--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 

4 de Mayo 2010 Sala Tripod Dublín.
.
Pavement
Escuchame, estoy en stéreo 
22 noviembre 2010 Trastienda Club, Buenos Aires, Argentina
por Lautaro García
Fotos por Candela Gallo

Hace 10 años Pavement dejaba de existir como banda. Peleas, miles de situaciones y rumores los rodearon.
La globalización, el dinero y algunos factores más hicieron que estos muchachos tuvieran ganas de volver a la escenarios. Como sucedió con muchas bandas de este estilo, el mote de "banda de culto" siempre lo llevaron encima y con el download se volvieron bastantes más populares que en su momento.
Primero anunciaron un Luna park. Por la baja venta de entradas se pasó a 2 shows en la Trastienda. Para algunos se hizo justicia -merecíamos ver a Pavement de cerca- para otros, la noticia dolió en lo profundo del ego, mientras cualquiera llena un Luna park, Pavement pasaba a un lugar más chico. Yo estoy entre los felices por la noticia, obviamente.

El show empezaba tarde, pero ahí estábamos -una hora antes- hablando de música, hablando de las veces que soñábamos con ese momento y ahí estábamos, en el mismo año que vimos a Belle and Sebastian (la misma semana en este caso), Yo la tengo y Pixies, cerrando, como quien diría "un año perfecto".

La noticia de la reunión llegó el año pasado. Anunciaron un par fechas y los más fanáticos planeaban el viaje para verlos, a NY, a Barcelona... había que ver a Pavement. Corría el rumor de que Malkmus quería venir, pero que pedía mucha plata. Y un día llegó la noticia como caída del cielo.
La noche arrancó con Silence Kit, bien arriba, demostrando quién es quién en la banda. La gente explotó.
La banda miraba con asombro lo que estaba pasando abajo. La sensación que tuve era de estar viendo un show único; mosh, pogo, todo junto, calor, empujones. Mark (bajista de Sonic Youth) tampoco podía evitar el asombro, ni podía disimular su alegría, la alegría contagiosa de Bob (percusión) en sus arrebatos hardcore con el micrófono.
Entre ellos no existía onda alguna, más bien se sentía como una banda dividida en 2, Malkmus por un lado y el resto por el otro, pero no le importaba a nadie, lo que importaba era "están viendo en vivo a Pavement", escuchando temas como Stereo, Cut your hair, Range life, Date with ikea... eso importaba. Tampoco importó la duración del show, poco más de una hora.
Nada nos quitaba lo bailado (y cuánto) en una noche única, esperada por años y la etiqueta "banda de culto" les quedó tan chica anoche.
Hoy repiten... y parafraseando a Malkmus: "si quieren más, vengan mañan. Después de mañana ya no habrá Pavement".

Setlist: Silence kit/Shady lane/Fight this generation/Trigger cut/Unfair/Grounded/Frontwards/Father to a sister of thought/Cut your hair/No lice singed her/Spit on a tranger/Date with Ikea/Gold soundz/At&t/Zurich is stained/ Stereo/Debris slide/We dance/She believes/Range life.


4 de Mayo 2010 Sala Tripod Dublín.
Crónica Raúl Vegas Sánchez -IndyRock
Fotos Colm Kelly

Es muy difícil ser objetivo cuando algo realmente te gusta. Y esa es en la tesitura en la que me encuentro, al tener que hablar del concierto que el pasado 4 de Mayo dieron los PAVEMENT en la Sala Tripod de Dublín. 
Y es que los PAVEMENT se presentaron en Dublín en lo que fue el inicio de su gira por Irlanda y el UK, después de que anunciaran su esperadísima vuelta a los escenarios, el pasado mes de Septiembre. Ya hace más de 10 años desde que la banda se disolvió por los motivos que fueran o fuesen, y de su último concierto en el Brixton Academy de Londres, aquel fatídico 20 de Noviembre de 1999. 

Este Reunion Tour les ha llevado anteriormente por, New Zelanda, Australia, Japón y el Coachella en los EEUU, donde regresaran, una vez finalizado su compromiso europeo.
Ahora se presentaban en el Viejo Continente, con una agenda bastante apretada, porque este fin de semana se presentan en el All Tomorrow’s Party Festival, y seguidamente tres días consecutivos en el Brixton Academy de Londres, lugar en el que realizaron su último concierto como banda. Y más adelante, les llevara a aterrizar en el Primera Sound de Barcelona. (Me extrañó que no fuera en el FIB,  todavía tengo la espinita clavada de aquel verano del ’97 en Benicassim, cuando los PAVEMENT iban a tocar el último día y la organización tuvo que cancelar el festival, por el diluvio que nos cayó en Bennicassim).
¿Cómo una banda alternativa se puede embarcar en una gira mundial de esta magnitud? 
No os preguntéis nada, son PAVEMENT, no hay que buscar ninguna lógica, porque no la tiene, al igual que muchas de las letras de sus canciones. Lo que ha hecho grande a esta banda es eso, esa mezcla de irracionalidad llevada a su expresión musical,  que supieron aliñar para  convertirse en un referente de la música independiente de finales de los 80’s y los 90’s, junto con Dinosaur Jr, Sonic Youth, etc...

