, Drummond (trombón) vivía sus creencias conforme a su carácter más introvertido y depresivo, un hecho que le alejaba de las grabaciones en períodos intermitentes, en los que recibía tratamiento psiquiátrico. Compuso piezas como "Addis Ababa" y "Reburial", inspirada ésta en la repatriación desde Londres de los restos de Marcus Garvey en 1964. La noche del 31 de diciembre de ese año supuso un duro golpe para nuestros protagonistas: en un ataque de celos, Drummond, líder e inspirador indiscutib le de la banda, asesina a su novia y es recluido en un sanatorio mental donde se suicidó el 6 de mayo de 1969. En agosto de 1965 hacen su última aparición en un baile de la policía en el Runaway bay Hotel, según palabras de McCook. Knibbs y Moore la sitúan en el Glass Bucket Club, tras celebrar el primer aniversario de la banda (27/6/65). A partir de entonces sus caminos divergen en dos direcciones: por un lado, los Soul Brothers liderados por Roland Alphonso (saxo) y vinculados a Studio One y, por otro, los Supersonics de Tommy McCook ejerciendo para Duke Reid en Treasure Isle. Sólo Knibbs abandona la música popular momentáneamente para tocar en cruceros turísticos a partir de 1966. Sin embargo, ninguno de ellos dejará de estar presente en el futuro devenir de la música jamaicana. La siguiente reunión de una gran parte de los músicos originales no ocurre hasta 1975 (una vez superados los infartos de Alphonso a principios de los setenta), cuando se reúnen con el viejo amigo Ernest Ranglin (guitarra) y músicos cruciales del reggae como el batería Leroy "Horsemouth" Wallace, Augustus Pablo y Ras Michael, en unas sesiones de reggae instrumental producidas por Lloyd Brevett(bajista) y Clive "Azul" Hunt, titulado "African Roots", que tendrá su versión dub con mezclas de King Tubby producidas por Glen Darby (ex-Scorchers). Tendrá que transcurrir casi otra década más (los miembros de Skatalites se dispersan entre EEUU, Canadá, Inglaterra y Jamaica, acompañando a músicos de reggae de fama internacional), para que en 1983 activen la banda con motivo de su actuación en el Reggae Sunsplash, que se alargará con actuaciones por Kingston, siendo las más conocidas las dos noches en la Blue Monk Jazz Gallery, debido a la comercialización de estas grabaciones piratas p or parte de ROIR. Al año siguiente, entran en estudio junto a Gladstone Anderson y Dwight Pinckney y músicos de nuevas generaciones como Calvin Cameron o Arnold Backenridge, para registrar los ocho temas que conforman el recio "Return Of The Big Guns". A partir de entonces, la dispersión volvió a marcar el fin como agrupación. Si la salud de Alphonso ya dio tempranos sustos, fue el más joven de ellos, Jackie Mitoo (teclista), el primero en fallecer el 16 de diciembre de 1990. Una muerte que dará paso, tan sólo por coincidencia temporal, a un nuevo reencuentro de cinco de sus miembros originales para relanzar el combo: McCook, Alphonso, Lester Sterling (saxo) , Brevett y Knibbs, reforzados por jazzmen norteamericanos (Natham Breedlove, Bill Smith o Willie Clarke) y los vocalistas Doreen Shaefer y Devon James. Esta formación posibilita la primera gira europea de Skatalites en 1992. Su primera gira española fue la siguiente de 1993 pero, desgraciadamente, no pudimos disfrutar del saxo de McCook, retirado tras una importante operación de corazón. Fue también el año de su esperado regreso al estudio de grabación con "Ska Voo Vee", sin Roland Alphonso pero con la suculenta compensación de Ron Wilson soplando su trombón en un par de temas. Para su siguiente trabajo, "Hi Bop Ska" (94), la nómina de colaboradores se hace más suculenta: Toots Hibbert, Prince Buster, Lester Bowie, David Murray, Monty Alexander, Val Douglas o Larry McDonald, redondean una obra que explora diferentes posibilidades del sonido Skatalites. Dos años más tarde, llegará "Greetings From Skamania" con un concepto más modesto y parco en colaboraciones, con la excepción de Steve Turre ya presente en los dos trabajos anteriores. Su cuarto álbum en los noventa, es, por el momento, "Ball Of Fire" (97), una recreación de algunos de sus temas más emblemáticos por encargo de Island Jamaica Jazz. Tommy McCook, ya alejado desde hacía tiempo de los escenarios, no participó en este trabajo; su ya frágil salud se iría debilitando hasta su muerte el 5 de mayo de 1998. Ese mismo año, el 19 de noviembre, moría también Roland Alphonso al sorprenderle, unos días antes, un definitivo infarto mientras actuaba junto a sus compañeros en Hollywood. El legado de estos cuatro álbumes será la muestra irrefutable de su intacta genialidad por fin libre de las exigencias comerciales de los productores. El remanente de los Skatalites sigue activo, con la presencia en el frente de los ori ginales LLoyd Brevett, Lester Sterling, Lloyd Kinibbs y el legendario saxofonista de los tiempos de Count Ossie, Cedric "I´m" Brooks y dispuesto a mantener la sabiduría y el sonido de los maestros. El excepcional conjunto de su obra, sus solos delicados y su sencillez como artistas y trabajadores, los sitúa en un puesto de honor en el Olimpo de los músicos e instrumentistas de este siglo.
Al frente de los Skatalites 2006, están sus fundadores Lloyd Knibbs (batería), Lester Sterling (saxo) y Doreen Shaeffer (vocalista), reforzados con músicos indispensables de la música jamaicana como Vin "Don D Jr" Gordon (trombón), Val Douglas (bajo) y Karl "Cannonball" Bryan (saxo). 
SKATALITES 

