-.--
VIDEOS EN INDYROCK 
Una década de conciertos, directos y grabaciones exclusivas realizadas por el equipo de IndyRock, con la autorización de los grupos, mamagemet y salas.

--
.
Buscar 
Bandas de la A-Z
Conciertos, agenda
Festival, agenda
Noticias
Fotos directo
IndyRock inicio

 
El triunfo de las minorías
2 noviembre 2012 sala Clamores Madrid
Crónica y fotos: Jon Pagola 

LOS MALIGNOS, (Banda alternativa de Pedro de Dios, Guadalupe Plata) Video directo en  la sala Planta Baja
Los Planetas (J + Floren) Video concierto + Guadalupe Plata + Chinyi 
Circuito Joven de Andalucía, fotos y datos
Planta Baja, Inauguración temporada 2009/2010
16 mayo 2009 sala Who Granada
XXI aniversario Ruido Rosa 
22 de noviembre 08 Sala el Tren de Granada 
.

Guadalupe Plata
Guadalupe Plata dirigirá la producción de EtnoSur 2015
El pasado se hace presente
Guadalupe Plata
Granada, Planta Baja, 24 y 25 de abril de 2015
Por Luis Miguel Albarracín. Fotos: Antonio Puertas / IndyRock
Guadalupe Plata es un grupo diferente. Pantanos oscuros, música vudú, cementerios con vida aderezado con gatitos y serpientes por todas partes. Con la aproximación a su "Tormenta" comenzó un reguero sinuoso y polvoriento en una sala Planta Baja abarrotada, con todo vendido para viernes y sábado. Con Pedro de Dios situado a la derecha del escenario, se abrieron las puertas del infierno, haciendo las veces de cantante y guitarrista venido desde el Misisipi en pos de gloria y tristeza. Muy elegante para la ocasión, con zapatos relucientes y camisa bien planchada, buscaba con cada acorde sacar de su cuerpo el demonio que lleva tatuado en su brazo izquierdo. En el centro, con los tres componentes pegados al público, crecía la figura de Carlos Jimena, nuestro Capitán Haddock particular, llevando el timing y de vez en cuando sacando a relucir las maracas de Antonio Machín. Y a mi izquierda, conduciendo el bajo, contrabalde (un alucinante barreño de zinc), guitarra y maracas (según mandaran los temas), el todopoderoso Paco Luis Martos, otro ser proveniente de lejanas tumbas ávido por morir en paz. 
   Presentaban su tercer larga duración, que lleva de nuevo como título el nombre del grupo, diferenciándose de los anteriores por ser el rojo el color elegido para la portada en esta ocasión. Venían con ganas tras grabar en Londres con el productor Liam Watson (ha producido entre otros el "Elephant" de White Stripes). Desde dos mil ocho, año en el que debutaron con un Ep, han crecido muchísimo, haciéndose los amos y señores de un sonido propio al que no se le acerca ninguna banda de por aquí. Alternaban canciones instrumentales con otras en las que Pedro afilaba el cuchillo y soñaba con ratas y bichas de su pueblo, Úbeda. Con el "Boogie de la muerte" ya tenían a sus seguidores en el bolsillo. Porque Guadalupe Plata se deja de pantallitas, pijaditas y anexos varios. Van al grano. Música en estado puro, sin más. Con sus visitas a Austin, las escuchas de Robert Johnson, John Lee Hooker o Howlin´ Wolf dan en su hora y media de show todo un tratado de blues que ni la mejor enciclopedia te puede ofrecer. Pedro no mantiene una comunicación con el público, lo que sí hace mucho con sus dos secuaces, estableciendo una tensión que los mantiene despiertos por si un enterrador anda cerca y quiere acabar con ellos. 

   Su lírica es escueta y sin concesiones. Sus temas más laureados tienen referencias a ratas, gatos y serpientes. "Hoy como perro" seguía animando al personal, aunque en ciertas ocasiones se les pedía algo más de caña continuada y no tanto las subidas y bajadas de magia que a ellos tanto les gustan. Fue un concierto con un sonido muy parecido, quizás en algún momento se hicieron algo monótonos, pero no todo iba a ser un jardín de rosas, y menos ellos que visitan cementerios en noches de luna llena.  