En Dublín colgaron el cartel de “no hay billetes”, en tan solo unas horas, a 5 meses vista del concierto. Y esa expectación generada desde hacia tantísimo, se hizo notar en los minutos previos antes del comienzo del concierto. Había una mezcla entre excitación y escepticismo, por ver como seria el regreso de la banda a los escenarios.
Esa excitación llegaba a todos los rincones de la sala. Joder eran los PAVEMENT, aquella banda que no se cortaba un pelo en poner a parir a los mismísimos Stone Temple Pilots y a los Smashing Pumkings en  ese tema clásico “Range Life”.
Me recuerdan a esos tíos que iban a tu clase en el instituto, y no daban un palo al alguna, y sin esforzarse lo más mínimo, toma,  te sacaban sobresaliente. Tíos con un buen corte de pelo, formalmente bien vestidos, y que parecen que nunca han roto un plato. Pero cuando se suben al escenario y se dedican a hacer lo que mejor saben, generan una especie de conexión especial, que en su día, les valió para convertirse posiblemente en la mejor banda de la música independiente alternativa. 

Tanta excitación, llegó por momentos a convertirse en timidez e inseguridad en los primeros compases del concierto. Arrancaron con “Silence Kit” entre descoordinación y ligero nerviosismo (por ver cómo reaccionaría el publico tras su regreso a los escenarios), acompañado con algunos acoples en los micros y risitas entre la banda. Era como si subieran por primera vez juntos a un escenario, y esa frescura se notó. Cinco amigotes que se juntan para tocar y desmembrarnos todo su exquisito repertorio. 
Eso era a lo que habíamos venido, y “Elevate Me Later” ayudó a calentar la sala. PAVEMENT no han cambiado mucho. Quizás Malkmus en algunos momentos parecía como con falta de entusiasmo, Ibold  más centrado casi en sus recientes colaboraciones con los Sonic Youth, Bob Nastanovich con sus excentricidades por el escenario. Pero en conjunto y como banda, fue como regresar a los tiempos del Wowee Zowee, quizás los mejores de la banda. 
Spiral estaba tarareando las canciones hasta que le llego su turno con “Kennel District”, al que supo trasladarlo a una atmosfera  encantadora y melódica. Steve West elevándose por la batería. Nastanovich con sus gritos esquizofrénicos, ponía la guindilla a las versiones medio punk que se marcaron de “Frontward” y “Unfair”, mientras Ibold, pululaba en su burbuja y con su bajo por el medio del escenario. Y es que se encontraban cómodos y lo estaban disfrutando.
Malkmus permanecía en su mundo interior y minimalista, apartado en un extremo del escenario, haciendo muestras de su esencia. Quisiera estar allí o no, el tío demostró sus credenciales como líder y como compositor de la mayoría de las letras del grupo en temas como “Shady Lane” o “Range Life”, con unas dotes de lengua viperina que sabe utilizar a la perfección.
 

El  momento clave llegó con “Rattle By The Rush” y con “Fight this Generation”. Que definitivamente terminaron por ponerme los pies en la tierra y me hicieran afrontar la realidad a la que me estaba enfrentando.
“Cut Your Hair” trajo el momento indie pop del set, y es que esta banda podría estar tocando horas y horas. Tocaron unas 28, 29 o 30 canciones, contando las otras dos veces que salieron al escenario, después de su primer descanso. “Stero”, “Grounded”, “Conduit for Sale”, “Here”, “We Dance”, ”Date w-Ikea”, ”Spit on a Stranger”, “Stop Breathing”, hicieron mella por toda la sala. 

El punto final llegó con “Box Elder” al ritmo de “I got to get the fuck out of this town”. Y es que el recital que nos dieron esa noche les llevo a repasar temas toda su discografía desde, Slanted & Enchanted  hasta Terror Twilight. Una noche inolvidable e irrepetible, por la que más de alguno hubiera dado su brazo de adivinar a lo que se podía exponer, incluidos los que les habíamos visto con anterioridad.
Creo que después de esta gira de reunión, vendrá la gira de despedida, o quizás sea la misma? Va a ser muy difícil poder volver a ver a estos genios de la música creando maravillas como  las que en sus días nos dejaron. Pero señoras y señores, que nos quiten lo bailaó. 
Disfruten.



http://www.myspace.com/pavement


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO






VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es