--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 
News - Noticias -todo sobre Radiohead


The King of Limbs


Radiohead en Paris 10 junio 2008 - Fotos por Laurence Boisnard


'In Rainbows',número uno en UK 
RADIOHEAD - In Rainbows (Disc 2) por Juan Gallardo Comentario
Los maravillosos colores del arco iris
por Juan Gallardo - IndyRock # 


AMNESIAC, letras, datos
KID A | letras |comentarios
Hail to the thief , LETRAS EN ESPAÑOL

Daydream Festival en Barcelona Fotos directo +"Off Computer" /12 /6 /08
Radiohead en el Foro del Sol / México
Crónica de un concierto muy esperado Por Alejandra Hidalgo
Radiohead en Río de Janeiro / Brasil
Radiohead abre el Quilmes / Argentina
28,000 personas ven a Radiohead en Chile
Galerías >100


Fotos directo giras
1994 / 1997 / 1998 / 2000 /2001 / 2002

Radiohead en  México /  Brazil / Argentina 
.
Radiohead * Tour 2009
2009 / Tour Latinoamerica 
Crónica de un concierto muy esperado Por Alejandra Hidalgo

BAS05. BUENOS AIRES (ARGENTINA), -  Tom Yorke, el 24 de marzo de 2009, en Buenos Aires (Argentina), durante su presentación en el festival Quilmes Rock, en el que la banda presentó "In Rainbows", su álbum más reciente. EFE/Leo La Valle 



