PLACEBO  - Video entrevista y 
concierto en el Coliseo de Atarfe, 24 julio 2009. 
Exclusiva de IndyRock
Imágenes grabadas para IndyRock TV y 
el programa Evasión, de Teleideal


.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 
Low Cost Festival + info

24 julio 2009 Coliseo Atarfe, Granada + Dorian + Lagartija Nick
Battle for the Sun 2009

Meds" - Virgin Records 2006 - SKTM 
Placebo en Santiago de Chile
1 y 2 de abril de 2005 
Benicassim 03
Fotos directo 
2003 Tour
Barcelona, cronica y fotos 
Esparrago 2001
fotos directo

 
 
 
 
 

Crónica



Palau de la Vall de Hebrón (Barcelona). 27 de marzo 01 
cronicaMadrid  (11-11-2000) 
EL FUTURO DEL GLAM Entrevista 
Pabellón de La Casilla (Bilbao) 2001
En Salamanca 01
DJs en Plama de mallorca 02.
.

Placebo 
NOTICIAS Y CRÓNICAS ANTERIORES A MAYO 2017


20 años con Placebo
Barcelona, 21 de octubre 2014. Sant Jordi Club
Por Kevin Zammit / IndyRock
La Banda londinense de rock alternativo Placebo volvieron a Barcelona para celebrar su 20º aniversario como banda y una trayectoria que les ha hecho vender más de 12 millones de discos en todo el mundo.
(Activa la Fotogalería al inicio de la página)
 
Con motivo de la presentación de su último trabajo de estudio “Load Like a Love” aterrizaron para añadir a su mini gira en España además del BIME en Bilbao, y La Coruña, a la ciudad condal donde les acompañaron como invitados los mallorquines Oso Leone.
Con un público poco abundante de lo habitual, comenzaban la noche con “B3”, For What It’s Worth y “Loud Like Love” tema que da nombre y da pie a mostrar la nueva cara de Placebo. Con un comienzo bastante lineal, y después de unas palabras de Molko hacia el público en español, con las que no consiguió mucho éxito ya que se dirigía a nosotros con palabras propias de sudamérica, comenzaba a caldear el ambiente.

Podríamos destacar que Placebo no es un grupo de espectáculo, pero si de una gran calidad musical, los temas ejecutados a la perfección, nos transportaban a los anteriores discos que marcaron un antes y un después de la banda. Debían haber problemas de sonido durante el concierto, ya que pudimos ver a Molko quejarse varias veces a sus técnicos, no obstante si no hubiese sido por eso, ninguno de los asistentes se hubiese dado cuenta.
Seguidos de los temas “Every You Every me”, ·Scene of the Crime·,“A million Little Pieces” y “Twenty Years”, sonaron las primeras notas de al piano de la mano de Fiona Brice, lo que causó un revuelo bajo el escenario del aclamado y tema estrella “Too Many Friends”, himno coreado entre los asistentes.

Esta claro que a pesar del tiempo Placebo sigue estando entre una de las bandas más importantes del rock alternativo en el panorama internacional. Siguieron la noche con “Rob the Bank”, “Purify”, “One of a Kind”, “Exit Wounds”, “Meds”.

Entre el público pudimos ver a gente emocionada, que se besaba, que vitoreaba nada más y nada menos que con los grandiosos “Song to Say Goodbye”, “Special K” y “The Bitter End” para terminar.
Un público ya más que contento y rebosantes de emoción, quería más, y se fueron para volver con cuatro temas más. “Begin the End” el cover “Running Up That Hill”, “Post Blue” y para despedirse y finalizar ,y el gran “Infra-red” con un final de efectos ruidistas para rematar.

Su último trabajo “Load Like a Love” es considerado para Molko su mejor trabajo hasta la fecha, pero pudimos comprobar durante la noche, que es difícil superar los temas del pasado que nos hicieron mella musicalmente marcando sin duda alguna el reconocimiento de la banda.


30/07/2014. Palacio de los Deportes. Madrid
Fotos y crónica Marina Sanz Domínguez y Javier Alonso Juliá- IndyRock
El pasado 30 de Julio y tras mucho tiempo esperando, llegaba a Madrid una de las bandas cumbre del rock alternativo desde mediados de los noventa hasta nuestros días. Placebo aterrizó en el Palacio de los Deportes para acoger, en su nuevo formato para cinco mil personas denominado "El Ring del Palacio", la presentación del último álbum "Loud Like Love" lanzado en septiembre de 2013. 

