© Copyright Vídeos
VÍDEO DIRECTO EN INDYROCK 
Los Ángeles, 'Mañana', Videodirecto del tema interpretado en el Festival por Haití en el Palacio de Deportes de Granada 20 febrero 2010

--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 
 
.
Los Ángeles
Los Ángeles nos hacen sentir dichosos
Granada, Teatro Isabel la Católica, 20 de octubre 2012
Tour 50 Aniversario
Por Luis Miguel Albarracín / IndyRock

Con un Teatro Isabel la Católica lleno hasta la bandera, jugando en casa, y con la mayoría de espectadores rondando la edad de los músicos granadinos Agustín y Carlos, en el ambiente se palpaba que la noche sería muy especial. Porque cincuenta años desde la formación de un grupo no se cumplen todos los días. Sobre las nueve y diez apareció sobre el escenario Fernando Díaz de la Guardia, autor del libro que hace seis años se escribió sobre el grupo de la capital nazarí. Entre otras muchas cosas, hubo por su parte un emocionante recuerdo para Paco Alarcón (mánager del grupo), Jose Luis Avellaneda, y por supuesto para  su líder, Poncho González. También hubo tiempo para citar a Rafael Trabuchelli y su famoso “sonido Torrelaguna”. Antes de despedir a Fernando para que  salieran los artistas al ruedo se les cantó a Los Ángeles un cumpleaños feliz más que merecido.



Fotos: Merche S. Calle / IndyRock / Festival por Haití

La velada empezó con un set acústico de tres canciones”, (“Una vez juré”,  “Momentos” y “Lo mucho que te quiero”) que hizo las delicias de todos. A continuación Popi González tomó las riendas de la batería y Agustín y Carlos se colgaron sus guitarras eléctricas. Fue el momento para la primera broma de Agustín, cuando dijo que había un artista de cine en la sala, y que era Woody Allen, refiriéndose a Carlos. Buenas vibraciones en cada minuto de la actuación.

Como se trataba de un día más que especial, llegó la primera sorpresa del show. Sobre las tablas se situó Jose Antonio García “Pitos” (cantante, entre otros grupos, de 091). El tema elegido fue “Cada día”, y para que no se fuera tan pronto, la banda preparó “La torre de la vela”, uno de los grandes himnos del grupo de Jose Ignacio Lapido.
El ambiente se iba calentando, aunque al estar sentados lo que más se movían eran los pies, pero en las caras de sus seguidores se notaba que estaban disfrutando de lo lindo. Siguieron cayendo temas de su cuidado repertorio (“Dime, dime”, “Oho-aha” –en la que el público se implicó mucho- y “¿Has amado alguna vez?”), para llegar a otro de los momentos de más exaltación, con la presencia esta vez de Manuel España, cantante y compositor de los también granadinos La Guardia. Para la ocasión eligieron “Jenny”, y del grupo de Manolo “Mil calles llevan hacia ti”, un tema que todos los presentes cantaron con la ayuda del cantante que estuvo muy participativo.

Y siguieron cayendo canciones que guardan su esencia a pesar los años transcurridos. “Abre tu ventana”, “Escápate” y “Me haces sentirme tan dichoso”. En ese instante Popi presentó a los músicos que acompañan a los cuatro ángeles actuales: Alberto Fernández al bajo, Morten Jespersen en los teclados y Jesús Santiago en las percusiones. La banda tocó en todo momento muy bien, y la mezcla de veteranía y juventud aporta muchísimo, lo que les permite crear un sonido que viniendo desde los años sesenta no ha quedado anticuado en ningún momento. Mención especial para los dos ángeles originales que llevan el peso de la banda. Por un lado Agustín Rodríguez, del barrio del Realejo y guitarra rítmico, y por otro lado Carlos Álvarez, guitarra solista y elegante donde los haya. La savia nueva la ponen Popi González (tocando la batería y cantando como hacía su padre) y Carlos Muñoz, guitarra solista que le da al grupo un sonido actual y fresco.

Pero todavía quedaban por llegar los temas más emblemáticos, con un teatro ávido de cantar sus composiciones preferidas. Como muy bien dijo Popi, Los Ángeles escribieron varias canciones con nombre de mujer, así que era el momento de “Raquel”, y a continuación llegó uno de sus grandes hits, 98.6, que sonó muy bien.

