--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 

The Cynics 2003
Concierto en Granada Planta Baja
Concierto en Playa Club, Galicia, enero 2002
Cínica provocación
The Cynics. Sala El Sol (Madrid) enero 2002
Por Jesús S
Sólo les gusta el rock, yeah.
Por Manuel Vilas. Entrevista
.
The Cynics
The Cynics, empapados de sudor
Sala Le Bukowski (Donostia- San Sebastián) - Domingo 23 de septiembre 2012
Fotos y crónica Jon Pagola Galardi / IndyRock

Empapados de sudor
Por Jon Pagola Galardi / IndyRock
En una ciudad totalmente absorbida por el Festival de Cine, no está de más recordar que hay otras estrellas pululando por ahí. Cuando las manecillas del reloj marcaban las 20:40 horas, a tan sólo unos 20 minutos andando del Kursaal, donde debían andar ultimando detalles para la entrega del premio Donostia, Gregg Kostelich arrancaba con los suaves acordes de “Spinning Wheel Motel” en un abarrotado y asfixiante Le Bukowski, garito con pedigrí rockero de la ciudad.  El medio tiempo marca el inicio de todos los conciertos de los mitad norteamericanos y mitad asturianos Cynics desde que se embarcaron en una gira extensísima que ya ha pisado suelo español tres veces en apenas 15 meses. 

Es probable que a estas alturas más de uno haya sufrido cierto empacho “cínico”. Exponerse demasiado tiene sus riesgos, desde luego, así que no queda otra que reparar en los detalles de esa máquina engrasada que lleva más de 25 años en la cúspide del garage. Y en este caso, nada resulto más determinante que el calor soporífero de la propia sala, una insoportable sauna ocasional que se llevó el inesperado papel protagonista de la noche. “Pibli” tuvo que abandonar la batería para refrescarse en un par de ocasiones mientras los gritos de “¡qué calor!” se iban sucediendo entre público y miembros de la banda. Daba cierto reparo observar la camisa empapada de Kostelich, propia del señor que se cae a la piscina. 

El único que parecía estar en su salsa era el vocalista Michael Kastelic, que vestía camiseta de los psicodélicos Night Beats, muy activo, mezclándose incluso entre el personal durante “Now I´m Alone”, una de esas joyas ocultas de “Rock & Roll”, disco bandera de los de Pittsburgh. Es verdad que la épica y los litros de sudor que salían a borbotones no permitieron disfrutar de los matices como es debido. Pero sería injusto olvidarse de que han equilibrado y mejorado el repertorio con respecto a recientes visitas, intensificando también la primera parte de la actuación y quitando peso a las nuevas canciones. 

Gana muchos puntos el bálsamo folk de “Circles, Arcs and Swirls” justo después de haber metido la directa con lo más granado de “Sixteen Flights Up” y la demoledora triada que abre “Rock & Roll”: “Baby, What´s Wrong”, “Way It´s Gonna Be” y “Girl, You´re On My Mind”. Se disfruta más de los Cynics cuando le dan cancha a las canciones de “Living Is The Best Revenge”, probablemente su mejor disco después del parón que tuvieron en la segunda mitad de los noventa. Pero los grandes éxitos del underground garagero también se empapan de sudor: una hora y cuarto después llegó la hora de salir a la calle y tomar el fresco. 


Nuevo año, mismo triunfo
1 junio 2012 sala El Sol Madrid
Por Jon Pagola - IndyRock
Fotos Marta García - IndyRock
Nada le sienta mejor a la sala Sol que un sudoroso concierto de Rock and Roll. De lo primero, ya teníamos noticias en la noche más calurosa de una primavera que ha sido engullida por un tórrido verano, mientras que de lo segundo se debía encargar la legendaria e imprescindible -sí, el adjetivo no es casual: imprescindible de verdad- banda de Pittsburgh, The Cynics. Lo cierto es que no lo tenían nada fácil para triunfar. El grupo liderado por el guitarrista Gregg Kostelich y el cantante Michael Kastelic había recalado en la misma sala y con el mismo disco, "Spinning Wheel Motel", exactamente un año antes y, en esta ocasión, con el precio de las entradas por encima de los 20 euros. 

