--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 
cee' d Winter Festival, Pet Shop Boys + Fangoria + Nancys Rubias + Pastora, Fotos y crónica
2007
P S B EN GRANADA
Fotos directo 00
Matemáticos de la electrónica
por Fernando M. Navarro

PSB en Sonar 02
Fib 04
"Battleship Potemkin" by Pet Shop Boys
Fotos directo Londres
.
Pet Shop Boys
 

Pet Shop Boys, cabezas de cartel del festival Tres Sesenta de Pamplona
El festival Tres Sesenta de Pamplona, que celebrará su cuarta edición entre el 5 y el 7 de junio de 2015 en la Ciudadela de la capital navarra, tendrá como cabezas de cartel a los iconos del pop electrónico Pet Shop Boys (día 7), el dúo formado por el cantante Neil Tennant y el teclista Chris Lowe. 
Asimismo, los históricos Buzzcocks (día 6), pioneros del punk británico que comandan Pete Shelley y Steve Diggle, también participarán en el evento navarro, sumándose a un cartel del que, como ya se anunció hace unos días, forman parte Is Tropical (cuyo concierto tendra lugar el día 5), otra banda británica de nuestro roster.
Con doce álbumes publicados, más de cincuenta millones de discos vendidos en todo el mundo y numerosos premios en los Grammy y los Brit Awards, Pet Shop Boys es el dúo inglés más famoso y exitoso en la historia del pop. Su concierto incluirá extraordinarias coreografías de baile, un vestuario deslumbrante y un gran despliegue de visuales realizados especialmente para esta gira y que interactúan con el dúo y los bailarines sobre el escenario, más un impresionante show de luz y láser. En los últimos años, el espectacular directo de Pet Shop Boys ha encabezado la mayoría de los principales festivales y la de Pamplona será una de las últimas actuaciones de su "Electric World Tour", que suma más cien fechas en medio centenar de países (y que también pasará por el Festival Jardins de Pedralbes de Barcelona el 8 de junio). Pet Shop Boys han colocado veintidós canciones en el Top 10 europeo, un logro que fue reconocido con el más alto honor en el mundo de la música británica, cuando recibieron en los BRITS de 2009 el premio Outstanding Contribution To Music.
08/07/09. Palacio de Vistalegre. Madrid.
Fotos y crónica Javier Alonso Juliá y Marina Sanz Domínguez - IndyRock

 


 
 


 


Neil Tennant y Chris Lowe llegaron a Madrid tras su concierto en Barcelona la noche anterior. El concierto se esperaba especial, ya que la banda cumple 25 años sobre los escenarios y hay que contar que su nuevo álbum “Yes” ha sido todo un éxito en España. Pet Shop Boys han sido la banda synth pop por excelencia y así lo demostraron en los ochenta, y durante todos estos años, en los que nos han regalado una decena de álbumes y cientos de canciones que ya son himnos generacionales.

El Palacio de Vistalegre no presentaba una muy buena entrada, solo el ruedo estaba lleno, mientras que las gradas estaban tapadas con unas lonas blancas. Pasadas las 21.30 se apagaron las luces y aparecieron Neil y Chris tras una estructura de cubos blancos que sería la que daría forma a un espectáculo atrayente, con la firma de este gran grupo. Ellos también portaban en sus cabezas unos cubos de cartón, al igual que las dos coristas que les acompañaron durante gran parte de la actuación. Todo el público comenzó a bailar desde el primer tema, “Heart”, en el que las visuales de corazones se proyectaron sobe la estructura de cubos. 
En “Did You See Me Coming”, tema de su nuevo álbum, Neil y Chris se despojaron de sus cajas y nos mostraron sus rostros, mientras en las pantallas dos bailarines, daban luz y color al espectáculo.
En el siguiente tema “Pandemonium”, aparecieron en las visuales los dos componentes y varios bailarines alrededor suya. Neil animó al público dando palmas y este respondió a la perfección. La comunión grupo-público fue realmente emocionante y no disminuyó en ningún instante. 
En “Loves Comes Quickly” Neil Saludó al público y un túnel infinito en el que aparecían piezas geométricas de varios colores, nos trasportaron a los ochenta, haciéndonos recordar la portada de “Introspective”, por la similitud de colores.