   Cómo no le iban a cantar a una maldita "Rata" malnacida habiendo una tumba de por medio. Guadalupe crea una atmósfera única, tenebrosa, tétrica, en blanco y negro. Aprenden de los grandes, disfrutan con el blues del delta, con aquellos  bluesmen que ya son mayores y que apenas tienen dientes. como si Pedro, Carlos y Paco Luis entraran en trance y no quisieran venderse al mejor postor. 

   "Huele a rata" seguía aumentando el calor de la sala. Más animales y más oscuridad con una voz que mejora con cada disco, con la que Pedro se va sintiendo más cómodo. El set list es muy particular porque juegan con las canciones como les da la gana, sin ceñirse a temas enlatados y cerrados. Atacaron con su lluvia de "Serpientes negras", las que muerden y te dejan sin una gota de sangre, así son ellas. Las canciones más radiadas empezaban a llegar. "Calle 24" hizo las delicias de todos, con una letra que ya tiene sus años y que todo el mundo estaba deseando escupir en el pantano bluesero que la virgen de Guadalupe había construido con cada gota de sudor de su frente. Y como no podía quedar ahí el despliegue de medios emocionales, llegó otro de los platos fuertes de la noche: "Milana". Enseguida un recuerdo a nuestro querido Paco Rabal y a la rabia que Pedro siembra con su completo dominio de la guitarra, con poses como sólo él sabe, y controlando las pedaleras como el puto amo que es. "Baby me vuelves loco" arrojaba amor y pasión a raudales, como sólo los bluesmen del delta saben transmitir. 

   Un pequeño descanso y al tajo de nuevo para dejar en el Planta ganas de volver a verlos. "En este cementerio" encerraba la llave del ataúd que liberaba las almas perdidas, las que piden a gritos algo de piedad. Carlos no se quitaba ni por un momento su chaqueta, la elegancia y el saber estar ante todo. ¿Más animales por salir de la chistera? Por supuesto. "Gatito" hacía maullar hasta a los mudos. Pedro de Dios en todo momento se mete en su papel e imagina que toca mucho tiempo atrás, en la era cavernícola, en la que el hombre con un palo y una piedra todavía no sabía que había inventado el rock and roll. Un concepto básico para gente que no entiende de memeces ni de palmaditas en la espalda. Con frases como "no sabía que la amaba hasta que la enterraban" qué más se puede decir. A partir de ahora habrá que mirar más allá, las alcantarillas ocultan otro mundo, sensaciones hasta ahora prohibidas que los ubetenses-granadinos nos han descubierto. 

 

Guadalupe Plata arrasa en los Premios de la Música Independiente
11 junio de 2014. Por Alberto Román Vílchez / IDEAL - Ubeda

(Lista completa de premiados Aquí)

Triunfo absoluto: tres nominaciones y tres galardones. Con los tres Premios de la Música Independiente cosechados anoche, la banda ubetense Guadalupe Plata sigue acumulando laureles pese a su corta carrera y aumentando hasta el oro el metal de su alias artístico. Algo avalado tanto por el público como por los profesionales y críticos especializados, que fueron quienes distribuyeron el palmarés.

En la gran velada del medio centenar de pequeños grandes sellos agrupados bajo la Unión Fonográfica Independiente (UFI), los votos del público español estimaron que los de Úbeda fueron los Mejores Artistas alternativos del pasado año en España y que suyo fue también el Mejor Directo.

Además, el jurado profesional que votaba la otra mitad de las 26 categorías de esta sexta edición escogió su segundo disco, de título homónimo, como el Mejor Álbum de Rock, con ese blues primitivista americano que ellos califican de «agarrón de huevos», coloreado con retazos de la cultura andaluza.
Con todo ello, fueron los triunfadores de la noche al obtener los galardones más importantes. Pero es que además se aprovechó la gala, celebrada en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, para hacerles entrega del Premio Impala como Mejor Disco del año 2013 que le concedió recientemente la asociación europea de sellos independientes y que en años anteriores recayó en artistas como John Grant, Nick Cave o Sigur Rós.
Y por si eso fuera poco, Carlos Jimena, batería de la banda y fotógrafo responsable de gran parte de la imagen que proyecta el grupo al exterior, recibió el premio a la Mejor Fotografía Promocional.