Revista de prensa
Chile / Argentina / Brazil / Mexico
Crónica de un concierto muy esperado
Por Alejandra Hidalgo
16 de marzo de 2009, ciudad de México. Era una fresca tarde de lunes en el Foro Sol, casa del equipo de béisbol de los Diablos Rojos.  Pero esa tarde no se escucharía al ompáyer gritar aut o “safe”, sino algo mucho más que un “home run”. 
La banda estaba sentada cuando llegamos. No era la de los músicos, sino la integrada por los múltiples fans que permiten que Radiohead continúe cosechando éxitos. El escenario estaba a tan sólo 15m de nosotros aproximadamente y debajo de éste, también los habían parados, acostados, otros más en cuclillas, fumando, comiendo pizza, recordando sus melodías favoritas en su Ipod, parejas abrazadas, extranjeros emocionados y hasta una joven vestida con una cabeza de oso panda, logotipo de uno de los discos del quinteto de Oxford.  Así formé parte de los más de 100 mil asistentes que acudieron a los dos conciertos de una de las agrupaciones de música alternativa más importantes e influyentes de nuestros tiempos. 
Y con ello doy inicio a esta crónica de mi experiencia con una de mis más grandes pasiones, que junto con la Literatura y el Cine, otorgan mayor valor a mi vida: la Música. 
4:00pm. Después de una breve siesta para recargar energías, mi hermana Paty y yo salimos de casa de mis tíos hacia el Metro. Varios meses habían transcurrido desde que adquirimos nuestros tickets y al fin nos acercábamos al climax de la aventura.  En el Metro vimos que se asomara el imponente estadio de béisbol y con ello a los miles de jóvenes caminando hacia él.  Revendedores a cada paso. Puestos y más puestos de souvenirs. Colores y más colores de camisetas, gorras, bufandas, llaveros, tazas, pósters, cds… Pero nada de eso importaba ahora. El acceso a general A, la zona de primera fila, nos esperaba. Al llegar no contamos ni 15 minutos cuando nos permitieron pasar. Todavía no daban las 5 de la tarde. Después de esa primera entrada, Paty y yo arrancamos a correr como en una competencia de atletismo, queríamos estar lo más cerca posible del conjunto inglés.  Con la respiración a contratiempo llegamos a la última revisión y, finalmente, a ser parte de aquella banda de fans amontonada frente al escenario. 
5:20 pm. ¿Me siento o me quedo parada? –Siéntate, todavía falta mucho para el inicio- me dijo Paty que por segunda ocasión estaba repitiendo la dicha de asistir al segundo y último día de concierto de Radiohead en México.  Pero con el estómago lleno de mariposas no aguanté mucho sentada y preferí estar de pie y así comenzaron a hacerlo los demás para asegurar su lugar.  Poco a poco se llenaba el área de más y más y más jóvenes, hasta que el único espacio que ocupabas era el de tu propio cuerpo, apretado junto a otro. La espera se ambientó con un globo blanco rebotando sobre las miles de cabecitas.  Un vendedor de nieves se metía entre la multitud para cumplir su labor y así también los de las pizzas, aguas y las cervezas a cien pesos por persona. ¡Compremos una para todos! Gritaba un grupo de jóvenes en reclamo al elevado precio. 
Los minutos corrían. Dos jóvenes tapatíos ondeaban una semi-bandera de México pues en lugar del águila llevaba al centro un símbolo de los autores de “High and dry”.  Y en su misión de echar relajo y olvidar sus pies cansados,  llamaban con estruendosos gritos al vendedor de nieves, provocando la risa y la molestia de quienes los rodeábamos sabiendo que lo hacían sin el deseo real de comprar un helado, sino de causar algunos empujones. En el escenario, personal del grupo telonero “Kraftwerk” ajustaba los últimos detalles a su equipo de cómputo con el que se presentarían . Uno de ellos recordaba por su calva al famoso Dj Moby, por lo que no se hicieron esperar las bromas de comparación y la exclamación a coro: ¡Que cante Moby! ¡Moby, Moby! 
Las horas pasaban. 
El sol se despedía y nubarrones amenazaban. Sin más avisos las gotas cayeron de forma quedita y constante.  Pero éramos tantas almas  debajo de aquel cielo gris, que unos a otros, como florecitas rockeras, apenas y las sentimos. Habíamos jóvenes de “todo tipo” (desde adolescentes, universitarios y hasta los de la tercera década). Ante la desesperación del inicio del show, grupos de fans coreaban canciones de Radiohead una y otra vez. Y de repente el canto se silenció y llegaron los gritos. 
8:00pm. Los reflectores se encendieron. 
El grupo telonero arribó a escena. La euforia subió de tono, pero no a su máxima potencia. Los miles de cuerpecitos bailaron sobre su propio eje los electrizantes ritmos. Despliegue de tecnología audiovisual se hizo presente junto a los cuatro miembros pioneros de la música electrónica. Kraftwerk ofreció más de 10 temas durante casi una hora. Su penúltima melodía, como todas, impregnada de sonidos computarizados, causó sensación cuando de repente ya no eran cuatro humanos sino maniquíes robotizados los que se postraron frente a un ya repleto Foro Sol. Con canciones de conciencia social y sobre el medio ambiente como Radioactivity y Man Machine, el cuarteto alemán se despidió de un público sediento de sus ídolos británicos. 
Pero todavía faltaba media hora más de espera. 
Llovía leve sin parar. Atrás de nosotros, las gradas lucían con cientos de plásticos azules sobre la gente que evitaba mojarse. Erizaba voltear y mirar el estadio a reventar, estaba al límite de su capacidad. Mientras tanto en el escenario se terminaban de alistar los instrumentos y el equipo que requerirían Thom, Johnny, Colin, Ed y Phil. 
9:38pm. Se fueron las luces y se acabó la sed. 