Pasadas las 21.30 de la noche el público, en su mayoría treintañeros, empezaba a llenar la pista del Palacio. Las gradas estaban totalmente cubiertas por lonas negras, para ofrecer a la capital un local de tamaño medio, que esperemos consiga atraer a más grupos a la capital.

 
A las 22:00 de la noche se apagaron las luces y el espectáculo dio comienzo. Empezaron con "B3", canción lanzada en un EP de 2012. Sobre el escenario Brian Molko, Stefan Olsdal y Steve Forrest, acompañados por tres músicos. Múltiples pantallas y decenas de luces pusieron la nota de color a un espectáculo digno de esta banda. "For What It's Worth" de su álbum "Battle For The Sun" hizo que todo el público comenzara a vibrar y cantar. 

Llegó el turno del primero de los temas de su último trabajo, "Loud Like Love". Tras el saludo de Brian en un perfecto castellano, comenzaron y su voz sonó realmente espectacular. El público cantaba al milímetro cada estrofa regalando momentos especiales, que ayudaron a que el concierto no decayese. Nos dio la sensación de que en ocasiones la banda perdía chispa y fuerza sobre el escenario, lo cual puede achacarse a la extensa gira que están llevando a cabo por todo el mundo.

No podía faltar varios himnos de su gran álbum "Without You I'm Nothing" que les consagró allá por 1998. El primero de ellos fue "Allergic (To Thoughts of Mother Earth)" y el segundo "Every You Every Me". Grandes recuerdos pasaron por nuestras cabezas al poder escuchar estos temas inmortales.

Volvieron a los nuevos temas con "Scene of the Crime", "A Million Little Pieces" y "Rob a Bank" con el que mantuvieron la intensidad y la fuerza. Para relajar el ambiente durante unos minutos llegó "Too Many Friends" en el que todo el público cantó junto a la banda, consiguiendo un ambiente extraordinario.

Llegó el turno de su álbum de 2006 "Meds". "Space Monkey" y "One Of A Kind" primero, "Exit Wounds" intercalado antes de "Meds", con el que el público se creció hasta el final del concierto, que parecía ir acercándose. 

No hubo respiro y "Song to Say Goodbye" nos llevaría en volandas. Pero lo mejor todavía estaba por llegar. "Special K" de "Black Market Music" sonó como en sus tiempos, con el público tarareando "para papa para rara...".

Stefan se acercó al borde del escenario y haciendo callar a la gente, y guitarra en mano, descargó los primeros acordes de "The Bitter End". La locura fue absoluta y no pudimos parar de bailar.

Brian y los suyos se retiraron durante unos minutos para tomarse un respiro y atacar a su público con cuatro temas más. 

Comenzaron calmados con "Begin The End", para ir en crescendo en un bis portentoso. No pudo faltar "Running Up That Hill" en el día del cumpleaños de Kate Bush, todo un regalo para los oídos.
Dos temas de su álbum "Meds", cerraron el show. "Post Blue" e "Infra-Red" dejando sin aliento a los asistentes, que no querían que el show finalizase. Pero eso fue todo. 

Echamos de menos varios temas de su amplia discografía, pero está claro que no pueden seguir tocándolos toda la vida cuando tienes nuevo material que presentar. Puede que no fuera uno de los mejores conciertos de Placebo, pero está claro que siguen trabajando y creando más canciones con el mismo nivel que hace casi veinte años.

 

Impecable Placebo
Festival Jardins de Cap Roig (Calella de Palafrugell, Girona)
1 de agosto de 2014
Texto y fotos por Quim Cabeza / IndyRock
Después de un encuentro fortuito en el metro de Londres a mediados de los noventa, Brian Molko (voz y guitarra) y Stefal Olsdal (bajo y guitarras) decidieron arrancar un proyecto de pop alternativo con influencia directa del glam británico como principal soporte argumental. Curiosamente fue el propio David Bowie quien en 1996 apoyó al grupo incorporándolo a su gira europea. 
Con el alistamiento de Robert Schultzberg en los cueros –actualmente sustituido por Steve Forrest- la triada grabó su primer trabajo homónimo ese mismo año. Desde entonces el grupo ha publicado siete discos de estudio y ha vendido más de 12 millones de copias en todo el mundo; cifras que argumentan la solidez del proyecto y las posibilidades de una alternatividad comedida. “Loud Like Love” representa el último pulso de Placebo y la excusa real de esta gira mundial que ha tenido de forma inesperada varias fechas en nuestro país. 
 