Presentada por el equipo responsable de la revista satírica Mongolia, fue una gala rápida y deslenguada, una cita divertida y necesaria para evitar los grandes monopolios de este mundillo. Estos galardones se vienen entregando desde 2009, pero en su quinta edición de 2013 consiguieron unas cifras de seguimiento arrolladoras. Hace un año, estos premios rescataron de las sombras a artistas que ahora son todo un referente del género.

21/02/13. Sala El Sol. Madrid  + Tumba Swing
Fotos y crónica Marina Sanz Domínguez y Javier Alonso Juliá

La noche del jueves 21 de Febrero la Sala El Sol se llenó de los sonidos más oscuros del blues más rabioso y auténtico de la mano de los jienenses Guadalupe Plata. El cartel de entradas agotadas pendía sobre la taquilla. 
Charlie Faber de Radio 3 fue el encargado de presentarnos a las bandas que actuarían durante una noche muy especial.


Pasadas las 23.00 de la noche saltaron al escenario Pedro de Dios (guitarra y voz), Carlos Jimena (batería) y Paco Luis Martos (Bajo). La banda venía a presentarnos su tercer y también homónimo álbum y la afición madrileña no podía faltar a la cita y respondió llenando la sala. 

El alma del blues más primigenio revive en los temas del trío que álbum tras álbum, nos demuestra de lo que son capaces. Si en Úbeda existe un cruce de caminos, Pedro de Diós y los suyos deben haber hecho un pacto con el diablo, al igual que Robert Johnson. El ritmo que imprimieron a sus temas nos embriagó como el mejor whiskey añejo del delta del Misisipi. La actuación fue una revisión a sus tres trabajos en el mercado. No hay quien se resista a moverse con temas como  "I´d Rather Be a Devil", o "Gatito". Los temas de Guadalupe no destacan por sus letras, pero oír los aullidos de Pedro en varios de sus himnos como "Jesús está llorando", "Esclavo", "Como una serpiente", "Rezando", "Rata" o "Milana", consiguen ponernos el vello de punta. 

Los riffs de guitarras son estremecedores y en ocasiones dan la sensación de que están tratando de decirnos algo.

Realizaron una actuación extraordinaria sin apenas pausas entre temas, consiguiendo un ambiente de euforia y en el que el público se integró a la perfección. Puede que hubiesen llenado una sala más grande pero la potencia que desprende se saborea mucho mejor en un recinto como el elegido. El ritmo salvaje de sus temas te absorbe desde el primer acorde y te sacude las entrañas hasta que escuchas el último suspiro de su actuación. Faltaba una pista de baile para que todos los allí presentes bailáramos como si estuviéramos poseídos por mismísimo belcebú. 
Quien diría que estos tres agitadores musicales provienen del sur de la Península Ibérica, más bien parecen salidos de un club de blues de lo más profundo de Misisipi o Nueva Orleans.

Como aperitivo tuvimos la oportunidad de conocer a un artista muy peculiar. Tumba Swing o mejor dicho el bluesman orquesta proveniente de Valencia, abrió la noche con sus ritmos rockabilly. Realmente extraordinario ver como una sola persona puede armar tanto ruido a la vez. Tanto su aspecto como la música nos trasladaron a los años dorados de swing y el rock primigenio. Supo cómo hacerse con un público que esperaba con expectación que los tres de Úbeda salieran a escena.

El triunfo de las minorías
2 noviembre 2012 sala Clamores Madrid
Crónica y fotos: Jon Pagola - IndyRock
La imagen de los seguidores de Guadalupe Plata bajando a trompicones por las escaleras de una sala Clamores hasta los topes capta perfectamente el estatus alcanzado por la banda de Jaén. Cerca de 400 personas se apilaron como pudieron para presenciar el concierto que da por cerrada la gira de presentación de “Guadalupe Plata”, sorprendente álbum de debut que editaron en 2011, tras un EP también homónimo. 