Como la explosión de un arcoiris, los gritos de una audiencia eufórica pintaron el escenario hasta mezclarse en una sola voz con la del líder de Radiohead.  “15 steps”, al igual que en el primero, fue el tema que abrió su segundo histórico concierto después de 15 años de sequía de su fans mexicanos.  Pero la euforia se convirtió en momentos de angustia cuando llegó a los extremos con empujones que provocaban casi la asfixia y una lucha constante de cuerpos por conservar su lugar y sobrevivir a una multitud alocada. Como nunca sentí golpes, codazos, pisotones y empujones de alto nivel. Tenía que aguantar, no quería rendirme después de una larga espera y un viaje desde Mérida para ver de cerca a los creadores de “No surprises”.  Y estuve a punto de desistir ante los casi llantos de mujeres apachurradas y chavos que salían como disparados de su lugar en primera fila. La marejada humana te llevaba de un lado a otro mientras Thom Yorke cantaba. Perdí a Paty, a quien no la volví a ver, afortunadamente a salvo, hasta el final de la presentación. Hubo momentos en que dejé de pisar el suelo pues la ola humana me cargaba entre sí hasta casi aventarme al piso, pero no, no caí. Empezaba la segunda melodía y el alboroto no cesaba hasta que por fin, el mar se niveló y poco a poco volvió la calma. El precio por verlos estaba siendo alto. Sin repararme todavía del susto que viví, no lograba disfrutar el concierto preguntándome por Paty y revisando si mi cuerpo tenía algún hueso roto por los agresivos empujones.  Calmadas las aguas y después de confirmar por celular que Paty estaba bien, la música entró a mis venas para hacerme olvidar y quedar envuelta en el haz de luces multicolores que provenían del escenario. 
Radiohead me transportó a mi época de preparatoria y a episodios inolvidables de mi vida. Tocó más de 22 piezas de toda su discografía pasando por Pablo Honey hasta In Rainbowns, su más reciente producción, de la cual interpretó la mayoría de sus temas. 
Eran los noventas y apenas rebasaba los 15 años de mi vida cuando los escuché por vez primera. Nirvana, The Cranberries, R.E.M, Pearl Jam, Smashing Pumkings, Red Hot Chilli Peppers estaban junto a Radiohead en el mismo cassette que una y otra vez di vuelta para escuchar. Y esa noche, estaba de frente mirando en vivo el baile frenético del hombre “creep” y me dejé llevar por cada acorde de su guitarra, de su piano, su pandero, del bajo, las percusiones y de los efectos creados por la computadora de Johnny. Cada canción era un viaje mágico al mundo de la música. ¡No mames güey! Gritaba un fan a cada melodía que iniciaba. Y yo, que me confieso poco conocedora de todos sus temas, a pesar de contar con casi toda su discografía, me integré al baile epiléptico de Yorke. Así grité, canté, brinqué y rasgué mi guitarra imaginaria al alocado ritmo de “Bodysnatchers”, “Weird fishes…”,  “Karma Police”, “Paranoid Android”, “Jigsaw falling into place”, “Idioteque”, “The bends”,  entre otras. La música me poseía como una androide paranoica entre un mar de peces raros. 
Allá arriba el quinteto lucía relajado y en confianza gozando la energía de los mexicanitos reunidos a montón para verlos. Con “Exit music (for a film)” tuvieron algunos problemas técnicos hasta que Yorke desistió en interpretarla. El grito de apoyo del público no se hizo esperar: ¡Radiohead! ¡Radiohead!  Varias veces el vocalista se dirigió a sus fans con un “Thank you” y hasta en un momento que una de sus guitarras se desentonó compartieron una carcajada con su auditorio. 
El escenario era sencillo pero impactante en tecnología con luces de tubos leds colgantes, que se iluminaban como un cielo estrellado, como sangre que fluía o como un arcoiris palpitante en sintonía con la música. En el fondo y a los lados, pantallas gigantes con las imágenes de cada uno de los integrantes. Acercamientos a sus manos y a sus rostros con efectos visuales que cambiaban de tono. 
La música eleva, transporta y toca tus más profundas emociones. A punto de lagrimar varias veces ante los suaves y nostálgicos efectos sonoros del planeta Radiohead, sólo cerraba los ojos y flotaba en él. Y no necesité ningún psicótico para hacerlo aunque el olor de la yerba fuera parte natural del ambiente. 
Pasaron poco más de dos horas. El viaje estaba por concluir. Todos aquellos meses de espera estaban por ver el fin de su historia. Después de irse y volver para tocar un rato más para sus fans, en su último regreso al escenario sucedió lo totalmente inesperado. Yorke anunció con una expresión parecida a “but dont fuck with me”, la melodía con la que todo fan se inició en su música. Y yo no pude evitar mi alarido de emoción. Aunque para muchos decepcionó la elección, para mi significó un regalo a sus fans mexicanos.  “Creep” reventó y convirtió en manicomio al Foro Sol.  Diez años hacía que no la interpretaban en vivo y esa noche sí lo hicieron para despedirse de nuestro país.  Por mi mente pasaron las tantas veces que en fiestas de quince años canté con alguna banda la historia de aquel joven tímido y despreciado. Fue una de las canciones himno de la generación X, nuestra generación. ¿Qué diablos hago aquí?  I don’t belong here… y Thom, Ed, Phil y Johnny dijeron adiós. 
Como hormigas esparciéndose hacia todas direcciones, las gradas y todo espacio del campo de béisbol  comenzaron a vaciarse. 
A poco más de una semana, todavía la energía de sus canciones corre por mis venas. Aunque no es la primera vez que vivo una experiencia similar con la música, sin duda será siempre una de las mejores. 
Chile / Revista de prensa
Pese a atados técnicos Radiohead mató ante 28 mil pericos 
No importó que el show tuviera que chantarse durante 10 minutos debido a atados técnicos. Nada logró opacar la tremenda y esperada presentación que se mandaron anoche los chiquillos de Radiohead en la Pista Atlética del Estadio Nacional. 
La banda inglesa cumplió con creces lo que sus fanáticos estaban esperando y a punta de hits y con una puesta en escena impecable, que incluyó un escenario lleno de luces, Tom Yorke y sus boys dejaron babeando a los cerca de 28 mil pericos que repletaron el recinto ñuñoíno. 
Radiohead hizo un recorrido por toda su historia musical, tocando temones de sus últimos discos y clásicos como "Paranoid Android", "Idioteque",  "Creep" y "Karma Police", que hicieron alucinar a los chiquillos. 
Al final, el saldo fue positivo y sólo quedó pa' la anécdota los cerca de 80 pericos que fueron atendidos en la enfermería del lugar producto de desmayos y algunos pasaditos de la sopaipa. Recordemos que hoy será el segundo concierto del grupete. 
La Cuarta

