.
.
Buscar 
Bandas de la A-Z
Conciertos, agenda
Festival, agenda
Noticias
Fotos directo
IndyRock inicio


 
.

Kultur Shock

entrevista por Iñaki Lopez de Eguilaz - IndyRock
.
La amalgama de sonidos que hacen de Kultur Shock un grupo tan inclasificable como extraño van desde el raggamuffin, el new metal o el folk-punk, todo ello recubierto de una ingente dosis de mala leche y reivindicación. Es la siguiente generación a la canción protesta, pero con más estilo y sin pose de jersey de cuello alto.
"Hacemos una mezcla tan amplia porque de ese modo nuestra banda se convierte en un grupo mucho más versátil.


"No, si versátiles sí que son porque ya me dirán ustedes cómo se les ocurrió a un grupo de Seattle con raíces balcánicas mezclar los sonidos más tradicionales de esas tierras con el new metal más macarra."Es divertido, ¿no?"Hombre, sí, tiene su gracia, la verdad, pero a muchos de los sectores más conservadadores de la política no creo que les hagan reir precisamente los mensajes políticos que se esconden detrás de esa desvergüenza musical."La protesta es una forma de sugestión proactiva. La vida puede terminar en los próximos cinco minutos, así que nosotros tratamos de expresarnos al máximo...
 

"Ni que estuviéramos a las puertas del Apocalipsis, pero bueno... parece que Kultur Shock se convierten en interlocutores válidos de un mesías cercano al SubComandante Marcos. 
"La música crea comunidades, aclara el camino para el debate democrático." Amy Denio, saxo de la banda, que es quien se lleva enfrentando un buen rato a mi batería de preguntas responde a ellas con proclamas contundentes aprendidas al dedillo, pero provocando mi desasosiego porque no se extienda más allá de dos frases por pregunta. "A buen entendedor pocas palabras bastan", otra proclama de lo más llana que parece que me va a soltar de un momento a otro.La banda estará de gira por España del 20  al 29  de Mayo presentando "Kultura-Diktadura", que así es cómo se llama el disco, por cierto. Ya pasaron por aquí el pasado año por varias ciudades de las que se pudo dar buena cuenta de que su directo es una baza que no sueltan fácilmente."Cada concierto es único, refleja la mezcla de culturas. Por ejemplo, en Seattle nos juntamos serbios, bosnios y croatas, todos buenos amantes de la música. La música es un lenguaje internacional de paz. Son conciertos en los que nosotros tocamos absolutamente todos los instrumentos, con algún que otro invitado, como por ejemplo Marfi, violinista de Cheb Balowsky (Barclona) y Karla Kihlsteht, una fantástica violinista yankee."La mezcla de culturas es evidente tanto en la formación como en su música, pero el acercamiento a la música popular espoñola les queda un poco lejos como para pensar en incluirlo en su repertorio."¿Cómo no? -dicho en perfecto castellano-, la pasión es nuestro fuerte. Tocamos palmas a lo flamenco, muy guay" -esto último prueba de slang castellano-. Cuando les hablo de las referencias españolas más cercanas a su estilo, léase Ojos de Brujo y Dusminguet, hacen mutis por el foro, no saben, no contestan, así que está claro que los grupos de por aquí les quedan un poco lejos. Tanto como los mensajes subversivos que lanzan y que pueden provocar la incomodidad de las autoridades nortemaericanas, que no son afines a muchas de las proclamas de Kultur Shock. Ellos de momento no parecen preocuparse demasiado.

"Ellos sólo se escuchan a ellos mismos, no escuchan el resto de mensajes políticos ."Pues eso, que si quieres saber más, pero de primera mano, les tienes de gira

En 1992 Gino Yevdjevich -junto con otros músicos que quedaron en Sarajevo durante la guerra de Bosnia- escribió, compuso y realizo el musical "Hair": Sarajevo, A.D. 1992", que ganó fama y reconocimiento internacional. Su éxito llevó a Gino a los EE.UU. para hacer una gira organizada por el director de cine americano Phil A. Robinson (Field of Dreams) y la cantante de folk Joan Baez. Ahora vive legalmente en los EE.UU. considerado como un "extranjero con una habilidad excepcional". La limpieza étnica, los refugiados y las bombas en Yugoslavia son secuelas escalofriantes de lo que pasaron en Bosnia...
El guitarrista Val se unió al grupo en el verano de 2000, tocando las guitarras, programando y cantando en el conjunto. Tanto él como el antiguo batería de Kultur Shock, Borislav Lochev tenían una larga historia de colaboración musical, que procedía de los años 80, cuando eran miembros de un cuarteto de rock progresivo de Sofía, Bulgaria, llamado Orion. Borislav y Val desertaron después de que Radio Liberty (Radio Libre Europa) emitiera una de sus canciones políticas criticando al gobierno comunista búlgaro de aquel momento. El guitarrista Mario Butkovich de Brcko en Bosnia-Herzegovina, es el arma secreta de la música gipsy folk del grupo, tocando la guitarra, la tambura, la acústica de 12 cuerdas y cualquier cosa con cuerdas, a la pregunta de cómo había aprendido a tocar la "guitarra Gipsy", tal como la llama él, sin darle importancia dice: "Durante seis años en un campo de refugiados en Croacia.". Y el bajista Masa Kobayashi de Tokio, Japón, con un expresivo "tono bajo" que viene de su gran aptitud para el sonido duro e intenso.
El corazón de este quinteto se llama a sí mismo los Inmigrantes, y los trompetistas invitados lo hacen como los Amerikanos, que cuentan también con Amy Denio (saxofonista fija en Kultur Shock), innovadora y pionera de música nueva que toca el saxofón alto, la zurla y participa en los coros.
El último en subir al tren ha sido Chris Stomquist, batería estadounidense amante de los ritmos brasileños y del calor tropical, y que en directo sostiene a la banda siempre con ritmo y, a veces, también con su potencia.
"FUCC the INS", su segundo álbum, fue producido por Billy Gould (bajista de Faith No More) y coproducido por Gino y Val. La excepcional visión musical del grupo y su mezcla audaz de elementos originales, del mundo y del rock contribuyen a dar un sentido profundo de historia cultural que quita importancia al hecho de que procedan de otro lugar.
El alcance de expresión y la exuberancia que transmite Kultur Shock les conduce a una encrucijada de influencias, llevando su música a un territorio completamente nuevo, lanzándose a lo desconocido para honrar a la tradición y forjarse su propio sonido, el cual a su vez convierte la dureza vivida en sus tierras natales y la tristeza de ser emigrantes en una gloriosa música que celebra toda esa desavenencia. Sin tristeza ni penumbra, todo lo contrario, el espectáculo de Kultur Shock es de un optimismo salvaje, como el hedonismo incontrolado de las bodas Gitanas...


---VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.