--
Buscar 
Bandas de la A-Z
Conciertos, agenda
Festival, agenda
Noticias
Fotos directo
IndyRock inicio

 
 
"Depolís': cuando no sabíamos inglés
Estuvimos en el concierto de Amsterdam
 

The Police
Barcelona - 27-09-07 - Estadio Olimpico
Fotos: Dunia Ibrahim / IndyRock
Crónica: Isabel Montero / Indyrock




Emoción intergeneracional
Por Isabel Montero / IndyRock
La noche del 27 de septiembre, la banda "The Police" se reunió en el Estadio Olímpico de Barcelona, con motivo de su gira mundial tras más de 20 años de separación.
Su único concierto en España, completó el aforo de las instalaciones con 55.000 espectadores congregados en este evento histórico.
Varias generaciones se concentraban a las puertas y a los alrededores del estadio, haciendo obligatoria la mención de la gente que se quedó sin entrada y los escuchó desde fuera con auténtica devoción.
Los grupos "Siwel" y " Fiction Plane" fueron los encargados de dirigir el preludio con su música indy fresca y melódica desde las 19:15 horas. 

Eran las 22 cuando el sonido de un gong anuncio la aparición en escena de Sting (bajo y voz), Andy Summers (guitarra) y Stewart Copeland (batería), con una oscuridad predominante, rota solamente en el escenario, por unas austeras luces blancas iluminándoles directamente. "Message In A Bottle" fue la canción elegida para el cominezo de su actuación, haciendo que el público vibrara sin fase de preparación, como un diapasón entonando. 
La voz de Sting en plena forma, nos transportó al pasado, al repasar su discografía y tocar para nosotros sus temas míticos, convertidos en clásicos del rock de lo que llevamos escrito de historia musical. Caminamos por la luna, aquella noche menguante, con "Walking On The Moon" meciendo al público con su sonido reggae, como cañas de junco movidas por el viento. El paso del tiempo, se marcaba en el bajo de Sting, pero no en la ejecución de temas como "Don´t Stand So Close To Me", "Driven To Tears" o el tarareado "De DoDoDo De DaDaDa", letras maduras y atemporales al mismo tiempo.
En "Wrapped Around Your Finger" Stewart tocó un juego de percusión distinto a su batería, dándole un toque tribal, junto con los sonidos emitidos desde la garganta de Sting. Fue cuando tocaron "Walking In Your Footsteps" cuando nos vimos envueltos por un ambiente totálmente amazónico, faltando sólo los aromas selváticos para la perfecta escinificación. Varias pantallas gigantes y potentes juegos de luz, acompañaban a los integrantes de "The Police" en su viaje por Barcelona.
Ponían final a su concierto con canciones tan emotivas como "Can´t Stand Losing You" y "Roxanne". Aunque no tardaron mucho en salir para ofrecer el bis, con temas tan bien seleccionados para un fin perfecto como "So Lonely" y "Every Breath You Take".
Una experiencia para el recuerdo y unas líneas más para la historia. La lucha, nunca termina. 