“Love etc.” single de su nuevo trabajo dio continuidad a un show digno de este grupo que sabe como marcar la diferencia en directo. 

En el siguiente tema, el público quedó alucinado al ver como caía la estructura cubista y aparecía otra en la parte posterior en forma de skyline, de la que surgieron dos bailarines. “Go West” puso Vistalegre a 5000 rpm, donde no hubo nadie que no saltara y bailara al ritmo de este himno mundial.

Visuales de Nueva York, dieron paso al tema “Always On My Mind”, en el que los cuatro bailarines también siguieron a Tennant a los coros. 

Con Neil subido en la estructura de cubos, como si de un púlpito se tratase, dio comienzo uno de los temas estrella del grupo “Left To My Own Devices”, el espectáculo de visuales, bailes y luces, fueron una auténtica fiesta.

Le siguieron “Do I have to?”, “King's Cross”, “The way I used to be”, “Jealousy”. También pudimos oír los acordes de “Se a vida é” pero en segundos se convirtieron en el “Viva la Vida” de Coldplay, con el que consiguieron levantar a todo el público en volandas, mientras podíamos ver a Neil vestido de rey.
De repente los cubos volaron por los aires, y comenzó el tema “It's a Sin”, que terminó con confeti plateado volando por encima de los asistentes.

Parecía que el show había terminado, pero los vítores del público consiguieron arrancar dos temas más de los londinenses. El fin de fiesta lo pusieron con “Being Boring”

y “West End Girls” con los que se despidieron con un “We love you” de todo el público que salió entusiasmado de un concierto para el recuerdo.

Pet Shop Boys vuelven en julio con dos únicas fechas en nuestro país, el 7 de julio en el Poble Espanyol de Barcelona y el 8 de julio en el Palacio Vistalegre de Madrid.
Neil Tennant y Chris Lowe, aka Pet Shop Boys, se conocieron en una tienda de discos en agosto de 1981. Dada su común afición a la música, decidieron trabajar juntos, a pesar de la disparidad de gustos artísticos entre los dos. Su primer álbum fue “Please”, que fue lanzado en marzo de 1986 y el tema  “West End Girls” fue su credencial para el gran público. En 1987 llegaría una época de éxitos sin precedentes en su historia, con temas como “It’s A Sin” o “Always On My Mind”. 
Pet Shop Boys, con más de 30 millones de discos vendidos en todo el mundo, es uno de los grupos más innovadores e influyentes de la música internacional desde hace 25 años. El mismo Brandon Flowers, de The Killers, presentó en los últimos Brit Awards el premio especial a Pet Shop Boys por su contribución a la música, diciendo que el grupo “había abierto un nuevo mundo de beats y sofisticación”.
El dúo británico llega dispuesto a presentarnos “Yes”, su nuevo y esperado álbum, editado el 24 de marzo y que llega justo cuando se cumplen 25 años de la publicación del primer single de esta emblemática banda.  Hasta el momento, el dúo ha editado 2 bandas sonoras y 10 discos de estudio. “Yes”, producido por Xenomania, ha recibido los elogios por parte de la crítica especializada y a su vez, los primeros puestos de ventas en el Reino Unido y Europa.  La expectación creada es máxima, con una repercusión previa al lanzamiento pocas veces igualada.  Según el Sunday Telegraph  “El álbum demuestra elegantemente su comprensión del pop más allá del tiempo. Y tiene un título que parece responder a la pregunta de si Pet Shop Boys es el grupo más imaginativo del pop británico: Sí”.

