--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS


 
.

Richard Ashcroft
Sala Razzmatazz Barcelona 02 de Diciembre 2002
Produce Iguapop
Fotos: MarceRock - Indyrock

RICHARD ASHCROFT 
Fecha: 15/11/02 Lugar: Brixton Academy (Londres) 
por Ruth Segarra - IndyRock

Aun a oscuras y sin nadie en el escenario oimos la voz de Richard Ashcroft. Alguien le habia dado al play y sonaba una discotequera version de su nuevo tema estrella: "Check the meaning". Pero no fue hasta que aparecio junto al resto de la banda (siete componentes mas, incluyendo percusiones, contrabajo, teclados e instrumentos de viento, a la formacion basica de guitarra, bajo y bateria) cuando dimos por empezado el concierto. Para ello eligio un tema del ultimo disco que grabo con los Verve: "Sonet", y con un precioso fondo estrellado (un 10 para el iluminador de la sala) y sin mas acompañamiento que el de nuestras voces, canto la primera estrofa de la cancion (creo que este fue el primer momento magico de la noche) al que luego se unieron el resto de instrumentos. A partir de ahi siguio dando un repaso a temas de sus dos discos en solitario: "Alone with everybody" y "Human conditions" (por cierto, alguien se ha fijado en la portada del disco?? os suena el "Circuit de Catalunya"??). Del primero pudimos escuchar el gran temazo "New York", "You on my mind in my sleep", la encantadora "A song for the lovers" y "Crazy World" y ocho de las diez canciones que componen su ultimo disco: "Paradise", "Buy in the Bottles", "God in the Numbers", y mis dos favoritas, "Nature is the Law" y "Science is Silence", entre otras. Aunque con las que el publico realmente vibro fue con con las canciones que Richard Ashcroft grabo en el ultimo disco con los Verve: "Urban Hymns". Ademas de "Sonet" escuchamos "Drugs don't work", "Lucky man" y la genial "Bitter Sweet Simphony" en una version algo distinta a la del album, porque nadie como el es capaz de alargar tanto las canciones, hacerlas casi interminables, como si de un bucle se tratara, sin poder llegar jamas a calificarlas como "demasiado". El publico que lleno el Brixton Academy (precioso teatro readaptado a sala de conciertos con la inclinacion adecuada para la siempre perfecta visualizacion del escenario) disfruto de la casi impecable actuacion de Richard Ashcroft, y digo "casi" porque lo hicieron a pesar del percance que sufrio cuando durante el transcurso de la version en acustico de uno de los temas de su nuevo lp se le olvido la letra, y tras dos intentos por continuarla decidio dejarla a medias y recompensarnos con el brillante y energico "Check the meaning" en version single. Estas cosas ocurren de vez en cuando, aun a un gran profesional como el. Una hora y media de concierto nunca es suficiente cuando estas disfrutando tanto, pero supongo que en algun momento tenia que acabar. Ojala hubiese tocado tambien el tiempo asignado a los teloneros, un par de cantautores de Country-Folk de lo mas pesados (ni siquiera me entere de como se llamaban). 

Bio
Richard Ashcroft vuelve a España. Y lo hace con la intención de presentar Human Condition, que publicará este octubre en nuestro país. Dos citas únicas para ver en directo al que fuera líder de The Verve, una de las bandas más importantes de brit pop de los 90 en Gran Bretaña y el resto de Europa. 
Human Condition se intuye como uno de los lanzamientos de la temporada, un disco de rock oscuro en el que Ashcroft aprovecha para saldar cuentas con viejos miedos, fantasmas del pasado y errores amorosos. 
Es normal que la publicación de este segundo trabajo, que llega precedido de entrevistas exclusivas y portadas en medios independientes, haya despertado mucha expectación. Y es que Ashcroft sabe cómo vender un disco, del que pregona que cuenta con colaboradores ilustres: el fundador de los Beach Boys, Brian Wilson; el teclista Chuck Leavell; el exbatería de The Verve, Pete Salisbury, y el músico Talvin Singh, por ejemplo. 