Lloyd Knibb-drums 
Lloyd Brevett-bass 
Devon James-guitar 
Ken Stewart-keys 
Lester Sterling -alto sax 
Cedric Brooks-tenor sax 
Kevin Batchelor-trumpet 
Vin (DonD Jr) Gordon-trombone
Mystic revelation of rastafari 
"Pero los viejos Mystic Revelation of Rastafari continúan reuniéndose en Rockfort en sus fantásticas sesiones como todos los domingos desde hace cincuenta años..." La comunidad rasta y grupo musical, Mystic Revelation of Rastafari, existe desde 1947. La banda será perdeguida durante el curso de los años, sus miembros golpeados y encerrados, sus cabañas e instrumentos incendiados. El mito del tambor diabólico es resistente. Estuvo prohibido en la Jamaica colonial porque transmitía los mensajes de insurrección. El primer día de cada año, todos los años, estos pies-descalzos de feroz reputación, recorren las calles en procesión con sus tambores;como aún hoy en día se hace en Mali, comentando los acontecimientos del último año, ridiculizan a los maridos engañados, a los prepotentes y a los traidores. Su ritmo es como un latir de corazón rápido, la cólera sorda que hierve en los vecindarios jamaicanos. Su legendario fundador, Count Ossie, aprendió el ritmo ancestral junto al maestro burru Brother Job en su campo de Salt Lane en Back O'Wall. Volverá a su barrio, Rockfort,para enseñar el estilo a su banda, un grupo de adolescentes encendidos. A lgunos de ellos son del mismo Rockfort, barrio pobre y bien pensante de gentes acomodadas e intelectuales de la administración colonial; otros vienen de las chabolas de los fuera-de-la-ley en las colinas Wareika, justo encima del barrio. Mientras en el oeste, en Salt Lane y alrededores, la hermandad rasta de los Nyabinghi adopta la pulsión más lenta de la percusión burru (de ahí el nombre Nyabinghi para el ritmo), en el este, Count Ossie se reunía con las "vacas sagradas"; los percusionistas y los jazzmen del barrio.La mezcla es explosiva: treinta percusionistas y los mejores músicos del país, los Winston Gaynair, Don Drummond, Tommy Mc Cook, Calvin Cameron, Jhony Moore,Roland Alphonso, Ernest Ranglin, Jackie Mitoo...Todos los domingos tocan durante horas; y un día de 1963 esta música toma un nombre: la llaman ska. El grupo de jazzmen, que son de lejos la flor y nata de los músicos de estudio, no son otros que los Skatalites. Son ellos quienes tocan en los primeros 45 r.p.m. de ska Studio One y Treasure Isle. Si entonces se oía menos a la percusión -aún había miedo de los productores- les encontramos a menudo en las producciones de jazz jamaicano que tanto furor hacen hoy. Harry Mudie, un joven de Spanish Town es quien va a producir a partir de 1961 una serie de grabaciones de Count Ossie. Spanish Town es la antigua capital de la isla, puerto de registro de esclavos y termómetro del estado civil. Asimismo, es una referencia para las gentes del burru y los rastas; la vieja comuna rasta de Pinnacle está a dos pasos. Es en su pequeño mercado de ñame y ganja donde se aprovisionan los percusionistas cada viernes. También vienen a Spanish Town para encargar sus tambores a Water King, el único conocedor de los secretos de fabricación del