Tour 09 /Revista de prensa 
En Argentina
24 marzo 2009 Quilmes Festival / Revista de prensa 
Rolling Stones / Argentina
La espera terminó. Por fin, una de las mayores expectativas musicales sufridas por el público argentino llegó a su conclusión durante la primera noche del Quilmes Rock 2009 en el Club Ciudad de Buenos Aires. La llegada de Radiohead a nuestro país reunió a unas 30 mil personas que, al mismo tiempo, canalizaron sus ansiedades acumuladas durante años experimentando la sensación única generada por las presentaciones del quinteto de Oxford en vivo. 
... 
 la banda tocó la totalidad de los temas de su séptimo y último disco (faltó sólo "Faust Arp") y dió un paseo breve a través del resto de sus trabajos de estudio. Comenzando con "15 Steps", la aparición de Thom Yorke al escenario significó la prueba tangible -o casi- de que el sueño se había hecho realidad. Sus particulares y reconocidos movimientos (cuando baila, una especie de nerd poseído), su timidez para conversar con el público ("Ok?", "gracias" y "muchas gracias") y su inigualable, versátil, virtuosa voz (ver apartado) se materializaron ahí, a unos cuantos centímetros del suelo, y guiaron a 30 mil personas a través de un viaje introspectivo, profundo. La combinación perfecta con los otros cuatro miembros (Jonny Greenwod a la cabeza, Colin, Ed O`Brien y Phil Selway) hizo que cada uno de los temas sonara como en los discos, pero a la máxima potencia. Y con una increíble puesta visual: decenas de estalactitas luminosas, tomarían cada uno de los colores del arco iris para ilustrar las distintas emociones de este trip que tuvo sus tramos bailables (con "Jigsaw Falling Into Place" + "Idioteque" + "Bodysnatchers" y la versión de "Everything In Its Right Place"-ver aparte-) y sus tramos melancólicos, esencialmente radioheanos (con "No Surprises" + "Pyramid Song" + "Street Spirit (Fade Out)" y el final, "Creep"). 
La Nacion
El grupo inglés fue precedido por La Portuaria y el conjunto alemán Kraftwerk, que dio paso, a las 21.20, a la formación que conduce Thom Yorke, uno de los grupos surgidos de la movida "british", en la que participaron, entre otros, Oasis, Blur y The Verve. 
El grupo repasó durante el recital algunos de sus éxitos como "15 Step", "Airbag", "There There", "All I Need", que se utilizó como promoción en MTV, "Kid a" y "Karma Police". 
El Clarín
La espera terminó. El conjunto británico Radiohead se presentó esta noche por primera vez en la Argentina, ante más de 35 mil fanáticos que colmaron el club Ciudad de Buenos Aires, en Núñez. 
El grupo repasó durante el recital todos sus éxitos, como "15 Step", "Airbag", "There There", "All I Need", que se utilizó como promoción en MTV, "Kid a" y "Karma Police". También sonaron "Nude", de su último CD, "Arpecci" y "National Anthem". 