Para hacernos una idea de lo que estamos hablando, quizás habría que remontarse al asombroso éxito que cosecharon año y medio atrás en este mismo escenario Wau y los Arrrghs!!!, otra banda española abonada al underground. Sólo que en esta ocasión, la receta del triunfo de estos tres músicos de Úbeda es insólita por estos lares: citan como influencia a intérpretes de country blues de los años 30 como Charlie Patton  o Leadbelly y, a continuación, le dan al botón del on de su demoledora batidora punk y blues rock. 

Pero además de las inevitables comparaciones con los pioneros del blues, la magnífica compenetración entre los miembros del grupo también les podría emparentar con Shellack, el trío de precisión matemática liderado por Steve Albini.El resultado es un compendio de piezas en su mayoría instrumentales, canciones rugosas, crudísimas, miméticas, que estrujan el estómago e invitan al baile al mismo tiempo.
Puede que su triunfo se deba a que no se parecen a nada ni a nadie en España. Pero pese a su originalidad -el contrabajo casero compuesto por un barreño, un palo y una cuerda sigue causando furor-sólo podría calificarse como milagro que lo más parecido que tienen a un hit no contenga estribillo, ni apenas letra y que logre enfervorizar al público al grito de “Oh Lorena” o “¿Qué se siente al matar a un gatito?”.

Perico de Dios Barceló (voz y guitarra), Carlos Jimena (batería) y Paco Luis Martos (bajo, segunda guitarra) no sonde los que hacen concesiones comerciales. Dicen los que los siguen por todas partes que en Clamores se soltaron un poco más: saludaron y despidieron al público y Paco Luis se atrevió a dedicar una canción a su madre, presente en la sala. Su intensa propuesta gana puntos en dosis más reducidas, pero había que rematar la gira como es debido: tras  hora y media larga se despidieron con “Como una serpiente” y al grito de “¡Demasiado!”.


The Clams, Guadalupe Plata y The Government
Fiesta EP presentación "We want to be black"
Queremos ser Guadalupe Plata
Por Jon Pagola - IndyRock




Queremos ser Guadalupe Plata
Fiesta EP presentación "We want to be black"
Por Jon Pagola / IndyRock
Se está convirtiendo en una sana costumbre madrileña montar mini festivales a precio de un solo concierto. Esta vez le ha tocado el turno a la fiesta de presentación del EP "We want to be black" (Floc Records), disco en el que varios músicos actuales rinden un merecido homenaje a enormes músicos negros: Chuck Berry, Etta James, Bo Diddley y Jessie Mae Hemphill. Lástima que en el saraó organizado por el sello de los hermanos gemelos de Los Chicos no se pudo disfrutar del potente R&B de los escoceses Lord Rochester, ni de los norteamericanos Chandler & The Chaisers. 

Finalmente, el fiestón quedó en un apañado guateque de grupos nacionales. Abrieron The Clams, una banda de ocho mujeres que se definen como "desperadas y fugitivas, dispuestas a hacer temblar el suelo bajo sus pies". Basaron su actuación en un repertorio plagado de clásicos del soul y del Rithm and Blues ("Money, that´s what I want", "Hit The Road Jack", "Something Got a Hold On"), junto con algunos guiños más rockeros como ese "Proud Mary" de la Creedence Clearwater Revival con el que se despidieron. Por el momento, funcionan como banda correcta de versiones en donde brilla la espléndida garganta de Aida Clam. 

Sorpresa: Guadalupe Plata, una de las gratas revelaciones nacionales de 2011, no cierran el cartel. El trío jienense sale en segundo lugar, como queriendo pasar desapercibidos; suponemos que el periplo norteamericano que debían emprender al día siguiente tiene que ver en la extraña reubicación del plato fuerte de la noche. Perico de Dios (guitarra y voz), Carlos Jimena (batería) y Paco Luis Martos (bajo) beben del legado de los primeros bluesmen norteramericanos para darle forma a unas canciones ásperas, impuras y crudas de blues rock. Sueltan todo su diabólico genio -que es mucho- en el escenario, en un repertorio en el que apenas hubo noticias de la personalísima voz de su cantante, a excepción de algún  berrido suelto tipo "Uauh, Lorena, Oh Lorena". 