Con un sonido elaborado y reconocible, el combo inglés guionizó el concierto del pasado viernes en los Jardines de Cap Roig sobre temas de aquel “Meds” de 2006 y parte de este reciente “Loud Like Love”. Curiosa elección, sobre todo teniendo en cuenta las prestaciones de discos tan importantes en su carrera como “Black Market Music”, “Sleeping with Ghosts” o el más reciente “Battle for the sun”. Es cierto que gotearon algunos clásicos pretéritos como “Every You, Every Me”, “Special K” o “The Bitter End”, pero el grueso de su discurso radicó en los discos antes mencionados y con esa fórmula repetitiva aunque inconfundible. Un apunte y partiendo de que el grupo no se prodiga en exceso por nuestro país, deberían haber defendido su último trabajo, más un despiece calculado de “lo mejor” de su trayectoria. Sea como fuere, Placebo concretó su presencia en Girona así, desde el oficio, sobre un “show” calculado y compacto, y donde destacó, por encima de todo, las cualidades vocales de un Brian Molko impecable.
Placebo en directo 2014
El viernes 12  de septiembre visitarán el Hard Rock Hotel de Ibiza y a finales de octubre encabezarán una de las jornadas (viernes 31 de octubre o sábado 1 de noviembre) de BIME Live.
En septiembre de 2013 el trío británico publicaba su séptimo trabajo de estudio, ‘Loud Like Love’, el primero desde ‘Battle For The Sun’, de 2009. Tras una carrera que este 2014 cumple 20 años y que les ha hecho vender más de 12 millones de discos en todo el mundo, la banda británica celebró el lanzamiento de este nuevo álbum con un programa de TV propio y que incluyó varios temas interpretados en directo desde los estudios de Youtube en Londres, contenido exclusivo, una retrospectiva sobre los comienzos del grupo, un hangout con fans y entrevistas de los propios músicos a los colaboradores de ‘Loud Like Love’. Pero eso sólo fue el pistoletazo de salida. Ahora, en su web oficial, puedes ver los videos más recientes de ‘Loud Like Love’.
 

Viernes, 12 de septiembre
+ DJs invitados
IBIZA Hard Rock Hotel Ibiza / Ushuaïa (Platja d en Bossa, s/n)
Venta de entradas: www.ushuaiaibiza.com/placebo 
Anticipada 50€ / taquilla 60€

Viernes 31 de octubre o sábado 1 de noviembre
BIME LIVE Barakaldo, BEC!
+ The National, Mogwai, Basement Jaxx, Mando Diao, The Divine Comedy, Imelda May, Delorean, The Orwells…
Bono oferta 2 días: 54€ + gastos
Puntos de venta: www.bime.net, en la Red Kutxabank (web y cajeros multiservicio), web Kutxa y Caja Vital, Red Ticketmaster, www.ltinews.net, 902 15 00 25, FNAC, Carrefour, oficinas HalcónViajes, www.atrapalo.com, www.ticketea.com
 
 

Festival de la Guitarra de Córdoba 2010, 23 julio
Tres Colores
Por Armando Marín Ruiz - IndyRock
Fotos Tomás Ruiz Osborne - IndyRock

Azul. Afirman que ‘no hay dos sin tres’ y como buen amante de los dichos populares, me escudé en tal afirmación para acudir al reclamo de la londinense formación, Placebo. Mientras el celeste de una cúpula en perfecta claridad se desvanecía con el ocaso del día, desde una meridional altiplanicie se oteaba en el horizonte la silueta de aquella histórica ciudad que tiempo atrás, dio a luz a grandes filósofos, como el estoico Séneca, el noético Averroes o el críptico Maimónides, por no dejar sin mentar el reflejo de la pureza, a través de la inmortal mirada de María Teresa López “La Chiquita Piconera”, o el inteligente atrevimiento estético e hiperculta oscuridad del gongorismo cuyo zenit se ubica en “Las Soledades”.