Incluso ese inicio con ecos a REM que es la canción "Spinning Wheel Motel", fue calcado al de 2011. Pero, ay, hagamos el favor de no subestimar a las leyendas, por favor. Porque tras una primera parte irregular y sin ritmo, interrumpida por los problemas que tuvo Ángel Kaplan con las cuerdas de su bajo, y en la que fueron alternando temas de corte más bien folk-rock de sus dos últimos discos ("Gehenna", Circles, Arcs and Swirls", "The Ring"), se soltaron rápidamente la melena. 

Y eso, en el universo Cynics significa sacar a pasear al perro rabioso de fuzz y garage-punk llamado "Rock and Roll", su disco bandera de 1989. Encadenaron "Baby What´s Wrong" y "Way It´s Gonna Be" en el mismo orden que en el álbum y se fueron despejando las dudas. Rescataron "Blue Train Station" y justo cuando el ambiente se encontraba debidamente caldeado sonó "Abba", en una versión que siempre supera la original de los Paragons, y que vino después de "Now, I´m Alone", otra de las perlas de "Rock and Roll". La velada siguió en comunión plena, con una serie de bises larguísimos en donde se esperaba "Yeah" y acabó brillando por encima del resto una eterna, retorcida y espectacular "Cry, Cry, Cry". 

Pasan los años y se repite la fórmula, pero lejos de agotarse se mantiene en un vigoroso estado de forma. Gregg y Michael se van acercando ya a la cincuentena y lo hacen huyendo de la autocomplacencia, desde la seguridad que proporciona la llamada mediana edad. En esa segunda juventud seguro que tienen mucho que ver los asturianos Kaplan y "Pibli", fijos en la formación desde hace algunos años. Así las cosas, sólo queda esperar a que los Cynics vengan a Madrid el próximo año y al mismo sitio. 


4 junio 2011 sala El Sol, Madrid
por Jon Pagola- IndyRock
Fotos Marta García - IndyRock
Dos norteamericanos y dos españoles. Así se presentaron los Cynics en la madrileña sala Sol el sábado por la noche, con una formación que cuenta en sus filas con los asturianos Pablo González "Pibli" (batería) y Ángel Kaplan (bajo), forjados en Doctor Explosion, ademas de los incombustibles Gregg Kostelich (guitarra) y Michael Kastelic (voz). La españolizacion del histórico grupo de garaje se ha hecho ahora más evidente que nunca ya que, como se sabe, la mujer de Kostelich es madrileña. 

Quizás por eso, cada vez que los Cynics pisan suelo nacional ocurre algo especial. El motivo de su vuelta a Madrid, casi dos años después, es el reciente "Spinning Wheel Motel" (2011), que da también título a una preciosa canción de tintes psicodélicos y con el que decidieron abrir un concierto extraordinario, repleto de hits garajeros, paisajes ocuros y que tuvo, en general, un ritmo altísimo. Pibli y Kaplan mantuvieron el tipo con dignidad y brillantez, pero la batuta la sigue llevando un Kostelich cada día más fondón, quieto como una estatua en una esquina del escenario y escondido tras sus habituales Ray-Ban negras. Mientras va metiendo fuzz, ruido y melodías enrevesadas, Kastelic ejerce de showman, moviéndose de un lado a otro del escenario, modulando una voz que gana en matices con el paso de los años, jugando constantemente con el público, y tirando de pandereta, harmónica y hasta maracas.