Su incendiaria propuesta cabalga más más bien al galope de un bajo hecho a mano, que en realidad es un palo de madera, y sobre todo del matador slide de una guitarra que más que a Andalucía, apunta a los rincones más profundos de Estados Unidos. Visto lo bien que se lo montaron en la sala Sol, no es de extrañar que les llamen desde festivales de cualquier clase y condición: Primavera Sound, SBSW, BluesCazorla...

Que el telonero salga en último lugar, como reconocieron con humor The Government tiene sus inconvenientes. Parte del público se marchó con la fiesta a otra parte y al trío madrileño le tocó la difícil papeleta de mantener vivo el ambiente que habían caldeado los tres Guadalupe. Los que se quedaron hasta el final, presenciaron un aceptable concierto de Punk con un puntito soul a lo MC5 o Dirtbombs. 


18 de junio de 2011  Sala Sidecar, Barcelona
por Pedro Ayuso -IndyRock
Fotos Quim Cabeza - IndyRock


No siempre ocurre, pero de tarde en tarde aparece un grupo de confianza en el panorama nacional; un proyecto bien planteado que te confiere esa dosis de seguridad absoluta. Eso es… Los de Úbeda se plantaron en el pequeño Sidecar con el agarre de su enorme primer disco y esas excelencias de embarrado blues eléctrico, tan cerca del guión genérico de Robert Johnson como de la liturgia de Skip James o Screamin Jay Howkins. Sin descanso, los de Jaén fueron destilando oficio a trío (batería, guitarra y "barreño bass"), milimétricamente engrasados y la actitud necesaria que su demoledor relicario precisa –para el ejercicio escuchen “Lorena”, “I’d Rather Be a Devil” o “Baby, me vuelves loco”. Hay más, presencia escénica, seguridad en la ejecución…y todos los valores necesarios para creer de nuevo en el blues de raíz. Hora y media de “tralla” consensuada, sin provocaciones modernistas ni argumentos del tipo “hemos venido a reinventar el blues”, ya que Guadalupe Plata es “sólo” un ejercicio para la nostalgia, una revisión tradicionalista de una época en la historia de blues pero… tan bien hecha, con tanta autenticidad que bien podríamos rebautizar el proyecto como Guadalupe Oro. 

Probablemente el pequeño Sidecar de la Plaza Reial no tenga “una gran acústica” –seguro que no- pero debo reconocer que el pasado sábado se me olvidó el hecho ante esta enorme formación andaluza.


Camino a la perdición
Guadalupe Plata, Sala Planta Baja, 28 de abril de 2011
Crónica y foto por Diego Soto / IndyRock
Posesión Infernal 
por Manuel C. Ferrón

La onda expansiva que generan agrieta el desierto, excita a la serpiente venenosa y enloquece al diablo. Una vez se ingiere su pócima incendiaria, el pecado es el cielo. En su misa se reza a los muertos, bajo un sermón ya maduro a golpe de trallazos abrasivos de blues primitivo y psichobilly. Su objetivo: recoger los huesos, si es que quedan, del devoto que acude a su liturgia. Escuchar su biblia abrasa el cerebro, corrompe al alma y destripa a todo ángel que se resista a su credo. Guadalupe Plata es la salvación.

Con su primer y homónimo largo, producido por Folc Records y masterizado en su última etapa de gestación en los Estudios Perroti (Jorge Explosion), se presentaban en la sala por antonomasia de Granada: Planta Baja. Hora y media que supo a poco a un público fascinado y petrificado ante tal torrente maléfico. 

