--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS



06-11-07 Sala Heineken de Madrid.
.

Benjamin Biolay
09/04/2010 Festival Milleni Palau de la Música Catalana Barcelona
Nadar de noche
por  Ana Llurba - IndyRock
Fotos: Celina Bordino -IndyRock


 

Como nadar de noche, en una piscina inmensa, sin cansarse. 
Esa es la sensación que contagió la presentación de La Superbe (Naïve, 2009) de ya la consolidada joven promesa de la chanson francesa, Benjamin Biolay, por Barcelona. 
Como si concretáramos la aspiración de irrumpir en una piscina ajena por la noche, asaltamos el acartonado clima de gala que arreciaba en el hall del célebre auditorio catalán. Sorteando a la multitud en riguroso dress code operístico, nos hicimos un lugar (más allá de la censuradora mirada de un segurata) bien cerca del escenario. 
Y así fue como, nos dejamos arrastrar por la ondulada melodía y la líquidez amniótica de Pour écrire un seul vers, canción con la cual B.B., la contemporánea fórmula de la seducción francófona, comenzó a recitar. A ésta le siguieron tres del último disco: Tout ca me tourmente, Si tu sois mon regard y Night shop, ésta última en la línea oscura y siniestra de Nick Cave. 
La nostalgia cifrada en la vocación melódica de B.B. continuó con Lyon presqu'île, un homenaje a su Lyon natal. Canción que fue precedida por una declaración de aliento al equipo homónimo en la Champions League. B.B., presentando la Superbe, en la ciudad B, la del equipo que siempre gana (la otra Super “B”) ejemplificó la discreta elegancia del que juega (y pierde) de visitante, animando modestamente a su team francés. Tal demostración de participación en la realidad más pedestre, no hizo más que estimular nuestra zambullida en más de dos horas de melancolía pop, sombríos flirteos con el jazz, mesurados decibeles de rock e intensidad eléctrica. 
De tal manera, haciendo ejercicio de sus dotes de crooner y eximio bailarín (en la tradición inaugurada por el John Travolta de Pulp Fiction) Biolay nos hizo llegar al clímax con una apasionada versión de Dans la Merco Benz. Durante la cual, el ex de Chiara Mastroianni y presunto affaire de la actual primera dama francesa, se lució con un solo de trompeta, a la que le siguió una incursión en el piano durante la interpretación de Ton Heritage.
La velada concluyó con dos celebrados bises, la ya popular Négatif y una aplaudida Padam, del último disco. Y así fue como B.B. cumplió con un amplio repertorio estilístico de 23 canciones, oficiando de maestro de ceremonias y director de orquesta de cinco sublimes instrumentistas, con theremin y arpa incluídos.
Por último, debemos agradecer al parco segurata que, más allá de mirar  con desconfianza nuestras desaliñadas Converse, nos permitió interpelar a uno de los técnicos en un balbuceante francés, para obtener la lista de canciones. 

06-11-07 Sala Heineken de Madrid.
Fotos Carla Mir de Francia - IndyRock
Crónica Silvia Figueras - IndyRock

Desde que el cantante francés Benjamin Biolay, sacara a mediados de septiembre su último disco (el cuarto de su carrera en solitario) "Trash Ye-ye", había esperado con cierta impaciencia y curiosidad el poder ver su puesta en escena.  El pasado martes se vieron saciadas tanto la una como la otra en el recital de más de dos horas que ofreció en la Sala Heineken de Madrid.
Acompañado por un guitarrista, un programador que hizo las veces de teclista y un técnico de sonido, Jean-Pierre, creo recordar se llamaba, que consiguió que por una vez la Heineken sonara bastante decente, apareció Biolay en escena. Con una imagen que dista de lo que nos tienen acostumbrados sus fotos promocionales pero sin dejar de destilar charme a raudales, se sentó al piano de cola negro que presidia el escenario,  sonaron las primeras notas de "Bien avant" y empezó la delicia.
Una delicia dual entre pop-jazz, oscuridad-luminosidad, que fue creando atmósferas que atraparon al público que fue implicándose más a medida que se iban sucediendo temas como "At time goes by", "Mon amour" (momentazo), "Chaise a Tokio"y alguna versión de grupos como The Smiths o Blur, guiño a su parte musical de tendencia más anglosajona, entremezclada con sus temas.
El francés alternó el piano, con la guitarra acústica, solos en el escenario y se hizo acompañar de una voz femenina en "A l´Origine", el último tema antes de los bises. Ni siquiera la arrítmica manera de moverse en el escenario de Biolay, que estuvo la mar de simpático y atento, consiguieron desmontar la magia del concierto que terminó con "Que c´est que peut faire?".
En definitiva, un concierto único y elegante que nos dejó con ganas de más y si pudiese ser en algún teatro o auditorio, mejor que mejor.

http://www.benjaminbiolay.com/



VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es