instrumento. Harry Mudie, brillante entre la quincallería de Spansih Town, debía soñar identidad africana. Tenía diecisiete o dieciocho años cuando grabó a Count Ossie y sus jazzmen. Las bandas que graban para su sello, nos cuentan en una sola pista el nacimiento de una de las músicas más importantes del siglo XX. De las canciones puramente burru a las cabalgadas ska, de la nostalgia de los solos jazzy al sincopado caly pso, el abanico entero de lo que será la música jamaicana de los próximos treinta años se despliega título tras título. Habrá otros álbumes en los setenta, "Grounation", y "Tales of Mozambique", bajo el nombre Mystic Revelation of Rastafari. Este nuevo nombre surge de la fusión de los percusionistas con una formación de jazz, los Mystics del trompetista Cedric Brooks a quien vimos hace poco con Skatalites. A finales de los 50, ejecutan la sección rítmica en el clásico ska "Oh Carolina" producido por Prince Buster bajo el nombre Folkes Brothers, han participado en todas las ediciones del Festival of Arts of Jamaica, siéndoles otorgadas dos medallas de oro en percusión (1965 y 1966). En 1966 tienen el honor de actuar para Haile Selassie en la visita de éste a Jamaica. Esta es la época de mayor gloria para Count Ossie y MRR, incluidas dos participaciones en el Caribbean Festival of Arts (Carifesta), en las ediciones de 1972 (Guyana) y 1976 (jamaica). O compartiendo escenario con artistas intenacionales de la talla de Duke Ellington, Nina Simone o Miriam Makeba. Pero en en 1976, Ossie muere en un accidente de coche. Después de la desaparición de su lider los Mystic paran un tiempo antes de volver a escena. Es tiempo para esparcir la semilla cultural lejos del Caribe, actuando en diversos acontecimientos culturales en universidades norteamericanas (Howard U, Massachusets, Amhrest, entre otras), y en diversos países como Canadá, Alemania, Noruega....o en la misma Jamaica ante el presidente de Mozambique, Samora Machel (1977) o en el Worl Council of Churches (1979) "Somos un grupo cultural basado en el amor y en la vida; amor es la fuerza cohesiva que agrupa todos los acontecimientos y llena de motivos al hombre para que continúe viviendo. Si no fuera por amor, la humanidad no habría alcanzado el nivel de progreso del que disfrutamos y si no fuera por la guerra, la humanidad estaría más adelantada y cercana al cénit de la vida que es vivir siempre amando" Brother Samuel Clayton, portavoz de MRR.
THE MYSTIC REVELATION OF RASTAFARI 
BROTHER SAMUEL CLAYTON - ORADOR/PERCUSIÓN GEORGE DUDLEY - VOZ/PERCUSIÓN GEORGE CLARKE - TAMBOR FUNDE/COROS DELROY WILLIAMS - TAMBOR FUNDE/COROS URIAH SMITH - BASSDRUM/VOCALS DAVID EDWARDS - TAMBOR REPEATER/COROS DONOVAN CUNNINGHAM - BAJO/COROS NAMBO ROBINSON - TROMBÓN/COROS ARNOLD BRAKENRIDGE - TROMPETA/COROS EGBERT EVANS - SAXO/FLAUTA 

INFOLINE: ABDENEGUS INTERNATIONAL SOUNDS TEL. 934 418 668 * FAX: 934 411 371 reggaeshack@lycos.com


 

INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO


vídeopromoción




 





VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine




.




--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es