Radiohead salda su deuda de 15 años con Brazil
IDEAL / EFE Río de Janeiro, 20 marzo 09 
La banda inglesa Radiohead, cabeza de cartel del festival "Just a Fest" celebrado en Río de Janeiro, saldó con brillantez la primera visita de su carrera a Brasil y envolvió con su particular atmósfera, mezcla de tensión y emoción, a miles de personas que esperaron más de 15 años su llegada. 
El grupo liderado por Thom Yorke puso el broche de oro a una jornada de música ecléctica que contó también con la banda de electrónica alemana Kraftwerk y una de las formaciones de mayor éxito de los últimos años en Brasil, Los Hermanos, que se volvieron a reunir con motivo de este festival tras dos años sin tocar juntos. 
Pese a no ser una banda de masas, aunque si de culto, Radiohead logró congregar a cerca de 25.000 personas en la Plaza de la Apoteósis del Sambódromo de Río, escenario que hace apenas un mes era testigo del delirio de los desfiles de las principales escuelas de samba del Carnaval. 
"15 Steps" fue el tema con el que los chicos de Oxford abrieron un concierto en el que repasaron la mayoría de las canciones de su último álbum, "In Rainbows", que pasará a la historia por haber dejado a los propios fanáticos la decisión de cuánto querían pagar por bajarlo de Internet. 
"All I need", "Bodysnatchers", o "Nude" dieron paso a uno de los momentos de mayor intensidad del espectáculo, a cargo de la onírica "Videotape". 
Emoción que llegó a su punto máximo cuando la banda retrocedió al pasado para interpretar los temas con los que alcanzaron el éxito mundial en la década de los noventa, apoyados esta vez por una impresionante puesta en escena, a mitad de camino entre lo espectacular y lo hipnótico. 
"Karma Police", "Pyramid song", "Idioteque" o "Paranoid Android", ya en los bises, sonaron envueltas en su característico sonido guitarrero, sobre el que la voz de Yorke logró elevarse en muchos momentos, hasta lograr la comunión con el público en "No surprises", otro de los temas emblemáticos de la banda. 
En su primera cita brasileña, sin embargo, Radiohead tuvo que compartir protagonismo con Los hermanos, uno de los mayores exponentes de la música carioca de los últimos años que en abril de 2007 puso un punto y aparte a su carrera y que volvió a reunirse únicamente con motivo de este festival. 
Los Hermanos tocaban en casa y, aunque con el recinto todavía por llenar, no decepcionaron a los seguidores que esperaban con anhelo la reunión para volver a escuchar en vivo su rock de raíces brasileñas en temas como "O vencedor", "Morena" o "Sentimental", quién sabe si por última vez. 
La nota extravagante de la noche la pusieron los alemanes Kraftwerk, auténticos dinosaurios de la música electrónica que a punto están de cumplir cuarenta años en activo y de los que sólo queda uno de sus integrantes originales. 
Protegidos tras sus computadores y apoyados en las proyecciones digitales a sus espaldas, los alemanes convirtieron durante poco más de una hora la plaza en una pista de baile improvisada, en la que no faltaron las indispensables "Tour de France", "Manmachine" o "The Robots". 
Tras Río de Janeiro, el festival "Just a Fest" tendrá una segunda y última parada en Sao Paulo, antes de que Radiohead continúe con su minigira por Latinoamérica que ya les ha llevado a tocar en México y con la que se presentarán la semana próxima en Argentina y Chile. 