Un amago de despedida y vuelta al escenario, ahora poniendo toda la carne en el asador. ¿Cómo no iba a sonar “Mañana, mañana”?, ¿Y “Mónica”? Para presentarla, Popi dijo que en 1970 Los Ángeles la tocaron en Varadero ante 35000 personas. Sin duda fue el gran momento del concierto, porque el aplauso y la entrega del público fue increíble, transmitiendo todo el cariño que se le tiene al grupo. “Nada va a cambiar el mundo” (que fue la última canción compuesta por el grupo) sirvió de cierre, con un teatro con ganas de más, y esperando que les dieran otra alegría saliendo de nuevo para disfrutar con los suyos.

Y así fue. Lo que planearon fue tocar las tres primeras canciones de su actuación (que habían sonado en acústico), pero esta vez con un sonido eléctrico y con batería. De nuevo  “Una vez juré”, “Lo mucho que te quiero” y “Momentos” llevaron las emociones a  cotas muy altas. Con todos sus amigos y seguidores exultantes se dio por cerrada una noche que esperemos se repita pronto. Porque Los Ángeles, azules o no, se han convertido desde hace mucho tiempo en patrimonio de todos los granadinos. Seguramente haya todavía chicas que conquistar con sus canciones, tan dulces como un pionono y tan de color de rosa que merecen ser escuchadas una y otra vez.


La noche más hermosa
Por Enrique Novi
Los Ángeles, Gira 50º aniversario 
sábado 20 de abril Teatro Isabel la Católica
Cumplir cincuenta años de carrera es algo de lo que muy pocos artistas pueden presumir. Hacerlo siendo un grupo y no un solista multiplica el mérito, pero si además se trata de uno que tuvo que superar una fatalidad tan cruel como la que vivieron Los Ángeles, el hecho se convierte en un milagro insuperable. ¿Insuperable? La verdad es que no, pues aún cabe mayor dicha si se hace en la tierra propia con los paisanos rompiéndose las manos de agradecimiento y entusiasmo. No es de extrañar que cuando la actuación se acercaba a su final, Agustín Rodríguez, uno de los miembros originales del grupo, se viera superado por la emoción y apenas pudiera aguantar las lágrimas. El caso de Los Ángeles es único y prodigioso, irrepetible, pues no solo ha pervivido su ilustre cancionero, sino que el mismo proyecto se ha visto rejuvenecido gracias al capricho de una naturaleza que ha venido a poner justicia poética a un hecho luctuoso. 

Popi González, hijo del malogrado Poncho, no solo ha heredado las cualidades artísticas y el enorme talento de su padre, sino que con humildad y sin alardes, pero impecablemente, también ha puesto el empeño encomiable de recuperar su legado, hasta conseguir el milagro de revivir a Los Ángeles y devolverlos al siglo XXI en plena forma. Y así fueron varias las generaciones que disfrutaron de una hermosísima noche de música sencilla, directa y armoniosa, como el pop imperecedero, interpretada con fidelidad, emoción y sentimiento. 

Los Ángeles volvieron a dejar claro, con toda la dignidad y más allá de los vaivenes con que el tiempo modifica los gustos del público, que son uno de los mejores grupos de armonías vocales que ha dado el pop nacional. Fernando Díaz de la Guardia, su biógrafo, hizo las presentaciones y el grupo acometió los primeros temas del repertorio en clave acústica: Una vez juré, Momentos y Lo mucho que te quiero. 

La insistencia del respetable haría que ya al final de la velada tuvieran que repetirlos, esta vez en clave eléctrica y probablemente al margen de lo previsto. Tras ellos cambiaron de guitarras e invitaron a José Antonio García a interpretar Cada día y la muy celebrada La Torre de la Vela, uno de los éxitos que obtuviera cantando con 091. Dime dime, Oho, Aha y la versión de The Hollies ¿Has amado alguna vez? Sirvieron de puente para la siguiente colaboración, la de Manolo España, que se atrevió primero con Jenny, el tema que le dio pie para atacar uno de los más rotundos éxitos de La Guardia, Mil calles llevan hacia ti. 
Con el teatro resistiéndose a levantarse de los asientos para bailar cerca del escenario fueron cayendo Abre tu ventana, Escápate “Getaway”, Me haces sentirme tan dichoso, otra de sus clásicas versiones, y Raquel. Para la recta final dejaron 98.6, Mañana, Mañana y Nada va a cambiar el mundo. 