Ésta, su tercera entrega sonora tras un corta duración con el que se daban a conocer allá por el 2008- homónimo también- y una aventura paralela junto a los granadinos Chin Yi (Split, IAJ, 2010), tiene tanto peso que por sí sola genera un campo gravitatorio del que resulta apasionadamente irremediable escapar. Una espiral de fango roñoso, enmohecida por la humedad de un pantano en el que practican su bautismo y en cuyo infinito se halla la hostia sagrada. 

Trío hipnótico que apuntala sus temas a golpe de martillo oxidado. Machacantes piezas que rompen de cuajo ligamentos tan solo con su escucha. Cañonazos como “Lorena”, “Estoy Roto”, “Esqueleto” o “Boogie de la muerte”, son prueba de su innegable gusto por el olor a pólvora y a sangre fresca. De fondo, la tenebrosidad de Skip James, los pistoletazos de un slide descabellado a lo Elmore James o el delirio de Screamin Jay Howkins así como la ternura de Charlie Patton. Concepto cocinado a fuego lento en las entrañas de esa localidad jienense llamada Úbeda bañada por la lava del purgatorio. Un manantial cruento en el que parece encontrarse el camino a la perdición. Guadalupe Plata es la jodida y corrompida madre del cordero. Amén. 


Posesión Infernal por Manuel C. Ferrón
Jueves, 28 de abril de 2011. Planta Baja.
Tempestuosa liberación de energía sobre el escenario de Planta baja la noche del jueves. Incremento violento y rápido de la presión, desprendimiento de luz y calor, estruendo. Explosión blues Guadalupe Plata.

Los ubetenses, poseídos por el blues, parecen haber asimilado toda la aspereza, la depresión, la tristeza, la miseria, la opresión, la sensualidad, la sexualidad y el humor característicos del género y, desde el clásico Delta blues hasta el más orientado al rock, lo revisan y recrean, lo veneran y vulneran en una liturgia rítmica en la que, con el ocasional refuerzo de la harmónica, Carlos Jimena, a la batería, y Paco Luís Martos, alternando el bajo eléctrico con el tradicional gut-bucket característico del blues primigenio, conversan con la guitarra de Pedro de Dios, que parece tocar con una cuchilla afilada por púa canciones como “Lorena”, “el gatito”, o “Pollo podrío” capaces de reafirmar esa mala reputación que la música blues ha tenido, orgullosa, por bandera. 

Guadalupe Plata son predicadores y feligreses del blues, una música que surgió de los cantos espirituales y de oración para sonar a todo volumen en el infierno. Títulos como “Serpiente negra”, “Satánica”, “Boogie de la muerte”, o “Veneno” y la furia de sus breves textos, meros componentes al servicio de un todo superior, dan muestra de la inclinación de los de Úbeda hacia un lado oscuro al que afortunadamente están consiguiendo conducir a un público cada vez más numeroso y heterogéneo, trascendiendo las fronteras del blues. 

Abrieron The Milkyway Express, un experimentado grupo sevillano de Blues-rock de aires setenteros con cierta tendencia a la psicodelia.


Charlie Megira & The Modern Dance Club + Guadalupe Plata
3 noviembre 2009 SugarPop, Granada
Organizado por Tornado y Gámez
Fotos Arsenio Zurita - IndyRock


Oremos
Planta Baja, Inauguración temporada 2009/2010
Los Creyentes + Guadalupe Plata – viernes 2 de octubre
Por Enrique Novi / IndyRock
La incombustible sala Planta Baja inauguraba temporada de conciertos con un cartel incendiario de rock and roll agreste y primitivo, de aquel que se destilaba en los tugurios humeantes de los cincuenta en los que los picantes strip tease de las pin-ups se alternaban con las extenuantes actuaciones de las bandas. Como las de los Beatles en Hamburgo. Curioso que ahora que los de Liverpool vuelven a las primeras páginas más divinizados que nunca, proliferen los grupos que escarban en las épocas anteriores a ellos. Es el caso de las dos formaciones elegidas para abrir la veda de la música en directo en la sala con más solera de la ciudad. 