Citados por la organización a las 23:00, accedimos a un idílico recinto conocido como Teatro de la Axerquía, un antiguo anfiteatro romano rehabilitado como espacio de acogida de espectáculos de gran calibre, capaces de propiciar una mayor entidad a la ciudad. La excusa era categórica al celebrarse la trigésima edición de un festival que rinde homenaje a la guitarra, y en esta ocasión se engalanó para realizar las funciones de cicerone con grandes de las seis cuerdas como: Joan Manuel Serrat, Joe Bonamassa, Deep Purple, Johnny Winter, Paco de Lucía o el encargado de clausurar la edición, el mítico Mark Knopfler. 

En aquella noche de viernes, se anhelaba temperaturas menos acentuadas por el bochorno cordobés; no obstante, pude presumir de una perfecta ubicación en el graderío de un teatro que copaba cada uno de sus rincones y desde el cual podía deleitarme con el iluminado minarete de la Mezquita en lontananza, el resplandor de la hermosura de Venus en el firmamento, y el añil iris de un Brian Molko, en constante pugna con la tristeza y la melancolía.

Blanco. Tras la última verificación de sonido en los instrumentos, el reloj marcó el preciso instante en que un último resquicio de paz interior evocada por embaucador recinto, desapareció junto con la iluminación del lugar, para dar paso al inexorable y jubiloso griterío del gentío conformado en mayor medida por una pléyade incondicional, dispuesta a dejarse la voz en cada uno de los temas que engrosaran el set. El primero en hacer acto de presencia fue su reciente baterista, el joven californiano Steve Forrest (Evaline), haciéndose cargo de las baquetas tras la marcha de Steve Hewitt después de su última gira. Luciendo tatuado torso y atlético perfil, ocupó su lugar en la retaguardia, mientras saltaba a escena el resto de la formación ataviada con níveo e ibicenco atuendo, tal vez simulando una incierta virginidad tras la reconversión de premisas sonoras, alejadas de épocas donde la oscuridad y el desánimo marcaba, en mi opinión, su notorio hilo argumental. En esta ocasión, avalados por un excelente estado de forma, presentaban su sexto trabajo de estudio “Battle For The Sun” (PIAS, 2009), en una extensa gira que dio sus primeros pasos, el 31 de mayo del pasado año, en el PinkPop Festival (Landgraaf, Holanda). Su título es una evidente declaración de intenciones, tabula rasa auspiciada por la irrefrenable caída libre, en un peligroso agujero negro emocional. Un perfecto giro de 180º hacia un optimismo positivista, respaldado en la firmeza de un musculado sonido rock de impetuosa base rítmica, bastante alejado del glamour que tanto les marcó en sus inicios, fiel reflejo del ‘duque blanco’, un perfecto padrino.

Rojo. A través de una enorme pantalla LED, y envuelta por una ‘intro’ de pomposa angelicalidad, el escenario quedó inundado por un rojo cegador, a la par que un colosal eclipse se proyectaba, recreando una ficticia interacción por parte del planeta rojo, entre el astro rey y la madre tierra. Denotando furia suenan los primeros riffs de ‘Nancy Boy’ tema que los dio a conocer al gran público español, por formar parte de la banda sonora de “Airbag” (1997), de Juanma Bajo Ulloa, y que difícilmente acostumbra a aparecer en su repertorio. Acto seguido ‘Ashtray Heart’ (supuestamente el nombre de la banda, anterior a Placebo) y su inescrutable estribillo en castellano “Mi corazón, mi cenicero”, y el inicio ‘stoner’ del tema homónimo al título del álbum, avisaban de lo que posteriormente podría confirmar, el repertorio diferiría muy poco del que ya tuve ocasión de escuchar en su día, en el Sziget Festival de Budapest. 
-

