--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS


NME Award
shows

.

NME awards shows 2003
The Datsuns, The Polyphonic Spree, Interpol, The Thrills
London Astoria, 9. 2. 03
por Irma Romero - IndyRock
Interpol /The Datsuns (Fotos Marcerock)
Posiblemente la noche mas esperada de la tirada de shows, cortesia de NME fue esta, que si cabe decir que por una vez la palabra "agotada" era fiel a su verdadero significado, ya que las manadas de gente reunidas alli superaron cualquier cosa vista en toda la semana. Todo esto indudablemente debido a los neozelandeses y cabeceras de cartel, The Datsuns (coronados como los nuevos reyes del rock'n'roll, segun NME) mas la presencia del supergrupo, Polyphonic Spree. Las otras dos actuaciones para complementar esta noche extraordinaria fueron The Thrills e Interpol, desde Dublin y Nueva York, respectivamente. 
The Thrills empezaron entreteniendo a la gente la primera media hora con su sinceramente mediocre pop tirando hacia el campo Beach Boys mezclado con algo mas rockero de los grupos garage rock de los 60, con quiza la unica excepcion de su single "Santa Cruz", que tenia esa facilidad coreable. Y como se veria despues, la siempre omnipresente Polyphonic Spree tambien hizo su apariencia en el show de The Thrills con un par de miembros donando sus talentos para alegria del publico. 
Y como genial contraste al pop "alegre", sin complejos de The Thrills, fue la llegada de los cuatro neoyorkinos, impecablemente vestidos de negro, con mas de un un par de miembros con trajes, caras serias, yendo en fila perfecta hacia sus respectivos sitios. Estos cuatro chicos, mejor conocidos como Interpol abrieron el concierto con los geniales y sombrios acordes de "Untitled", cancion que abre su album de debut, "Turn on the bright lights". Algo timidos al principio con el sonido pero con el claro progreso hacia mejor, procedieron con la fenomenal trayectoria de su primera oferta para muchas almas enamoradas del guitarreo que podia recordar en algunos casos a ese hilo fino entre New Order y Joy Division hasta la curiosa muestra muy a lo Smiths en "Say hello to the Angels", con el desenfadado guitarreo. Cosas a destacar en este grupo es la admirable seccion ritmica, y la enigmatica presencia del alto y delgado bajista, Carlos D. con un estilo de pelo que dejaria a unos cuantos verdes de envidia, tan estilizado y como un real homenaje a los dias de los pasados anos gloriosos de los primeros 80. Y su curiosa tendencia a tocar el bajo doblado casi tocando el suelo!Peter Hook, guiza. . . . Y alli estaba la guitarra de Daniel Kessler, donando deliciosas espirales melodicas, envolviendote, junto con la voz de Paul Banks en un estado hipnotico, tal era la variedad sonorica, con diferentes niveles. Este tipo de musica guitarrera es algo que se ha echado de menos desde hace mucho tiempo con canciones como la bella dejadez de "NYC", o la union de las dos guitarras, subiendo gradualmente con el pulsante insistente bajo en "PDA" o "Obstacle 1", uno de sus primeros singles, con otro juego de las alternantes guitarras, casi como viendo quien llegaria al cumbre primero. Una absolutamente genial y fresca muestra entre tanta obsesion de guitarra dura, monosonica y sin interes hacia el uso mas melodico. Y fue con estos pensamientos que llego al final casi el prematuro show, cuando anunciaban su ultima cancion y dejaron el escenario, dejandote con sabor a mas. 
Claro que luego llego la hora de entretenimiento casi teatral en forma de los 24 componentes del super grupo, Polyphonic Spree. Todos vestidos con un kaftan blanco cuasireligioso, desde luego que llamaron la atencion y los siguientes 40 minutos se transformaron en una experiencia extraordinaria, casi, hay que decirlo, tocando bordes religiosos. Tal era la presencia, la increible atmosfera de celebracion que crearon estos jovenes americanos sobre el escenario que inevitablemente una lo asociaba con algo cercano a los opera-musicales de los sesenta como "Tommy" o Jesus Christ Superstar" pasando por "Hair". Caras felices y sonrientes, posiblemente bajo efectos de algo mas que la musica, con el portavoz-cantante actuando como el maximo representante de su "secta", retando a la gente, levantando sus brazos e invitando a la gente para unirse en su gran show. Instrumentos de todo tipo desde trompetas, violines, guitarras a doblebajos y harpas se unieron a formar aquel increible complejo de sonidos variados con sus dueños saltando y dando manos y corriendo en cuanto podian, tirandose al suelo como si estuvieran al borde del extasis. Grandes sonidos, magistrales con multicoros, tuvieron a todo el publico bajo su poder magico. Hacia la mitad del concierto, el cantante tuvo la cortesia de echar un par de comentarios introductorios de los demas grupos del cartel y para gran respuesta del publico. Toda una maravilla de actuacion. 
La expectacion subio a su punto maximo, posiblemente, justo antes de la siguiente presencia sobre el escenario, con la gente moviendose hacia el mejor lugar para ver a The Datsuns. Parece que lo tienen todo:la apariencia fisica; cuatro chicos skinny y pelos largos muy de moda, acordes agresivos retro y sobre todo la actitud cool en directo, casi tocando los limites de cliché. Pero si se observa la cosa mas atentamente, no es asi. Si, puede que tengan lo que hay que tener en este cierto momento en el mundillo de pasadizas modas musicales y lo que hacen, lo hacen bien, pero y el gran PERO es la ausencia de melodias. Es como escuchar una letania de un mismo acorde desde varios sentidos o puntos de vista sin demasiada imaginacion. Quiza The Ramones o una perversion de AC/DC se podria incluir como sus influencias en aquella increible monotona sucesion de sonidos. Dolph, su cantante, con toda la pose del mundo, casi teatral con gestos posiblemente premeditados, mantuvo al publico al borde de alegria incontenible, al menos en cuanto al moshpit que se estaba creando y agrandando en medio del publico. Mas de uno se quedo boquiabierto con algun que otro viendo a sus comisuras tirando para arriba, cuando unos cuantos miembros de Polyphonic Spree y un roadie perdido, subieron a los de Datsuns a sus hombros, estos todavia tocando sus instrumentos y corriendo de un lado para otro sobre el escenario. Fue como el apocalipse final terminando en un caos de cuerpos tirados (mas que nada representados por los locos de Polyphonic Spree) de cualquier forma en el suelo y desde luego, VIVIENDO la experiencia. Posiblemente el momento mas divertido y entretenido de todo su show. 

Toda la sala casi se venia abajo por los rabiosos aplausos que recibieron estos, quiza mas que nada dando las gracias a todos los personajes que habian ocupado su lugar sobre el escenario esa noche. Indudablemente una inolvidable. 



INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO






VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es