Los Creyentes, fervorosos y litúrgicos de la verdadera religión de las camisas remangadas a la altura del bíceps y los tupés bien surtidos de brillantina, y del blues herrumbroso apto solo para iniciados, Guadalupe Plata. Al parecer les tocó en suerte abrir fuego a estos últimos, algo que algunos tardones acabarían por lamentar. Su directo es inapelable. Con una sobria batería que marca el ritmo sin tregua, un barreño que cumple las funciones de un contrabajo para los tiempos de crisis y la omnipresente guitarra de Perico, el trío despliega su furia de extracción blues. Ellos dicen mirarse en los más salvajes y estridentes bluesmen de le edad de oro del género: Skip James, Howlin’ Wolf, HounDog Taylor o Junior Kimbrough. Desde luego se nota el poso de los maestros, pero el resultado está más cercano al sonido del sello Crypt y en concreto al de sus legendarias recopilaciones Back from the grave, música sucia y urgente con ecos garageros, que se escupe más que se canta. Precisamente tal vez sea este el único punto débil de su propuesta. Pero el de las deficiencias vocales es ya un mal tan extendido y tan asumido en el rock que se hace en nuestro país, que a nadie parece importarle. 

El olor a cerveza y a sudor iba inundando cada rincón de la sala cuando Los Creyentes tomaron el relevo. Pusieron sus patillas, sus corbatas y toda la parafernalia filorreligiosa con que encaran el hecho del directo al servicio del rockabilly y el rock and roll de hechuras canónicas que practican. Y como una cuestión de fe que es para ellos, plantean su actuación como una homilía destinada a adorar al dios del r’n’r a ritmo de boogie woogie. Con un acompañamiento instrumental bien presentable, se le puede poner la misma pega con las voces que a sus predecesores. Y esto se evidenció cuando, al igual que había hecho antes Guadalupe Plata con una Aída que ejerció de Peggy Lee, incitaron a Alfredo Supersonic, el arrebatado líder de Los Teenagers, a agarrar el micrófono para cantarse un excitante rock and roll. Fue como si una banda de blancos hubiera invitado a unirse a ellos a un poderoso cantante negro.



16 mayo 2009 sala Who Granada
por Diego Soto - IndyRock

Corría la medianoche del pasado sábado cuando ante la reducida pero fiel expectación, sonaban los ya majestuosos del blues pantanoso español, Guadalupe Plata. Ambiente cargado y cervezas derramadas, componían el cuadro perfecto para que la banda comenzase su directo. Y que directo mamma mía. Lo cierto que la sala aún temblaba debido a que habían sido Los Malignos, otra pedazo de formación, los que habían avivado los esqueletos de los allí presentes. Sudorosa atmósfera repleta de riffs de guitarra acompañaban a una batería aplastante, potente y con una personalidad pocas veces vista en un escenario cargado de limitaciones. Del mismo modo, la interpretación de un Bajo, cuanto menos extravagante pues podríamos definirlo como un palo con una cuerda. La verdad es que el toque de éste era toda una delicia. Todos los tracks parecían componer la banda sonora del sábado noche. A cada cual mejor sonaban, en cada compás más personalidad adoptaban los acordes interpretados. Uno de los momentos en los que uno como asistente se da cuenta de que la calidad de la formación camina por la senda de sonidos ya interpretados por míticos del género como Skip James o John Lee Hoker, un halo de bienestar arranca el baile de los músculos. Y es que en el momento en el que suena Id rather be a devil, todo es vicio, como un viaje de ácido al más puro blusero. 


XXI aniversario Ruido Rosa 
22 de noviembre 08 Sala el Tren de Granada 
Fotos Merche S Calle/ Juan E. Gómez© IndyRock 





Formación
Pedro de Dios (guitarra y voz)
Carlos Jimena (batería)
Paco Luís Martos (barreño-bass y bajo al uso)

Nuestro estilo es puramente Blues, y defendemos esta etiqueta a muerte porque estamos artos de que la gente imagine que el blues es siempre el mismo coñazo de musica, sin pararse a escuchar disco o artistas como HounDog Taylor, Skip James o él Chulahoma de Junior Kimbrough. Nos flipa el blues primitivo y oscuro y es lo que intentamos transmitir guitarra oxidada batería de paso de elefante y barreño. (Guadalupe Plata)