-
Es de entender que cuando un grupo sale de gira, centre el grueso de su actuación en el trabajo a presentar; sin embargo carece de recibo concentrar el set, en lo inexpresivo de un repertorio engordado por la amplitud de decibelios, la videoproyección de inconexas imágenes que, a mi modo de ver, distraen más que complementan, un turbador juego de primarios colores capaces de deslumbrar en más de una ocasión, y el acompañamiento instrumental (piano, teclados, violín eléctrico, sintetizadores, etc.) que complejiza la actuación, privándola de sencillez e inmediatez, eliminando cualquier opción de generar ese habitual crisol de emociones característico de su andrógina y ambigua personalidad. En resumidas cuentas, una actuación correcta en su puesta en escena; tediosa y aburrida en su repertorio, con grandes momentos como ‘Every You, Every Me’, ‘Bionic’, ‘Song To Say Goodbye’, ‘The Bitter End’, ‘Infre-Red’ o con la que se cerró el set ‘Taste In Men’, sin embargo, echando en falta grandes hits como ‘Pure Morning’, ‘Special K’, ‘Black-Eyed’, ‘You Don’t Care About Us’, ‘Without You I’m Nothing’, ‘Days Before You Came’ o incluso ‘I Know’; muy discutible la inclusión de ‘All Apologies’ (Nirvana), provocando la rojez en mi ira (quizás ‘Where Is My Mind’ (Pixies), ‘Johnny And Mary’ (Robert Palmer) o ‘Running Up That Hill’ (Kate Bush), hubiesen adquirido un carácter más apropiado); y entretenida para la mayor parte de los allí presentes, que vibraron con el peculiar timbre vocal de Molko, la vanidad en los gestos de Olsdal (un desafortunado animador) y el impresionante malabarismo de acentuada agresividad a la percusión, por parte de Forrest.

Afirman que “no hay dos sin tres”; en esta ocasión “tres fueron multitud”.


24 julio 2009 Coliseo Atarfe, Granada + Dorian + Lagartija Nick
Organiza Musiserv 
Fotos Merche S. Calle -  IndyRock





Placebo – Battle for the Sun 2009 
por Abel Guerola - IndyRock
La impresión que causa el nuevo disco de Placebo tras dos o tres escuchas no es demasiado prometedora. De hecho, “Battle for the Sun” puede que al principio decepcione a los fans del trío. Las dos únicas canciones que parecen destacar del álbum son, precisamente, las dos que abren el CD: “Kitty Litter” (una canción muy rockera marca de la casa) y “Ashtray Heart” (que se da un aire y es casi tan buena como “This Picture” de su cuarto disco “Sleeping with ghosts”). Los doce  temas restantes no terminan de entrar en un primer momento. Afortunadamente el álbum, el más inaccesible de los británicos hasta ahora, mejora cuanto más se escucha y, como de la nada, acaban apareciendo 7 u 8 canciones muy notables. 

Otro elemento a destacar de “Battle for the Sun” es que éste ofrece una serie de novedades respecto a discos anteriores de la banda. En primer lugar, el trío liderado por Brian Molko y Stefan Olsdal estrena nuevo baterista, aunque éste es un cambio que no pasa de anecdótico. En segundo, la producción y los arreglos de éste álbum cogerán por sorpresa a más de un oyente. Aunque los referentes del trío siguen siendo los mismos de siempre, principalmente el glam-rock de Bowie y T-Rex, el punk y el pop oscuro de los 80, los Placebo actuales suenan más épicos que nunca,  y sin duda a esto ha ayudado el abundante uso de orquestaciones, incluso con vientos metales. Eso sí, a pesar de este lavado de cara, los que siempre han criticado a Placebo por reiterativos pueden estar tranquilos, porque podrán seguir odiándolos a gusto. 

Probablemente “Battle for the Sun” sea, después de lo dicho, más flojo que los dos últimos discos del grupo, y tiene sin duda 4 o 5 temas que no aportan nada a su ya extensa discografía. A pesar de estos defectos tampoco supondrá una decepción para sus fans. Y no hay tantas bandas que puedan decir eso tras casi quince años en activo y media docena de álbumes a sus espaldas. 



Placebo editara nuevo trabajo el 8 de junio 2009  'Battle For The Sun' 
Molko ha declarado  "I believe 'Battle' to be the first of our albums to tell a story over the course of its 52 minutes. Our previous releases were really only collections of songs and even though the songs are ordered according to the musical flow, I hope that if you listen hard enough to the words that some kind of discernible thematic unity will begin to emerge." 