Radiohead 2009.03.20 Praça da Apoteose Río de Janeiro, Brasil
BRASILIA, 21 marzo (ANSA) - La banda de rok inglesa Radiohead realizó su primer recital en Brasil, tocando ante 24 mil personas en un concierto que concluyó en la madrugada de hoy en la Plaza de la Apoteosis de Rio de Janeiro.     "Buenas noches nosotros somos Radiohead" anunció el vocalista y líder del grupo Thom York al ingresar al escenario carioca y sin más presentaciones el grupo abrió el recital con el tema "15 Steap".     A los largo de más de dos horas los ingleses interpretaron canciones de su último disco, Rainbows, lanzado en 2007, y otras de sus 14 álbumes anteriores como "Airbag", "Karma police" y clásico "Ok computer", de 1997.     La presentación fue cerrada con el tema Creep uno de los mayores sucesos de la banda cuyo primer disco fue lanzado en 1993. 


Setlist  15 step /  Airbag / There There / All I Need / Karma Police / Nude / Weird Fishes/Arpeggi / The National Anthem / The Gloaming / Faust Arp / No Surprises / Jigsaw Falling Into Place / Idioteque / I Might Be Wrong / Street Spirit (Fade Out) / Bodysnatchers / How To Disappear Completely / Videotape 
/ Paranoid Android / House of Cards / Just / Everything In It's Right Place / You And Whose Army? 
/ Reckoner / Creep 
La prensa grafica
El quinteto británico fue la principal atracción del evento “Just a fest”, que tuvo lugar en la plaza de la Apoteosis, en el Sambódromo carioca. El show tuvo como soportes a los alemanes Kraftwerk, pioneros de la música electrónica, y el retorno del popular cuarteto carioca Los Hermanos. “Buenas noches, somos Radiohead”, dijo en buen portugués el vocalista y guitarrista Tom Yorke, provocando el delirio del público local y también de los alemanes, estadounidenses, argentinos y peruanos que llegaron para verlos. Con 25 temas de los siete discos de su carrera, del primero “Pablo honey” (1993) al último “In rainbows” (2007, vendido en línea por el precio que sus fans consideraran adecuado), Radiohead cautivó a su público, sobre todo de la franja de 20 a 30 años, que le acompañó cantando en coro sus éxitos.La fiesta se repetirá hoy en São Paulo, donde los 30,000 boletos se agotaron. Radiohead llegó a Brasil proveniente de México y luego viajará a Argentina y Chile. 
El grupo liderado por Thom Yorke, cabeza de cartel del festival "Just a Fest" celebrado en esta ciudad, puso el broche de oro a una jornada de música ecléctica que contó también con la banda de electrónica alemana Kraftwerk y una de las formaciones de mayor éxito de los últimos años en Brasil, Los Hermanos, que se volvieron a reunir con motivo de este festival tras dos años sin tocar juntos. 
La banda británica logró congregar a cerca de 25 mil  personas en la Plaza de la Apoteósis del Sambódromo de Río, escenario que hace apenas un mes era testigo del delirio de los desfiles de las principales escuelas de samba del Carnaval. 
"15 Steps" fue el tema con el que los chicos de Oxford abrieron un concierto en el que repasaron la mayoría de las canciones de su último álbum, "In Rainbows", que pasará a la historia por haber dejado a los propios fanáticos la decisión de cuánto querían pagar por bajarlo a través de la Internet. 
"All I Need", "Bodysnatchers", o "Nude" dieron paso a uno de los momentos de mayor intensidad del espectáculo, a cargo de la onírica "Videotape". 
La emoción llegó a su punto máximo cuando la banda retrocedió al pasado para interpretar los temas con los que alcanzaron el éxito mundial en la década de los noventa, apoyados esta vez por una impresionante puesta en escena, a mitad de camino entre lo espectacular y lo hipnótico. 
"Karma Police", "Pyramid song", "Idioteque" o "Paranoid Android", ya en los bises, sonaron envueltas en su característico sonido guitarrero, sobre el que la voz de Yorke logró elevarse en muchos momentos, hasta lograr la comunión con el público en "No surprises", otro de los temas emblemáticos de la banda. 
Tras Río de Janeiro, la banda se presentará en Sao Paulo antes de que continuar con su gira por Latinoamérica, que ya les llevó a tocar en México y con la que se presentarán la semana próxima en Argentina y Chile, este 26 y 27 de marzo en la Pista Atlética del Estadio Nacional.Cooperativa 
Radiohead en Mexico / revista de prensa