The Police conquista Barcelona en su regreso a los escenarios
El grupo liderado por Sting vuelve a reunirse en una gira mundial para celebrar trigésimo aniversario
28.09.07 / Barcelona / Efe / Ideal
El grupo británico The Police conquistó a las 55.000 personas que llenaron el Estadi Olímpic de Barcelona en su único concierto en España enmarcado en su gira de conmemoración del 30 aniversario de la banda y que supone el retorno a los escenarios del trío liderado por Sting tras dos décadas de ausencia.
Una audiencia variopinta y entregada de antemano a The Police ha poblado las gradas, desde los atrevidos fans de la banda ataviados con el casco de policía británico, seguidores maduros y jóvenes que difícilmente seguían a la banda antes de su separación. Todos ellos han tenido que padecer los rigores de la riada de gente que ha subido a Montjuïc en un goteo incesante de personas durante toda la tarde.
Tras la actuación de los teloneros Fiction Plane, la banda del hijo de Sting, el clásico Message in a bottle dio inicio a uno de los conciertos más esperados de la temporada en España, no en vano se agotaron las entradas en un tiempo récord de nueve horas.
55.000 personas, abarrotan el Estadio 
Ante 55.000 almas dispuestas a dejarse la garganta y en un escenario sin demasiadas estridencias, unos renacidos The Police, con un Sting, con su inseparable camiseta sin mangas, al frente de las operaciones, un preciso Andy Summers a las seis cuerdas y un alegre y comunicativo Stewart Copeland tras las baquetas, han marcado su ley para que Barcelona volviera a disfrutar de los grandes éxitos de la banda.
Tras Message in a bottle, fue el turno de Synchronicity II y Walking on the moon, que precedieron a una colección de medios tiempos como Don't stand so close to me o Voices inside my head'hasta desembocar en las rockeras Driven to tears, Truth hits everybody y Every thin she does is magic, que desataron la euforia entre los asistentes.
The Police se ha gustado en la prolongación de los temas gracias a los solos de Summers y los juegos vocales con el público de un pletórico Sting. Uno de los momentos que han propiciado una histeria colectiva en el Estadi Olímpic ha sido el clásico De do do do de da da da, coreado hasta la extenuación por el público.
Canciones como Invisible sun, Walking in your footsteps, ambientada con percusión tribal, y Can't stand losing you han conducido a la parte final del concierto en la que los hits de la banda volvieron a hacer acto de presencia. Uno tras otro, los himnos Roxanne, So lonely y Every breath you take han caído sin tregua ante una cada vez más enloquecida marea humana que llenaba el Olímpic.
Como guinda al pastel tras dos horas de actuación y una veintena de grandes clásicos, The Police se ha despedido con la rockera Next to you demostrando que el paso de los años y tocar rock'n'roll no están reñidos. El público ha quedado convencido y así se lo ha demostrado con una atronadora ovación. 
Gira de la banda
La gira europea de la banda arrancó el 29 de agosto en Estocolmo y recorrerá todo el viejo continente hasta finalizar el 20 de octubre en Londres. Este tour europeo, en que combinan conciertos al aire libre y en pabellones, precede a un nuevo tour por Norteamérica y sus conciertos en Sudamérica y Australia, continente donde en 1984 habían ofrecido su último concierto.
Una parte de los beneficios de esta gira se donarán a WaterAid, una ONG internacional fundada en 1981 y dedicada a reducir la pobreza mejorando el acceso al agua, la sanidad, la educación y la higiene en los países más pobres del mundo.
30 después de su creación 
The Police, banda formada en 1977 por el bajista y vocalista Sting, el guitarrista Andy Summers y el batería Stewart Copeland, publicó ese año su primer single, Fall out, al que siguió uno de sus grandes himnos, 'Roxanne'.
No fue hasta 1978 cuando el trío editó su primer álbum, 'Outlandos D'Amour', en el que se recogían clásicos como Roxanne, So lonely y Can't stand losing you, al que siguieron Regatta de Blancl (1979), en el que se incluía Message in a bottle, y Zenyatta Mondatza (1980).
The Police fue abandonando con el paso de los años su condición 'new wave' para acercarse más al pop. En 1981 publicó Ghost in the machine y dos años después Synchronicity, último año en estudio de la banda.
En 1985, la banda se disolvió y sus integrantes emprendieron sus respectivas carreras en solitario, siendo Sting el que alcanzó un mayor éxito. Ahora, dos décadas después de su separación, el trío ha vuelto a reunirse en una gira mundial para celebrar sus 30 años.

