--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS


 
.

Mancha de Rolando
6 de mayo de 2006 Estadio Pepsi Music, Buenos Aires
Espíritu rockero
por Fernando Lapovsky

El rock argentino está mutando. Desde la revolución de diciembre de 2001 cada banda busca su pequeño lugar en la lucha, ya sea desde un discurso o desde la poesía. Uno de los casos más destacables es el de Mancha de Rolando, una banda surgida de los suburbios de Buenos Aires, cuyo último disco deja un mensaje bien claro. Y por si alguien no se entendió del todo, sólo basta con oír al vocalista el "Negro" Manu Quieto diciendo que sus guitarras se convertirán en fusiles cuando sea necesario.
 

 Ya no hace falta aclarar porque este último disco llamado "Espíritu" tiene dos pistolas en su tapa. Banda combativa si las hay.
 Bajo este marco se presentaron en el Estadio Pepsi Music, lugar que solía llamarse Obras Sanitarias y es la catedral del rock argentino y escala inevitable para cualquier agrupación de este género.
 El público no es variado. La especie de apadrinamiento que tienen con La Renga (banda que hoy es la número uno en convocatoria en Argentina) los llevó a un público suburbano, netamente rockero. No se van a ver peinados raros ni vestimentas modernas. El uniforme es jeans, zapatillas y remera de alguna banda (predominaron las de Mancha de Rolando, obviamente, y las de La Renga).
 Con un público ya agitado la banda salió al escenario mientras sonaba el estribillo de "Antes" (primer corte de "Espíritu") con un sonido de cajita musical. La gente saltaba y le banda le respondió con "Regala". Estalló la asistencia. Siguieron con "Antes", esta vez si tocada como Dios manda, "Viaje", "En la calle" y "Buscar", uno de los hits de la banda. La alegría se vivía tanto arriba como debajo de las tablas. Prosiguieron con "Rock", "Entre Ríos" y "Renacer", dedicada a Gaby Ruiz Díaz y César Andino, bajista de Catupecu Machu y cantante de Cabezones respectivamente, quienes sufrieron un gravísimo accidente automovilístico el mes pasado y salvaron sus vidas de milagro.
 Luego fue "Sincera", que cuenta la historia de Carla V, la hija de un represor de la última dictadura, quién se suicidó luego de leer "Nunca Más", el libro que relata el plan genocida de desaparición forzada de personas organizado por esa tiranía.
 

Continuaron con "Chino" y "Cabrón", que relata la historias de los inmigrantes ilegales en Estados Unidos. Allí la Mancha hizo la primera pausa de la noche, en la cual pasaron un video con imágenes del sufrimiento de estos inmigrantes pegado con otro con recuerdos de viejos recitales del grupo.
Volvieron con todo, con más potencia que música con "Ángel del Docke", "Melodía simple" y "La Planta" pegado a "Juego de locos" (dos clásicos).
 

En ese momento llegó "Donde vamos", el último hit del grupo, último corte de difusión de su disco anterior. Luego fue una seguidilla latinoamericana buscando la hermandad con los demás países del continente (sobre todo con Uruguay): "Mi Semilla", tema de la banda uruguaya La Vela Puerca, "Sangre", "Pueblo latino", "El hambriento" y "Arde la ciudad", canción que relata la ambigüedad vivida durante el Mundial de 1978 en Argentina, donde mientras se festejaba la copa, el Estado asesinaba gente. Particularmente el Estadio está geográficamente en las diez cuadras que separan al Estadio de River Plate (lugar donde se jugaba en Mundial en Buenos Aires) y la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (uno de los campos de concentración más atroces y célebres).
Para seguir con el tema, los músicos se tomaron un descanso y pasaron un video contrastando los festejos por esa copa y los desaparecidos. Continuó otro video con desamparados por el hambre y sus protestas, lo cual dio paso a la vuelta de Manu y compañía tocando "Como ganado", un cover de Intoxicados que relata la pobreza en Argentina. Así pasaron a otro cover: esta vez fue "Vagabundear" de Joan Manuel Serrat, pero en versión de chacarera (un ritmo folklórico argentino). Esa fue la oportunidad del líder de la banda para hacer un discurso nacionalista y a favor del rock, criticando a los DJ's que según él "se tienen que volver a Alemania".
 

Se venía el cierre y fue con todo. Los hits más jugosos quedaron para el final: "Lodi", "Mago de la lluvia (ese tren)", "A vivir", "Calavera" y el último fue "Siempre esperando".
Fue un recital correcto, ni más ni menos. Lo más destacable fue el constante recuerdo de sus posiciones políticas, como el de criticar que el Estadio Obras, ahora se llama Pepsi Music.
Bien está el nombre del último disco. La banda, como el recital es puro Espíritu.



http://www.manchaderolando.com/


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO






VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es