Concierto en  Granada (Spain) 18-01-00 
Fotos: J. E. Gomez © IndyRock 
P S B EN GRANADA Por Fernando M. Navarro
Matemáticos de la electrónica
por Fernando M. Navarro
Matemáticos de la electrónica más básica y los estribillos perfectos, algo repudiados por llenar carpetas en los ochenta y reconocidos como referencia clave en cientos de bandas de los 90 (desde Suede hasta Astrud), Pet Shop Boys regresa con "Nightlife", su disco más decididamente sarcástico y en el que juegan a ser Village People.
Formada por el periodista musical Neil Tennant y el extraño estudiante de arquitectura, dj, y virtuosos del trombón Chris Lowe, Pet Shop Boys aparecen en 1986, en plena explosión del falso sonido ochentero que tenía en jaque a todos los roqueros (dejar las guitarras y las baterías aparcadas era lago menos que un sacrilegio) con un álbum intranscendentemente emotivo. "Please", el disco de presentación del dúo británico era un disco sincero y contenido. Producido por un básico Stephen Hague (productor de los fugaces The Communards), las canciones de este debut contenían consignas adolescentes, canciones deslumbrantemente bien acabadas y un single de esos que marcan una carrera, "West End Girls", el leit motiv de toda una época (mediados de los ochenta) y el principio de una enorme carrera plagada de canciones eternas. Tras "Please" llega una de las que se van convertir en marcas de la casa. Junto a la habitualmente larga duración de las canciones, la extraña y personalísima voz de Neil Tennant y los videoclips entre irónicos y simplemente abúlicos, las remezclas y los discos de remezclas será uno de los habituales de la banda. "Disco" es un pequeño lp en el que se remezclan algunos de los temas de "Please", como "West End Girls" o el igualmente interesante "Love comes quickly" y que también incluye un par de temas inéditos.
.
Tras "Disco", llega "Actually". Presentado en una austera pero inteligente portada, es el primero de una trilogía de discos de pop pluscuamperfecto, una obra que rebosa estribillos, fórmulas con vocación de residentes, una obra repleta de grandes canciones (desde el espectáculo de "Rent" a la estupenda "King´s Cross" o esa maravillosa súplica electrónica que es "It´s a sin" canción sumamente popular y uno de sus mejores temas) que supuso un gran éxito que continuó "Introspective", probablemente su mejor disco. Ejemplo del sonido PSB, "Introspective" es un disco brillante (en la producción se hallaba Trevor Horn, sin duda el mejor aliado que ha podido tener nunca el dúo) que contiene únicamente seis canciones (eso si de larga duración) y que contiene la que puede ser su mejor canción "Domino Dancing", una explosión de un arrebatador ambiente latino. Además el lp contiene la barroca "Left To my Own Devices", que se sitúa entre la opereta grotesca y la pista de bailes, el acertado "It´s alright" y su pintoresca versión de "Always on my mind", una de las más hermosas canciones de Elvis, que los PSB llevan a su terreno, a ese de los sentimientos fáciles pero reales, de las emociones puras pero fugaces. Ideal para una noche de excesos en la que te enamoras de todo el mundo. Tras "Introspective", que dejó además de notables dividendo, el listón muy alto, PSB firman "Behaviour", su disco más maduro, el más cuidado y el más interesante de esta trilogía (y probablemente de toda su discografía). Un lp algo confuso por apartarse relativamente de la pista de baile y del estribillo más fácil que esconde piezas inusitadamente hermosas como la excelente "Being Boring" o la antártica pero aún así apasionante "So hard" (una de las mejores de todo el repertorio). "Behaviour" cuenta además con la sorprendente ayuda de dos músicos enormes, de esos que llenan un disco con su sola presencia. Por un lado el más dotado de todos los compositores de pop de los ochenta, el Smith Johnny Marr que por entonces se hallaba (como hoy lo hace el Ex-Suede Bernard Butler) participando en casi todos los discos de ese año, y que aporta su inexcusable guitarra en "This must be the place I waited to leave" y la exquisita "My october symphony". La otra presencia es el singular músico Angelo Badalamenti, músico habitual de las