El resto ya fue un regalo en una noche llena de emoción que difícilmente olvidarán los que participaron en ella, tanto sobre como frente al escenario.


«’98.6’ y  ‘Mónica’ sonarán en _favor de Haití»
Para la banda de los sesenta es muy especial poder participar en el festival benéfico y estar el sábado en el Palacio de los Deportes 
Entrevista por Juan Enrique Gómez - IndyRock
 Inolvidables. Granada ha dado grandes nombres para la historia de la música popular, el pop y el rock tienen en la ciudad una de sus principales canteras, pero muy pocos se convirtieron en el referente de toda una época. Los Ángeles bordaron el sonido de la década. Aquella banda de los llamados ‘ye-ye’, con canciones como ‘Mañana’ o ‘98.6’, alzó el nombre de Granada a los puestos más elevados del pop nacional. Pero un fatal accidente de tráfico truncó la evolución del grupo. Dos de sus componentes, Poncho González y José Luis Avellaneda, encontraron la muerte el 26 de septiembre de 1976, diez años después de que dejaran de ser Los Ángeles Azules, para llamarse simplemente, Los Ángeles. Pero el destino les recuperaba en 1992 de la mano de dos de los miembros originales, Agustín Rodríguez y Carlos Álvarez, a quienes tres años después se unió el hijo de Poncho, también batería, Popi González, y Carlos Muñoz. Los Ángeles volvían a ser el grupo que dio vida al pop y que retomaban para la escena temas como ‘Mónica’. Todos se sienten orgullosos del renacer de la banda.


–Los Ángeles fue la esencia del pop ‘made in Granada’. ¿Cómo se sienten al comprobar que sigue siendo una realidad tantos años después?
–Nos sentimos queridos, admirados y privilegiados por mantenernos como paradigma del pop en Granada. Ha sido muy gratificante que las nuevas generaciones nos tomen como referencia después de 35 años. No habíamos imaginado esa evolución en el tiempo.

–Popi González, continuar la creación de tu padre debe ser algo muy especial...
–Me siento como una prolongación del proyecto original, una herencia de lo que él construyó junto al resto de componentes y eso, por un lado, te enorgullece pero también te marca un listón muy alto, difícil de superar. La verdad es que me encuentro muy cómodo con la formación y sobre todo son, digamos, mi más importante referente musical.
Evolución

–¿Cómo han evolucionado Los Ángeles es estos últimos años?
–Siempre hemos respetado mucho la esencia original, ya que, Agustín y Carlos siguen activos y sin ellos la banda carecería de sentido, aunque hicimos una incursión en el mercado con nuevas canciones hace unos años.

–¿Qué temas de Los Ángeles podremos corear en el concierto benéfico del palacio de los Deportes?
–Mostraremos temas clásicos como ‘Mañana Mañana’, ‘98.6’, ‘Mónica’…

–¿Tocar en beneficio de Haití, aporta un sentimiento especial?
–Sí, por supuesto. Es una desgracia enorme lo que le ha sucedido a este país, que ya contaba con el mayor índice de pobreza de Hispanoamérica. La historia de Los Ángeles ha estado muy ligada emocional y artísticamente a Centroamérica y hemos tenido la oportunidad de visitar Miami, Venezuela y Cuba. Necesita toda la ayuda posible y ahora es el momento de echar una mano, tal y como hemos hecho en otras ocasiones en las que la causa ha merecido el apoyo de todos.
Febrero 2010


Formación inicial
Alfonso González "Poncho" (batería y voz solista)
Agustín Rodríguez (guitarra rítmica y voz)
Carlos Álvarez (guitarra solista y voz)
Paco Quero (bajo y voz).
Esta es la formación clásica de Los Ángeles aunque ha habido cambios a lo largo de su existencia 

