.
.
Buscar 
Bandas de la A-Z
Conciertos, agenda
Festival, agenda
Noticias
Fotos directo
IndyRock inicio

 
.
Diego Vasallo
Fotos: IDEAL
Canciones de amor desafinado
EL MEJOR DIEGO VASALLO REAPARECE CON UN DISCO DE CANCIONES
Por Rafa Quílez
Barcelona, ene (EFE).- Después de convertirse en una estrella del pop con Duncan Dhu y de apuntarse al pop electrónico con Cabaret Pop, el donostiarra Diego Vasallo reaparece en el 2001 como un gran compositor de canciones grabadas en baja fidelidad en su quinto disco en solitario, "Canciones de amor desafinado".

Canciones desnudas, de estructuras simples, con las colaboraciones de Luis Eduardo Aute, Javier Alvarez, Nieves Arilla, un cuarteto de cuerda, Joserra Senperena, Joxan Goikoetxea o Dimitri Psonis y la producción de Suso Saiz, que se alejan totalmente de lo que Diego Vasallo había hecho hasta el momento y nos devuelven a un compositor herido por una ruptura sentimental.
Canciones de arrabal, bohemias, melancólicas, dolientes, con cabida para la cuerda, el bouzuki, el acordeón, el piano y un sinfín de detallitos en un disco austero, simple y directo que canta al amor desafinado porque, según dijo a EFE Diego Vasallo, "el amor afinado no existe. Sería algo en equilibrio y en el sitio adecuado, pero no lo conozco de otra forma".
Tras dos discos con su formación paralela, Cabaret Pop, y dos más en solitario, Vasallo reconoce que "sigo buscando, aunque ahora dejé que las canciones me indicaran el camino que seguir y que, una vez escritas, fluyera naturalmente la música". Es decir, que "las letras y la música pidieron lo que lleva el disco".
"Mi único objetivo musical era resaltar las canciones -prosigue- después de probar bastantes direcciones musicales. Era lógico, entonces, centrarme en lo que quería contar en la canción", asegura Diego Vasallo, para quien su compañero en Duncan Dhu, Mikel Erentxun, ha sufrido un viaje parecido en su último disco en solitario.
Y lo que quería contar en "Canciones de amor desafinado" (DRO-Eastwest) eran pasajes de soledad y desamor en temas como "Collar de lunas", "Perlas falsas", "Ascensores al cielo", "En algún lugar oscuro", "Una vida entera" o "Vagones plateados".
A su juicio, el soporte para esos textos "cada vez me interesa menos. Sí que noto qué me chirría y qué no quiero y si la canción va fluida, quiere decir que está bastante encauzada".
Quizás, por ello dedicó dos años a escribir estos textos y afirma que es el disco que más satisfecho le ha dejado en cuanto a las letras, pues procuró "depurarlas" y dejar claro el mensaje en un elepé "directo y asimilable".
"Todas mis canciones están hechas de miedo a perderte", canta Vasallo en "En algún lugar oscuro", y el músico vasco reafirma que "todas hablan del miedo a la soledad". "Es un disco de desamor porque las canciones de amor que me gustan, son de desamor", puntualiza.
Al respecto, recuerda que lo que le provoca una tristeza profunda e inaguantable es "gastar los días entre cines llenos y restaurantes vacíos", como asevera en "Ascensores al cielo", aunque Diego Vasallo deja claro que no se trata de temas "para odiar ni olvidar, si acaso, para el perdón".
A su juicio, y como dice otro de sus textos, "una vida entera amanece de nuevo" tras este disco, que le ha servido de "terapia. Ahora, desde hace un tiempo, me tomo la vida de otra manera".
Es por ello por lo que también asegura tener "menos sueños" cada vez, que "siguen dormidos", como reza "Flores en Navidad". "Mi sueño es no tener sueños y hacer una vida lo más plácida posible. Los sueños crean necesidades y te cuesta más ser feliz", razona Diego Vasallo, que se confiesa "desencantado, pero mejor".
"La falta de metas te hace estar más tranquilo. No me motivan demasiado las metas profesionales. No hay nada en mi profesión que quiera hacer, excepto seguir grabando discos", expone.
Y, pese a esta sensación, se muestra satisfecho por la producción de Suso Sáiz, quien por primera vez sale del círculo de productor electrónico con una grabación orgánica y "al servicio de las canciones" donde están presentes Jabier Muguruza o el Springsteen de "Nebraska", aunque Diego Vasallo admite también otras influencias.