de David Lynch que dirige la adecuada orquesta en "This must be the place..." y en "Only the wind". Disco pausado y reflexivo "Behaviour" acercó al grupo a la crítica y los distanció de la disco, para adecuarlos más a un tranquilo local o a una noche solitaria. Tras ese disco, PSB hacen resumen y editan "Discography" un necesario grandes éxitos donde además de los hits evidentes, que hoy vistos por encima sonrojarían a más de un músico, por lo demoledor y efectivo del repertorio ("West End Girls", "It´s a sin", "Domino dancing", "Being Boring") incluyen la maliciosa versión de "Where the streets have no name" de U2 que está lejos de ser un homenaje a la banda irlandesa y la metalingüística "Dj Culture" donde se permiten hablar de sí mismos, de su movimiento y de su vigencia, aderezado todo esto por un videoclip que en su tiempo me desconcertó pero que hoy visto pasa por ser francamente acertado. 
"Discography" es un disco brillante en la medida que lo son prácticamente todas las canciones que contiene. PSB eran divertidos, irónicos y juguetones, pero amargos, emotivos y profundamente inteligentes. Sus canciones suenan melancólicas, tristes, incluso trágicas, pero también optimistas y necesarias. Redondas. Y si "Discography" contiene lo mejor, el siguiente "Very" es, probablemente lo peor que hayan grabado. Reformados, con nuevas ideas y nuevo sonidos, el disco naranja supuso una errónea reorientación de las propuestas que de apasionantemente intrascendentes se volvieron simplemente soporíferas. Desde "Go west" la versión del concluyente himno gay hasta "I wouldn´t normally do these kind of thing" el lp se escucha con aburrimiento. Ritmos excesivamente evidentes, melodías vacuas y una estética algo kistch (los videos de esta época, en plena explosión de la infografía son un recital desastroso de poses electrónicas y abstracciones computerizadas), "Very" debe ser recordado como un hecho aislado en una carrera llena de buenos momentos. Tras este, llegan tres lp´s que no tienen valor como obra unitarias sino como recopilaciones ya sea de remezclas, rarezas o caras b. "Relentless" eran descartes y remixes del olvidable "Very", "Disco2" era una vuelta de tuerca al "Disco" primero, lleno de reorganizaciones bailables a cosas ya escuchadas y "Alternative" era un enorme y extenso escaparate en el que valía todo, desde nuevas versiones de "I want a dog" o "Paninaro" hasta una necesaria revisión por parte de ellos mismos de la canción que le regalaron a Liza Minelli, la maravillosa "Losing my Mind."
Y tras dos años escuchando refritos caras b y caras c, remezclas y más remezclas editan "Bilingual", un interesante regreso después del desastroso "Very". Más arriesgado, más divertido, y lleno de momentos que recuperaban la creatividad de antaño, en "Bilingual" convivían desde milimétricos artefactos pop ("Single" o "Before") hasta momentos deliberadamente eclécticos como la samba electrónica de la optimista "Sea a vida è". Reconocidos y respetados como una de las referencias claves (y la única que sobrevive con dignidad junto a los oscuros Depeche Mode) del sonido electrónico de los 80, PSB se encontraban con este lp en un gran momento que se tradujo con una número considerable de ventas. 
Ahora, tras aquel confuso "Bilingual" (que sorprendentemente algunos aficionados no comprendieron bien) llega "Nightlife", su propuesta para el tan comentado fin del milenio. Con desacertado cambio de look incluido y una canción tan redonda como las de entonces (la de tan inteligente título como "I don´t know what you want but I can´t give it any more"), "Nightlife" es el disco más irónico de la irónica discografía de PSB. Con ramalazos del sonido petarda y reivindicaciones tan camp como Village People ("New York City Boy" es prácticamente una oda al legado de tan estrafalaria banda), PSB firman un disco que sin alcanzar los momentos de ese pop tan frío como cercano de los primeros discos, y errando en algunos momentos con demasiada evidencia (el citado "New York City Boy" no es un buen single) significa un paso más en la propuesta de pop total que ofrece el curioso dúo británico. La búsqueda del estribillo vía petardeo. 