Biografía
Úbeda, Junio de 2006. Dos amantes del blues del pantano (Pedro de Dios Barceló y Carlos Jimena) realizan un experimento químico mezclando el canto de la rueda de pozo oxidada de Hound Dog
Taylor, la oscuridad de Skip James, el ritmo hipnótico de John Lee Hooker y R. L. Burnside, la locura de Screamin Jay Hawkins, la dulzura de Tampa Red, el slide asesino de Elmore James y la
esencia de Son House.
La combustión fue inmediata, pero las llamas quedaron fuera de todo control cuando Paco Luis Martos apareció en el laboratorio con un primitivo bajo elaborado artesanalmente con un
barreño de zinc, un palo de madera y una cuerda de arrancar motosierras. De estas llamas nació GUADALUPE PLATA, un compuesto diabólicamente adictivo formado por un blues crudo, sucio y
serpenteante, letras de amor de ultratumba y una electrizante y original puesta en escena. GUADALUPE PLATA son una de las grandes revelaciones del 2009. Tras hacerse con el primer
premio del Lagarto Rock, estuvieron en el MONKEY WEEK compartiendo cartel con bandas internacionales como Heavy Trash o Kitty, Daisy & Lewis. Fue allí donde ganaron el III Circuito de
Pop-Rock de Andalucía, siguiendo los pasos de los anteriores vencedores, Pony Bravo y Tom Cary. A lo largo de los últimos meses, han participado como invitados de excepción en programas de
RADIO 3 como Sateli3 o Carne Cruda. En febrero de 2010, serán cabeza de cartel de dos de las FIESTAS DEMOSCÓPICAS de MondoSonoro, 
y en marzo acudirán al SOUTH BY SOUTH WEST (Austin,Texas). 
GUADALUPE PLATA grabaron su debut en los estudios Boomtrack (Úbeda), autofinanciando su edición en vinilo de 10 pulgadas bajo su propio sello, Sociedad Fonográfica Subterránea, a
comienzos de 2009. Recientemente, lo acaban de reeditar en cd. En noviembre grabaron 8 temas nuevos en el estudio de PACO LOCO, que saldrán a la calle la próxima primavera incluidos en lo que será su primer LP,
masterizado por MIKE MARICONDA.

Contacto
Management & Booking Spain
Toni Anguiano 
607611779
toni.anguiano@gmail.com



INDYROCK, SERVICIOS MUSICALES


Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips




PROMOCIÓN INDYROCK
¿Quieres que te conozcan en el sector musical?
Promociónate en INDYROCK

    Te ofrecemos la plataforma de IndyRock para promocionar tus eventos, grupos, discos, salas y tus productos mediante el sistema de páginas informativas y espacios esponsorizados. La forma más eficaz y rápida de dar a conocer tu oferta en el sector musical, con tarifas especiales. Contacta con nosotros AQUI
---VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


Video directos de Guadalupe Plata en IndyRock. Imágenes: Juan Enrique Gómez



The Clams, Guadalupe Plata y The Government
Fiesta EP presentación "We want to be black"
Fotogalería y crónica 




Fotogaleria del concierto en Teatro Alhambra
18 de junio de 2011  Sala Sidecar, Barcelona
Por Pedro Ayuso -Fotos Quim Cabeza 
Camino a la perdición

Guadalupe Plata, Sala Planta Baja, 28 de abril de 2011
Crónica y foto por Diego Soto / IndyRock
Posesión Infernal por Manuel C. Ferrón 
 
Charlie Megira & The Modern Dance Club + Guadalupe Plata
3 noviembre 2009 SugarPop, Granada
Organizado por Tornado y Gámez
Fotos Arsenio Zurita 

Guadalupe Plata & Walter Daniels en el Loop Festival 2011
+ fotos, crónica y video
Oremos

Planta Baja, Inauguración temporada 2009/2010
Los Creyentes + Guadalupe Plata – viernes 2 de octubre Por Enrique Novi 

 
.



--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es