Formación 2012
Alfonso González "Popi" (batería y voz solista), hijo de 'Poncho'
Agustín Rodríguez (guitarra rítmica y voz)
Carlos Álvarez (guitarra solista y voz)
Carlos Muñoz (guitarra y voz).
Con la colaboración de: Alberto Fernández al bajo, Walter Jespersen en los teclados y Jesús Santiago en las percusiones



Biografía
Los Ángeles nacen en Granada y en 1963 con el nombre de Los Ángeles Azules o Blue Angels. 
La primera formación más o menos estable, después de entradas y salidas entre las que estuvo la de Julián Granados (voz), el cual triunfaría más tarde como solista, fue: Agustín Rodríguez (guitarra rítmica); Carlos Álvarez (guitarra solista); Javier Muñoz (bajista y uno de los fundadores); Miguel Megías (pianista y, al principio, baterista) y Alfonso González "Poncho" (voz principal y batería). A partir de ese momento el grupo comenzó a actuar en su ciudad, adquiriendo tablas, y más tarde, en la Costa del Sol donde se profesionalizaron. Durante estos primeros años grabaron un par de EP´s para Philips, los cuales no tuvieron mucha repercusión. 

En 1965 Javier y Miguel dejan el grupo, ocupando el puesto de bajista Paco Quero y prescindiendo de los teclados. El grupo se quedó en cuarteto y adoptó un estilo más angloamericano, dejando atrás el carácter mediterráneo de los dos EP´s grabados. Sus actuaciones fueron creciendo en número y calidad así como su popularidad en la Costa del Sol. Se hicieron habituales en las locas noches de Torremolinos, atrayendo la atención del público, en gran número extranjero, aunque para ello tuvieran que afeitarse la cabeza como hicieron en una ocasión y mucho antes de que fuera habitual el que los músicos hicieran este tipo de cosas para promocionarse. Fue allí donde una noche actuando en un club coincidieron con Brian Epstein, que se quedó prendado de lo bien que ejecutaban los temas de los Beatles, pues el grupo era gran admirador de los de Liverpool.

En 1966 grabaron un tercer EP para Discos Berta, el cual tuvo cierto eco en los medios, sobre todo por un tema de autoría propia, "Canto a lo español". Ese año se establecieron en Madrid con la esperanza de dar el salto definitivo. La oportunidad llegó de la mano del productor y arreglista Rafael Trabuchelli, artífice del "sonido Torrelaguna", que los descubrió una noche en un club madrileño. Prácticamente en el acto, los contrató para grabar con él en el sello para el que trabajaba, la fábrica de éxitos Hispavox. A partir de entonces pasaron a llamarse Los Ángeles a secas -sin azules-. Trabuchelli quedó impresionado de la forma en la que el grupo empastaba sus voces y la calidad de las versiones que interpretaban, que superaba en muchos casos a la original. Así nació una colaboraión que duraría varios años y que generó algunas de las mejores -y más olvidadas- grabaciones del pop español. "Escápate" fue el primer single para Hispavox, aunque fue el segundo el que los catapultó al gran éxito, "98.6". 

En 1968 se consolidaron definitivamente con "Mañana, mañana". Este año Agustín y Paco tuvieron que cumplir el servicio militar y echaron mano de un desconocido Pepe Robles que fue sustituyendo a ambos alternativamente. De Pepe es la autoría de algunas de las joyas del grupo como "Créeme", con la cual aparecieron en el film "Un, dos, tres, al escondite inglés" de Iván Zulueta. Paco acabó la mili y más tarde Agustín y volvieron a ser los cuatro de siempre, pero Trabuchelli, atento al talento de Pepe Robles, ofreció a éste un contrato discográfico. Pepe aceptó y formó otro de los grandes grupos de este país, Módulos, triunfando al año siguiente con su canción "Todo tiene su fin". Se fueron sucediendo éxitos como "Momentos" o "Mónica", apariciones en televisión y el rodaje de una nueva película, "A 45 revoluciones por minuto" de Pedro Lazaga, esta vez como co-protagonistas. En 1970 actuaron en el mítico festival "Varadero 70" de Cuba, lugar donde cuentan con numerosos seguidores. Mientras que en España no paraban de hacer carretera, tocando por todos los rincones del mapa a un ritmo frenético, lo que acabó por hacer mella en Agustín Rodríguez que abandonó el grupo en 1972. Fue sustituído por José Luis Avellaneda con el que vivieron sus últimos éxitos, aunque la popularidad del grupo comenzó a decaer a partir de 1970. Avellaneda colaboró en la evolución musical del grupo hasta el año 1976, año en que la tragedia puso punto y final a la carrera incansable de Los Ángeles que, de todas formas, ya se acercaba a su ocaso. 