PET SHOP BOYS REGRESAN TRAS VARIOS AÑOS DE SILENCIO DISCOGRÁFICO
Londres,  (EFE).- Maestros en conjugar el pop con la electrónica, los Pet Shop Boys regresan después de tres años de silencio discográfico con un álbum plagado de "hits" y más preocupados por las letras y la composición que por la pista de baile.
"Release" -el título del octavo disco del dúo británico- sale a la venta este lunes en todo el mundo después del adelanto de la canción "Home and Dry", que alcanzó los primeros puestos en las listas de ventas de sencillos, tras su publicación en marzo.
El conocido grupo musical presentará su nuevo disco en diversos países como España, donde acudirán al Festival Internacional de Música Avanzada de Barcelona, "Sónar 2002", que se celebrará el próximo mes de junio.
Un tanto despreocupados por la actual escena "dance", Neil Tennant y Chris Lowe han incluido el sonido de unas guitarras en los temas que han compuesto para darse cuenta de que las canciones que les gustaban realmente eran las menos bailables.
"No tomar elementos de la música de baile nos dio más libertad para componer baladas; hemos tenido también más libertad para experimentar y para poner más énfasis en las canciones que en la producción", afirmó Chris Lowe en una rueda de prensa en Londres.
Al contrario que en "Nightlife", su anterior disco, los Pet Shop Boys querían un disco más casero y con un sonido menos lujoso en el que las letras tuviesen mayor protagonismo.
Canciones que son historias, que unas veces proceden de noticias en los periódicos o de su propia vida personal. "Creo que algunos de los temas podrían transformarse en una película o en una serie de televisión", dijo el vocalista del grupo, Neil Tennant.
Incluso la política aparece en el disco como fuente de inspiración, ya que la idea de la canción "I Get Along" surgió de la tensa situación vivida en el Parlamento británico "por la que el primer ministro Tony Blair se vio obligado a apartar del Gobierno a uno de sus mejores amigos, Peter Mandelson", explicó el cantante.
El nuevo disco de los Pet Shop Boys cuenta con la colaboración del ilustre guitarrista Johnny Marr, que durante la década de los ochenta lideró junto al cantante Morrisey una de las bandas más importantes de Inglaterra, The Smiths.
"Vino al estudio durante cuatro días -recordó Tennant- y grabó con nosotros diez canciones; Johnny tiene muchísimas ideas musicales y es capaz de aportar matices con la guitarra que nosotros nunca conseguiríamos".
Capaces de seducir a crítica y público por igual, los Pet Shop Boys comenzaron su carrera en 1986 con la edición de "Please", pero su consagración como uno de los principales y más influyentes conjuntos del momento llegaría con "Introspective" (1988) y el aclamado "Behaviour" (1990).
Más irregular que su espectacular final de los ochenta, la década de los noventa comenzó con la publicación de una recopilación de grandes éxitos, "Discography" (1991), al que le seguirían otros tres discos más y numerosas ediciones de remezclas y versiones.
"El modo en que escribimos ha cambiado, pero no creo que hayamos perdido terreno, sino que todo artista tiene sus momentos cumbre en su carrera y, por ejemplo, Bob Dylan tuvo uno en los 60, otro en los 70 y parece que ahora está atravesando otro", comentó Tennant.
 A primera vista, entre las diez canciones que componen "Release" se atisba un buen número de "singles" potenciales que auguran un gran éxito en las listas de las emisoras de radio y en ventas.
www.petshopboys.co.uk


 


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO






VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.



--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es