The tracklisting is: 
'Kitty Litter' 
'Ashtray Heart' 
'Battle For The Sun' 
'For What It’s Worth' 
'Devil In The Details' 
'Bright Lights' 
'Speak In Tongues' 
'The Never-Ending Why' 
'Julien' 
'Happy You're Gone' 
'Breathe Underwater' 
'Come Undone' 
'Kings Of Medicine' 

Brian Molko – guitar/vocals - Stefan Olsdal – bass - Steve Forrest – drums 

After thirteen years, five studio albums, ten million album sales, breakdowns, clean ups and the dizzy swell of global success, Placebo needed a change. As the world tour for their 1.1million selling fifth album ‘Meds’ wound to a close in 2007 after eighteen months of rapturously received arena shows across the globe – taking in scenes of fandemonium and stadium appearances in Chile, Mexico, Brazil France and Germany – they found themselves a broken band. 
“At the end of the ‘Meds’ tour Placebo was a band only really in name,” says Brian Molko. “The ‘Meds’ tour for us was a really successful tour. We were able to build upon what we had worked really hard at doing as far as our live following was concerned, over the past ten years. We could really start to see the fruits of our labour this time in terms of the amount of people that were coming to the shows. But when you’re sat on a tourbus and no-one is talking to each other and people are avoiding eye contact with each other and people are saying to each other ‘it’s not fun anymore’ then you really need to readdress what’s going on within the dynamic of the band and it was basically all due to the breakdown of personal relationships. It became obvious to myself and to Stefan (Olsdal, bass) that without a personnel change within the band there would be absolutely no way for this band to continue.” 

So shortly after the tour finished, Steve Hewitt – Placebo’s drummer since 1996 when he took over the stool from original sticksman Robert Schultzberg on the eve of the band’s first major hit ‘Nancy Boy’ – left the band. Having made four albums that have sold over a million copies each (1998’s ‘Without You I’m Nothing’, 2000’s ‘Black Market Music’, 2003’s ‘Sleeping With Ghosts’ and ‘Meds’ in 2006) and circled the globe together countless times, it was an understandably emotional split. 
“Being in a band is very much like being in a marriage,” Brian explains, “and in the 21st century marriages seem to run their course, and this is kind of what happened within Placebo, we grew apart as people. I think what we were looking for from the band and what we were trying to achieve somewhere along the line had completely splintered and we’d gone off in different directions.” 

Still brimming with new and vibrant ideas – “we still had new musical avenues to explore,” Stefan puts it - Molko and Olsdal returned to the form of one-on-one writing that had started the band back in 1994. Their contract with Virgin had expired after ‘Meds’ and, reluctant to throw themselves back into the major label machine, they grasped the opportunity of complete artistic freedom and decided to self-fund their sixth studio record, setting out with the vague intention to make a starburst of a record. 

“I wanted to make a record which was very colourful,” says Brian, “because I felt that ‘Meds’ was pretty dark and pretty down and there were certain moments on ‘Meds’ that were probably the bleakest moments musically and emotionally that we’d had in our career. I wanted to do something a bit more upbeat and optimistic, almost psychedelic in a true sense of the word, not necessarily inspired directly by psychedelic music but full of colour. I wanted to do something that had a libidinous quality to it.” 
By the summer of 2008 they’d amassed eighteen new songs, the most fresh material they’d ever taken into the studio. They’d also amassed a new young drummer, 22-year-old Californian Steve Forrest, whom they’d first spotted playing with one of their US support bands Evaline in 2006. “He captured our attention,” Stefan explains. “Standing side of stage,  we thought ‘this guy’s got something’.” 

“It wasn’t until over a year later when news got out that Placebo was a man down,” Brian continues, “that lots of drummers started getting in touch, one of which was Steve Forrest. One of the criteria was that we wanted to find somebody who hadn’t been successful before, who hadn’t been in another band that had sold a lot of records or had a big live following. We were looking for somebody whose enthusiasm could rub off on us, who would experience all of these things that we’d already experienced for the first time and for their excitement to raise us up out of our jadedness and make us into kids again.” 