Antes y después de The Verve
"Tenemos un lugar reservado en la historia", comentaba Richard Ashcroft en 1993, "puede que nos lleve tres álbumes, pero entraremos en la historia". Cuatro años más tarde, la historia le ha dado la razón. 
Richard Ashcroft lideró The Verve, banda que en los últimos tiempos demostró ser el ultimo gran grupo ingles de rock & roll del siglo XX. The Verve nació a finales de los años ochenta en Wigan, una pequeña ciudad industrial del norte de Inglaterra. Además de Ashcroft, en el grupo estaban también Nick McCabe a la guitarra, Simon Jones al bajo y Pete Salisbury a la batería. 
Al haber crecido juntos, The Verve fue uno de los grupos más unidos, aunque volátil últimamente, de la historia. Sus primeras composiciones salían tras largas sesiones de drogas y cargadas de frenetismo y demostraron tener un `groove´, una ambición y una intensidad que les diferenciaba del resto de bandas de su estilo. 
Una palabra que siempre se ha asociado con The Verve es fe. Tanto la gente que trabajaba con ellos, los periodistas que escribían sobre ellos, los fans que les seguían, todos hablaban siempre de este grupo con absoluta convicción. Todos los que estaban 'en el mismo carro' no dudaron nunca que The Verve llegaría a ser un grupo de masas - sin importar cómo ni qué haría falta hacer. 
Richard Ashcroft más que ninguno de ellos personificaba esta fe. Los discos eran geniales, las actuaciones en directo conectaban con la audiencia y, en público a todos y cada uno de ellos les decía que este grupo iba a ser muy famoso. De ahí su temprana declaración sobre el lugar en la historia que tendrían los Verve, lo dijo en la época en la que acababan de publicar su álbum de debut, A Storm in Heaven. 
Y así ocurrió, Richard se hizo notar. Aunque el segundo disco del grupo en 1995, A Northern Soul se convirtió en un clásico, lleno de confusión, fiereza y emoción, por alguna razón no consiguió conectar con el gran público y como consecuencia de esa decepción, el grupo se separaba por primera vez. 
En A Northern Soul, hay dos canciones (On Your Own y History) que empezaban a mostrar la creciente confianza de Ashcroft y sus aptitudes como compositor. Por primera vez, el cantante escribía canciones fuera del cómodo marco del grupo, y fue una colección de temas escritos por él mismo que conformaron la base de Urban Hymns. 
El grupo llegó a un acuerdo para acabar el trabajo de su tercer álbum que, según prometió Ashcroft, los catapultaría a la Primera División del rock. Sin embargo, ese mismo éxito y las consiguientes presiones de Urban Hymns hicieron que el grupo se disolviese definitivamente en abril de 1999. Pero qué éxito tan glorioso y magnífico. 
Los dos primeros singles, Bitter Sweet Symphony y The Drugs Don't Work, fueron dos particulares hitos de la música rock inglesa y lanzaron él álbum a estatus internacional con siete millones de ventas. Urban Hymns permaneció en las listas de éxitos del Reino Unido durante todo un año seguido y llegó a convertirse en uno de los temas que se oía en todas partes a finales de los años noventa. 
Iba a ser la canción-cisne para un grupo que por fin había conseguido el éxito que siempre había prometido su sobrecogedora música. Para Ashcroft, nunca hubo un parón musical. Cuando se anunció oficialmente su disolución, él ya estaba en el estudio trabajando en las canciones para su álbum de debut en solitario. Tratándose de alguien que siempre ha formado parte de un grupo al uso, la decisión de embarcarse en solitario fue una sorpresa para muchos, pero para Ashcroft era muy lógico. Urban Hymns había sido el álbum en el que Richard Ashcroft, el compositor, había llegado a la madurez. Además de Bitter Sweet Symphony y The Drugs Don't Work, en el disco aparecían los temas Sonnet, Space & Time, Weeping Willow, One Day, This Time, Velvet Morning y Lucky Man - todos ellos compuestos por Ashcroft.
Richard Ashcroft debutaba en solitario el 3 de abril de 2000 con la publicación de A Song for the Lovers, un single que llegó al número tres en las listas. Era el preludio de Alone with Everybody, el primer álbum de Ashcroft, que en julio de este año fue número uno de las listas británicas. 
Además de su trabajo en solitario, Ashcroft trabajó también con James Lavelle y DJ Shadow en su proyecto U.N.K.L.E. , contribuyendo con una canción titulada Lonely Soul hasta el resultado en 1998 del álbum Psyence Fiction. Las colaboraciones de Ashcroft continuaron en el año 2001, cuando contribuyó con el tema titulado The Test al álbum de Chemical Brothers Come With Us, que se publicó en enero del 2002.
Informacion remitida por  www.iguapop.com 

www.richardashcroft.com


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO






VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es