Radiohead deleita a 55 mil fans en el Foro Sol
Natalia Cano / El Universal 
Ciudad de México Lunes 16 de marzo de 2009 
Radiohead ofreció esta noche el primero de los dos conciertos que realiza en el Foro Sol, y que representa su regreso después de 15 años de haber visitado por primera vez el país. 
Cincuenta y cinco mil personas fueron testigos del histórico regreso de Thom Yorke y sus compañeros de grupos, quienes interpretaron los mejor de su discografía durante casi dos horas que duró la presentación. 
El quinteto originario de Oxford subió al escenario a las 21:35 horas e inició su actuación con el tema "15 Step". Le siguieron: "Airbag", "There there", "All I Need", "Nude", "The national anthem". 
A pesar de que es bien conocido que Thom Yorke se ha caracterizado por ser una persona muy reservada dentro y fuera del escenario, el músico se mostró feliz de reencontrarse con el público mexicano, que en todo momento le brindó su calor al conjunto británico. 
Tal como lo ha hecho en otros países, Radiohead trajo a México la misma producción de su gira mundial "In rainbows" y utilizó las barras de iluminación LEDS. 
Como parte de su gira latinoamericana, el legendario cuarteto alemán Kraftwerk fue la banda soporte de Radiohead. 
Los ánimos del público estuvieron siempre arriba, incluso antes de iniciar el recital del quinteto británico el público hizo varias veces la tradicional ola. 
A las 22:50 horas, Radiohead realizó el tradicional ‘encore', y deleitó a sus fans con las canciones "Videotape", "Paranoide", "Android", "House of Cards", "My iron lung". 
Un segundo ‘encore' vino a las 23:30 horas con "Pyramid song", "Just" y "Everything in its right place". 
http://www.eluniversal.com.mx/notas/583927.html 
Radiohead cumple sueño de un público treintañero en el Foro Sol
La crónica de Hoy / México
Con un simple “gracias” dicho en español, Tom York rompió la espera de 15 años que los mexicanos tuvieron que aguantar para que la banda británica Radiohead regresara al país, que los vio en sus inicios en una pequeña gira en clubs nocturnos de la ciudad de México, el Estado de México y Guadalajara. 
El escenario decorado con tubos de luz colocados en forma vertical, los cuales sólo dejaron el espacio justo para que el grupo integrado por Ed O’Brien, Phil Selway, Colin y Jonny Greenwood fue recurso para que enloqueciera a los 55 mil asistentes al Foro Sol en la ciudad de México que se dieron cita para corear los temas que incluyeron en su gira Rainbow, y que inició con la canción. “15 steps”. 
El líder de la banda Tom York apareció pasadas las 21:40 horas del domingo, en el escenario, con un atuendo cómodo, luciendo una playera polo azul y jeans, además de su clásico peinado alborotado y con su inseparable guitarra. 
“Airbag nude”, “No sorprises”, “All I need” y “The gloaming” fueron algunos de los temas que interpretaron en la velada, la cual muchos de los fanáticos creyeron incompleta porque no llegó la canción que los catapultara a la fama en México y el mundo: “Creep”, aunque esta situación muchos la tenían presente porque en diferentes declaraciones de York habían escuchado: “odio ese tema que habla de perdedores”. 
Mientras la velada continuaba se escuchaba el grito de los vendedores ambulantes, “¡Chelas, chelas!” mientras Laura, una fan, cantaba a todo pulmón “Faust arp” en versión acústica. Pero nada fue más dramático que la historia de Jesús, seguidor del grupo, quien recordó con lágrimas cuando vio por primera vez a la banda en Ojo de Agua en el año de 1994. “Yo tenía 17 años y le robé dinero a mi mamá para ir a verlos, estuve a medio metro de Tom, nunca pensé que los volvería a ver, ahora soy plomero, tengo cuatro hijos, pero aún así conseguí mil 200 pesos para venir a verlos”. 
http://www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=420673 
Radiohead sinfonía multicolor
Gabriel Medina Arenas / El Excelsior
..... 
La banda se volvió a retirar después de tocar Street spirit, pero retornaron e interpretaron Piramid song que resultó alucinantemente buena para la gran mayoría de la gente. El esperado recital roquero culminó con Everything in its right place. El concierto comenzó con 15 step y posteriormente tocaron Hairbag, después de la cual Yorke agradeció en español a su público. “Gracias”. 
There there luces azules encendieron los tubos del escenario, mientras sonaban percusiones hipnotizantes. En All I need, Yorke tocó el piano y el escenario se iluminó de ambar y rojo, mientras que con The gloaming, el vocalista de la banda bailó , mientras los tubulares simulaban una lluvia verde y los sintetizadores simulaban el sonido de instrumentos de viento. 
 Nude, Weird Fishes/Arpeggi, Faust arp, Jigsaw falling into place, Reckoner, Optimistic, House of cards fueron el resto de las canciones que interpretó la banda durante el concierto. Radiohead llenó el corazón y la cabeza de 55 mil personas con canciones memorables, que los acompañarán hasta que la banda de Oxford regrese. Esperemos que no sean otros 15 años. 
Ante 55 mil fans, el grupo inglés ofreció ayer el primero de dos conciertos, en el Foro Sol. Regresó a la Ciudad de México después de 15 años y compartió una noche de sueños y éxitosAl otro lado del arcoiris, 55 mil personas encontraron algo mucho más valioso que el mismo numero de ollas de oro: más de dos horas de rock propositivo y de calidad. 
.... 
Yorke se movió de manera frenética, logrando que lo imitaran sus fans. En este tema se escuchó la voz de un locutor hablando en español y diciendo palabras sin conexión alguna. La melodiosa No surprises provocó que las parejas se abrazaran de manera amorosa. Se trató de uno de los temas más coreados de la noche. Con Idioteque, Yorke bailó como si sufriera un ataque de epilepsia incontrolable y la gente lo acompañó liberando cantidades enormesde adrenalina. 
----- 
Nude, Weird Fishes/Arpeggi, Faust arp, Jigsaw falling into place, Reckoner, Optimistic, House of cards fueron el resto de las canciones que interpretó la banda durante el concierto. Radiohead llenó el corazón y la cabeza de 55 mil personas con canciones memorables, que los acompañarán hasta que la banda de Oxford regrese. Esperemos que no sean otros 15 años. 
http://www.exonline.com.mx/diario/noticia/funcion/musica/radiohead
_sinfonia_multicolor/539952

