--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 
 
.

Grand Archives
Grand Archives + The Wooden Birds
Jueves 7 de mayo de 2009 Madrid, sala Moby Dick

La noche más lánguida.
por Rafa Carazo - IndyRock
Fotos Aurelio Rodriguez



Los norteamericanos Grand Archives se mostraron como un equipo pequeño que gana en su primera visita al Bernabeu. Asombrados por el escenario. Abrumados por la victoria. Convencidos de su juego, su filosofía y su estilo bajaron del autobús para agradar (que no deslumbrar) al público que llenaba Moby Dick. Y no jugaron al pelotazo ni tomaron el camino fácil, ganaron arriesgando. Interpretaron hasta seis canciones nuevas de su segundo álbum que se publicará en septiembre, un disco que quizá no sorprenda, por su línea continuista, pero convencerá tanto o más que su debut.

Pero todo sistema y todo planteamiento admite reproches y al cancionero de ayer le faltó músculo, sólo presente en “Torn blue foam couch”, en “The crime window” y en su próximo single. El concierto se abrió con una exquisitez (“Miniature birds”), quemó en el ecuador los cartuchos más tenues (“George Kaminski”), se elevó con “Swan matches” y “Sleepdriving” y dejó la chicha para el final. Estructura clásica con sonido perfecto. 

Apéndices de Band of Horses, la banda de Matt Brooke no desmerece sus comparaciones con The Beach Boys aunque hace aguas por el escaso espacio que cubren los coros de las tres segundas voces (sí, toda la banda tiene micro pero, salvo su líder, nadie sabe cómo encararlo). Ahora bien, el cuarteto de Seattle tiene un dominio sorprende de los instrumentos, acústica, eléctrica y bajo sufren rotaciones continuas y cambios de manos sin que el resultado se resienta en absoluto.

Y hubo espacio para una versión “Indoor fireworks” de Elvis Costello que sonó fresca y, lo principal, propia.


Abrió la noche el incombustible Andrew Kenny, líder de esa pequeña joya del indie llamada American Analog Set y ahora al frente de estos primos hermanos bajo el nombre de The Wooden Birds. Banda satélite porque tiene los mismos puntos fuertes y las mismas pretensiones. Cadencia y más cadencia. Líneas melódicas que se repiten periódica y regularmente Series de sonidos y movimientos que se suceden de modo medido. Proporción perfecta entre verso, música y sentimiento, mucho sentimiento aunque sea lánguido, fatigado, abatido o extenuado. Por favor, dediquen un rato a “Promise of Love” (2003) se les encogerá el corazón y comprenderán porque The Wooden Birds, por mantener el pulso de Amarica Analog Set, es un grupo necesario en estos tiempos de tan exagerado hedonismo.



Datos /Bio
Seattle, WA es famosa por muchas cosas. La luz del sol no es una de ellas. Sin embargo, la luz y el calor tiñen el álbum de debut, de título homónimo, del quinteto de Emerald City, GRAND ARCHIVES. Los tiempos oscuros no llevan, necesariamente, a música oscura, y, mientras, los conjuntos previos del cantante / guitarrista Mat Brooke – Band of Horses, Carissa’s Weird – a menudo se alejaban de la luz, con esta banda ha cambiado de dirección. Para ser claros, The Grand Archives no es una sandez como vía de escape, sino que, como los clásicos para los que no pasa el tiempo, The Mamas & the Papas o The Turtles, responde a los tiempos turbulentos de su génesis, con esperanza, gran espíritu y sentimiento de camaradería. La banda grabó su debut en tres estudios diferentes durante el verano de 2007, con Ben Kersten en la producción. “Queríamos probar todos los instrumentos que nos fuera posible y sonidos no ortodoxos”, comenta Mat. A través de las once canciones del álbum, se puede escuchar el trombón y el fliscorno (flügelhorn), el violín y el pedal steel – y algunos timbres difíciles de identificar. Las guitarras slide fueron pulidas con arcos de violín y violonchelos punteados para crear líneas de bajo. “En un momento dado, pusimos un micrófono en un ukelele y lo tocamos con todos los efectos de pedal del lugar”. El deseo de improvisar incluso dio lugar al nacimiento de una nueva canción en el estudio, la instrumental murmuradora “Breezy No Breezy”, una curiosa amalgama de rock, jazz y dub reggae. Las otras diez selecciones son igualmente imaginativas, aunque ancladas con melodías coreadas. Animada con juiciosos silbidos, harmónica y ráfagas de metal, “Miniature Birds” sigue el compás de una manera alegre que contradice su exquisito trabajo. Desde su arranque de guitarras y fuertes baterías, “Index Moon” se relaja en un ritmo mesurado, pero no glacial, que repetido en varias escuchas puede llevar a la hipnosis. Lástima del hombre o mujer que no pueda unirse a los vivos coros de “The Crime Window”, es el sonido de The Clash uniendo sus brazos con The Bowery Boys en un campo de fútbol, palmadas glam y golpes de batería conduciendo al baile mientras la civilización arde. 
http://www.myspace.com/grandarchives

Mirando a los pájaros en primavera. Las plantas empiezan a florecer, los paisajes llenos de esperanza, los árboles se mueven y crujen con el sol de la mañana. A THE WOODEN BIRDS le gustan este tipo de primeros planos. La percusión, los ritmos reducidos y al mismo tiempo concentrados, son el eje central de esta nueva aventura de Andrew Kenny, además de, por supuesto, su cálida y cercana voz. Éste, ya es conocido por los álbumes que ha escrito con uno de los grupos favoritos de indie suave, American Analog Set, y el split-Ep, HOME, publicado junto con Benjamin Gibbard (Death Cab For Cutie) en 2006 con Morr Music. Como en AmAnSet, una vez más, las historias de Andrew Kenny se han vuelto íntimas. Después de casi seis años en Brooklyn, NY, Andrew Kenny ha regresado a su ciudad natal, la preciosa ciudad de Austin, TX. Recopilando y reduciendo – “Magnolia” es un álbum en su estado más directo y nada afectado. Entre Andrew y estas grabaciones, no hay mucho más espacio que el de un micrófono cuidadosamente situado. Los espacios entre los sonidos son tan importantes como los propios sonidos. La intimidades, ante todo, uno los aspectos básicos de The Wooden Birds. Al mismo tiempo, las canciones hablan de que no es tan fácil el amor, “Believe in Love”, va susurrando e implorando al mismo tiempo. También participan en The Wooden Birds, el compositor de Ola Podrida y el compositor de bandas sonoras David Gordon, junto con el productor Chris Michaels. El vocalista, guitarrista y artista invitado de AmAnSet, Leslie Sisson, y el batería de Lymbyc System, Michael Bell, completan la formación. 
http://www.myspace.com/thewoodenbirds


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO






VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es