"Depolís': cuando no sabíamos inglés
The Police en Barcelona, 24 años después, en su única cita con la piel de toro 
Estuvimos en el concierto de Amsterdam y te contamos todo lo que querías saber sobre la gira del trío británico, que agotó sus entradas en tres horas
Por Javier F. Barrera /Ideal/IndyRock
IOOOOO, Iooooo, Iyeeeeyoooo». Son las palabras que enlazan con el estribillo de 'Regatta de Blanc'. «De du-du-du, de da-da-da. Is ol ai guon tu sey tu yu», el de otra de las míticas canciones del trío británico 'Depolís', a partir de ahora The Police, que todo quisqui desde hace unos un cuarto de siglo ha tarareado, bailado, gritado y coreado sin tener ni remota idea de inglés. No hacía falta. 
24 años después de su primera y única visita a Barcelona, una legión de famélicos fans que no pudieron verlos en directo se reúnen mañana jueves en la Ciudad Condal para volver a ser jóvenes, recordar los ochenta, bailar como locos y refundar el club 'Te Acuerdas Cuando '?
El concierto de The Police en Amsterdam, hace dos semanas, produjo el efecto que mañana deslumbrará en Barcelona: tres simpáticos y talluditos caballeros británicos que cantan veinte canciones de hace 25 años ante un público que, ahora sí, se las sabe de corrido. Se han aprendido la lección tras un cuarto de siglo de espera.
El concierto será un viaje en la máquina del tiempo. De la España del Naranjito a la España de ZP, las canciones devolverán recuerdos del pelo largo, de primeras novias e ilusiones.

La gira de The Police es un asunto serio. Cuenta con una puesta en escena del siglo XXI para canciones que son himnos del siglo XX. Un conjunto de luces que representan las portadas de los elepés de la banda que cambian, mutan, evolucionan al compás de los guitarrazos de un Andy Summers pletórico creador de atmósferas.
Y poco más. Ni hay muñecos, ni hay fuegos artificiales, petardazos, cañonazos, campanazos o recursos 'ad hoc' típicos y quizá ya tópicos de un macroconcierto al uso por estos pagos del rock and roll. The Police son sus canciones y lo saben.

Comienza el 'show'
Fundido en negro. Se apagan las luces. Suenan los acordes de 'Message in a bottle'. Es una declaración de intenciones. Si empiezan así de fuertes, ¿hasta dónde nos llevarán? ¿Aguantarán? Del tirón.
A partir de aquí, es una orgía de The Police: 'Synchronicity II', 'Walking on the moon', 'Voices inside my head/When the world is running down' o 'Don't stand so close to me' remueven los esqueletos del respetable que brinca como si estuviera en forma.
Si alguien pensaba que se iban a dedicar a alargar cada éxito al estilo de los Rolling Stones va dado. Tampoco van a contar demasiado con la participación del público con los clásicos diálogos 'ahora yo, ahora vosotros'. Ellos son sus canciones. Eso sí, muchas de las veces cuesta incluso reconocerlas. The Police se versionea a sí mismo y se recrea en sus ideas originales.
No en vano, con permiso de algunos, quizá fueron los primeros músicos étnicos que se prodigaron en la fusión. Las canciones de su concierto en Amsterdam evolucionan desde el virtuosismo rockero hasta el rasgueo rasta con una formidable base jazzística que les permite cumbres como cambiar a mitad de 'I can't stand losing you' a 'Regatta de blanc', para volver luego a su origen y dar la vuelta al ruedo.
El momento mágico (otro más) llega con 'Roxanne'. Sigue teniendo el pellizco necesario. Recuérdese que la excusa de esta gira son los treinta años que cumple esta canción. Y de aquí al bis. 
Un minuto después, reaparecen para disparar cuatro canciones más. Las últimas. Son 'King of pain', 'So lonely', 'Every breath you take' (otro de los momentos mocosos) y todo termina con un eléctrico 'Next to you'. Podríamos haber sido más duros en esta crítica, pero es que de pequeños nos enseñaron que no está bien meterse ni con gente mayor ni con la Policía.



 


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO






VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine



Galería de imágenes

Concierto en Barcelona, Fotos de Dunia Ibrahim / IndyRock
.



--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es