El 26 de septiembre de 1976, tras una actuación en Tarragona el coche en el que el grupo viajaba por una carretera de Cuenca hacia Madrid, chocó de frente con otro vehículo. Poncho González y José Luis Avellaneda perdieron la vida y Carlos Álvarez quedó herido de gravedad. Paco Quero que conducía la furgoneta con el instrumental de vuelta a Granada, conoció al llegar la noticia. 

Los Ángeles fueron cosa del pasado hasta que en los años noventa Agustín y Carlos deciden rehacer el grupo con Alfonso González "Popi", hijo de Poncho, a la batería y voz. 

Paco Quero, que no quiso unirse al grupo en esta nueva etapa, fue sustituído por Carlos Muñoz. Sorprende el gran parecido de Popi con Poncho y otorga al grupo credibilidad y razón de ser, ya que la que fue la voz principal de Los Ángeles, tiene un eco fiel en su sucesor. Actualmente el grupo está en activo aunque a otro ritmo, actuando periódicamente en España así como en Miami donde tiene un público numeroso y devoto. Los Ángeles es, para muchos, el grupo con mejor juego de voces del pop español, con la peculiaridad de que la voz principal era la del baterista. Demostraron estar al nivel de grupos anglosajones tanto por la calidad de sus versiones como por su estética -sus pintas eran de lo más "cool" y vestían a la última moda inglesa, aunque tuvieran que ponerse smoking para poder actuar en la tele-. 

Hicieron éxito canciones prácticamente desconocidas en este país así como canciones de las que eran compositores. Y sentaron las bases, junto a sus contemporáneos, de lo que ha sido la música pop en un país donde se cerraban las puertas a todo lo que significara libertad y diversión. Esta página está dedicada a Los Ángeles, a los que quedan y a los que se fueron, así como a la memoria del genial Rafael Trabuchelli... y a los nostálgicos de una época increíble en la que la música era la banda sonora de la ilusión.



El Ayuntamiento de Granada les concedió la medalla de plata al Mérito por la Ciudad y  distinguió a título póstumo a Alfonso González Rodríguez ‘Poncho’ (1943-1976) y a José Luis García Román —José Luis ‘Avellaneda’— (1949-1976) y homenajeó en vida a Carlos Álvarez Pérez (1945), José Agustín Rodríguez Ampudia (1945) y Francisco Quero López (1945).

Discografía
Los Ángeles (1967) 
Pequeñas cosas (1972) 

Filmografía 
Un, dos, tres al escondite inglés (Iván Zulueta, 1969) 
A 45 revoluciones por minuto (Pedro Lazaga, 1970) 



Libros
Los Ángeles: una leyenda del pop español (Fernando Díaz de la Guardia). 
Editado por Ramalama en colaboración con la Diputación Provincial de Granada, CajaGranada y Centro de Documentación Musical de Andalucía (2006). 
DIAGONAL PRODUCCIONES
Office +34 958 226 666 ·Mobile +34 669 298 398 ·Fax: +34 958 226 223
e-mail: diagonal@diagonalproducciones.com



Los Ángeles, formación 2012
Alfonso González "Popi" (batería y voz solista), hijo de 'Poncho'
Agustín Rodríguez (guitarra rítmica y voz)
Carlos Álvarez (guitarra solista y voz)
Carlos Muñoz (guitarra y voz).
Con la colaboración de: Alberto Fernández al bajo, Morten Jespersen en los teclados y Jesús Santiago en las percusiones


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO






VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine




La noche más hermosa
Por Enrique Novi
Crónica especial del primer concierto de la gira 50º aniversario 


.



--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es