The songs they’d written – several born from a writing stint Brian spent on a river boat moored in the shadow of the Eiffel Tower - demanded production muscle. They turned to producer Dave Bottrill, largely impressed by his work with Tool. “We really wanted to do something sonically that was enormous,” says Brian. “There’s a lot of people you can work with who can do that but I think one of the most enormous sounding bands on the planet is Tool.” 
Recorded over three months in Bottrill’s Toronto studio and mixed in London by My Bloody Valentine, Smashing Pumpkins and Nine Inch Nails supremo Alan Moulder,  the new album ‘Battle For The Sun’ is a startling, alive, vital and boundary-vaulting Placebo record.  From the scouring rock of ‘Kitty Litter’ to the epic title track, the New Order-ish ‘Happy You’re Gone’, the stadium-surveying ‘Speak In Tongues’ and ‘Bright Lights’, the most upbeat pop Placebo song ever recorded, it’s swathed sparingly in strings and brass, as big as it is ballsy. It is, according to Brian, “not hard rock and it’s not pop, it’s probably hard pop. I think we’ve made a record which is almost the flipside of ‘Meds’. We’ve made a record about choosing life, about choosing to live, about stepping out of the darkness and into the light. Not necessarily turning your back on the darkness because it’s there, it’s essential, it’s a part of who you are, but more about the choice of standing in the sunlight instead.” 
And out of the shackles too. When it came to discussions on releasing the record, Placebo took the brave and uncompromising step to either secure licensing or distribution agreements for the record with a number of smaller labels in each territory – beginning with a distribution deal with PIAS for Europe - so as to own the record themselves. 

“It left us with a little bit of a bitter taste in our mouth to be part of such a huge corporation where a contract is a contract and it’s hard to get out of,” says Stefan, “it’s a bit shackling. The industry is changing, you’ve got to move with the times and in a way the control is reverting back more to the artist, the industry is in a bit of a slump, so we wanted to more carefully pick and choose how our records were going to be released.” 

The line-up of Placebo Mark 3 made a memorable live debut. Midway through mixing the record an offer from MTV Exit, a charitable organisation working to raise awareness of human trafficking, invited them to headline a semi-acoustic show in front of Angkor Wat temple in Cambodia in December 2008, an offer they couldn’t refuse bearing in mind Brian had been there on vacation a few years earlier and had come back begging to organise a gig there. 
“It’s carving out a little place in history for yourself,” Brian grins, “to be the first band to headline a gig in front of a twelfth century Buddhist temple is really not too bad a thing to have on your CV. We were asked to do a semi-acoustic show and we took it to mean if it’s semi-acoustic then it’s also semi-electric so instead of trying to strip everything down to acoustic guitars, to try to rearrange our songs in a slightly more mellow, spaced out way and create a unique evening that was perhaps never going to be performed that way again.” 

Their growing schedule of European festival headline dates certainly won’t be ‘stripped down’, that’s for sure – already the band have announced headline shows  at Rockness in Scotland, Rock Werchter in Belgium, Poland’s Heineken Open’er Festival, the Arras Festival in France, Sweden’s Siesta Festival,  Paleo and Moon & Stars Festivals both in Switzerland, Rockwave Festival in Greece, Sziget Festival in Hungary, Pinkpop in Holland, Spain’s BBK Live, Rock Am Ring and Rock Im Park in Germany,  Norway’s Quart Festival and Provinssirock in Finland, touring a six-piece band including a violinist. 
 

“I’m very optimistic about the future,” Brian smiles contentedly. “I’m in a positive frame of mind and a good head space. It’s very exciting. There’s a lot of life in the old dog just yet.” 
www.placeboworld.co.uk 


PROMOCIONADO


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO


vídeopromoción



PUBLICIDAD



Placebo. Girona Impecable Placebo
Festival Jardins de Cap Roig (Calella de Palafrugell, Girona) 1 de agosto de 2014
Texto y fotos por Quim Cabeza / IndyRock

ROMOCIÓN INDYROCK
¿Quieres que te conozcan en el sector musical?
Promociónate en INDYROCK

    Te ofrecemos la plataforma de IndyRock para promocionar tus eventos, grupos, discos, salas y tus productos mediante el sistema de páginas informativas y espacios esponsorizados. La forma más eficaz y rápida de dar a conocer tu oferta en el sector musical, con tarifas especiales. Contacta con nosotros AQUI


VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine





24 julio 2009 Coliseo Atarfe, Granada 
.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es