Entre ellas figuran Leonard Cohen, con toques mediterráneos y franceses de Gainsbourg, Brel y Brassens, y la conexión latina en forma de boleros y bossanova, a los que se unen una banda de base ecléctica y unos arreglos de Suso Sáiz "discretos, que pasan casi desapercibidos, pero que aportan densidad".
DIEGO VASALLO
"CANCIONES DE AMOR DESAFINADO", EL ADIOS A DUNCAN DHU
Por Carlos del Amo Madrid, (EFE).- Diego Vasallo parece dispuesto a poner un punto y final "casi definitivo" a su carrera al frente de Duncan Dhu, formación que lidera desde hace más de quince años junto a Mikel Erentxun, ya que con su nuevo trabajo en solitario "Canciones de amor desafinado" se "aleja totalmente del estilo del grupo". No es el primer álbum en solitario de Diego Vasallo, "Canciones de amor desafinado" hace el número cuatro de sus trabajos sin Mikel Erertxun, quien también en los últimos años ha firmado otros tantos discos sólo con su nombre. Si la música de Mikel continúa cercana al estilo del dúo donostiarra, desde un principio Diego Vasallo se ha ido alejando gradualmente de él y ahora con "Canciones de amor desafinado", lo hace "totalmente y a conciencia". Ya con el último álbum, "Diego Vasallo y el Cabaret Pop", grabado hace cuatro años, se distanció bastante y ahora no se ve "capaz de hacer música que tenga algo que ver" con la que ha interpretado durante todo este tiempo con Mikel, "por eso, de momento, no tenemos ni a largo, ni medio, ni corto plazo un proyecto juntos. Nuestras carreras cada vez son más distantes y veo al grupo como algo cada vez más lejano". "Canciones de amor desafinado" nace cuatro años después de "Diego Vasallo y Cabaret Pop", porque durante este período hizo con Mikel la gira y el álbum recopilatorio "Duncan Dhu. Colección 1985-1998". "Eso nos llevó mucho tiempo, pero además no tenía prisa por sacar el disco, quería trabajarlo bien para que quedase lo mejor posible, ya que es un álbum muy mío". "Es un disco íntimo, sincero, austero y sencillo", afirma, aunque al mismo tiempo reconoce que "puede resultar complicado para aquel que se enfrenta a su escucha por primera vez, porque no es tipo comida rápida y se requiere tiempo para oirlo tranquilamente, pero hago lo que sé y lo que puedo". Con el título, "Canciones de amor desafinado", hace "un guiño al músico brasileño Antonio Carlos Jobim y su 'Desafinado', porque son once canciones de amor, pero desde el punto de vista de la imperfección". El álbum, producido por Suso Saiz y con colaboraciones de lujo en los coros con las voces de Luis Eduardo Aute y Javier Alvarez, "no es nada comercial y eso lo hace difícil para el momento consumista que vivimos, en el que sólo se propone superficialidad y un consumo masivo de cultura". Las canciones, con títulos como "Ciudades vacías", "Ascensores al cielo", "Invierno" y "Vagones plateados", han sido compuestas con "papel, boli y guitarra" en los últimos dos años y "todas ellas giran sobre sí mismas con un concepto muy definido. Hablo de lo mío y por eso no son historias aisladas, sino que tratan sobre la vida de una persona, la mía, que ha sido dibujada con un solo trazo". 
http://www.diegovasallo.info/

 


---VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.