Amigos de la Tierra difundirá este fin de semana su campaña contra el cambio climático, en el marco de los conciertos que ofrecerá Radiohead en la Ciudad de México, los próximos 15 y 16 de marzo. 
Dentro de la gira mundial de Radiohead, que incluye a la capital mexicana, y como en otros países, Amigos de la Tierra acudirá al Foro Sol para difundir su campaña “No te quemes. Bájale al calentamiento global”. 
El vocalista de Radiohead, Thom Yorke ha expresado, en repetidas ocasiones, que “las soluciones al cambio climático ya existen, sólo necesitamos que los políticos lleven a cabo las decisiones correctas porque ellos escriben las leyes que los ciudadanos deben de seguir. Apoyen firmando a favor de las campañas de Amigos de la Tierra en nuestros conciertos o en sus respectivos sitios de internet, y muestren a sus gobiernos que los quieren ver hacer más contra el cambio climático”, añadió Yorke. 
El músico inicio su colaboración con la campaña en Reino Unido, donde Amigos de la Tierra ha logrado convencer al gobierno para que presente una ley pionera de cambio climático. 

La gira que Radiohead hara por Latinoamerica en Marzo contará con un invitado de lujo como es Krafwerk por los que la banda de Oxford sienten gran admiración. La gira pasará por Mexico, Brazil, Argentina y Santiago de Chile 
MAR 09 
CENTRAL/SOUTH AMERICA with support from Very Special Guests: Kraftwerk
Sun 15 Foro Sol Mexico City Mexico 
Mon 16 Foro Sol Mexico City Mexico 
Fri 20 Praça Da Apoteose Rio de Janeiro Brazil 
Sun 22 Chácara Do JockeySão Paulo Brazil 
Tue 24 Club CiudadBuenos Aires Argentina 
Thu 26 San Carlos de Apoquindo Stadium Santiago Chile 
Fri 27 San Carlos de Apoquindo Stadium Santiago Chile 
Las entradas para estos conciertos estan todas agotadas

 



VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine



vídeopromoción



News - Noticias -todo sobre Radiohead
GALERÍA DE FOTOS * RADIOHEAD * DIRECTOS
TEMAS CON TABS en IndyRock * Radiohead

.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es