Con los papeles bien repartidos, decidieron darle cancha ál último disco en la primeros compases de la noche, hasta que rescataron "What She Said", del album "Here We Are" (2007), grabado en los estudios Circo Perroti de Jorge Explosion y donde, precisamente, se conocieron los cuatro que forman actualmente The Cynics. Justo a continuación llegó "Baby, What´s Wrong", canción emblema de la banda y con la que muchas veces suelen empezar sus conciertos. De su disco "Rock and Roll" (1989) fueron, como siempre, algunos de los mejores momentos, incluyendo el soberbio trallazo en el bis de "Way I´ts Gonna Be". 

También hubo momentos extraños. Kastelic, cada vez más borracho y botella de tequila en mano, balbuceaba algunos comentarios más bien raros ("Vamos a tocar canciones del últimos disco, aunque no las conozcáis") que, por fortuna, no fueron a mayores. Ya en la segunda parte enlazaron dos de sus temas más redondos ("Yeah" y la versión mejorada de los Paragons, "Abba") que terminaron por desatar la locura entre las primeras filas. Para acabar, y como fin de fiesta, regalaron dos bises fantásticos cuando parecía que ya no les quedaba más fuelle demostrando que, en efecto, Madrid y los Cynics siguen manteniendo una relación muy especial. 



Fotos Carmen Valiño, para Indyrock
Concierto en Playa Club, Galicia, enero 2002




Fotos: J.F. León, para IndyRock



Cínica provocación
The Cynics. Sala El Sol (Madrid) enero 2002
Por Jesús S. - IndyRock 

   La expectación creada por Cynics en esta nueva visita a nuestro país crecía conforme iban arrasando locales a norte y sur de nuestra geografía: de Jerez nos llegaron noticias de un poderoso directo que atrajo a buena parte del censo rockero de la comarca. Como siempre, Mr. Cacheda pulsaba el botón correcto para gozo del rockerío sureño. Cuarenta y ocho horas antes de su actuación en Madrid, Cynics atraían a un buen número de curiosos en La Coruña. Y el dia de su show en la capital, la taquilla anticipada saltaba por los aires. Se confirmaban, por tanto, los más optimistas augurios: Cynics volvían para quemar la sala El Sol. Si en Madrid tuvo lugar la grabación de su emblemático live "No siesta tonite" hace ya una decada, Madrid sería también la elegida para cerrar una gira peninsular jalonada de éxito. Así, y como era de esperar, el boca a boca funcionó, y el público respondió a la llamada de los de Pittsburgh en tal medida que muchos se toparon con el sold out tras hacer cola desde la misma calle Montera. 
Sí, la sala presentaba un aspecto inmejorable. El público, compuesto en su mayor parte por nostálgicos y fervientes catadores de garage 80´s, algunos peinando canas, fue agolpándose en las primeras filas mientras Gregg Kostelich afinaba las seis cuerdas. Poco después de la medianoche, el lugar explotó con las primeras ¿notas? de "Baby what´s wrong?". Comienzo ineludible, convulsivo, no menos emotivo por esperado. Al frente, comiéndose el escenario y parte de las primeras filas él solito, Michael Kastelic nos acojonaba a todos con su paranoica mirada mientras los flashes saltaban en busca de tan cínica provocación. La banda, robusta, inamoviblemente segura en segundo plano y sonando a toda pastilla nos dejaba claramente patente que la mejor técnica es la que uno bordea con pericia: el riff insistente, el bajo preciso, la batería sin adornos y contundente. Y entre todo ello, la harmónica de Kastelic sonando a todo pulmón en esos pasajes marca de la casa. Y es que Cynics parecen acreedores de toda una mezcolanza de sonidos, desde Them y Kinks hasta el sonido más rudamente americano. Rythm n´ blues altovoltaico, que dirían algunos... 
   Se suceden los himnos: "Girl you´re on my mind" mantiene al público calentito. Nadie para de menearse allí, coreando un estribillo tan obsesivo como el mismo título del tema. El stoogiano riff de "Get my way" provoca el delirio...está claro que la banda tira de pesos pesados de su repertorio, clásicos de su magistral "Rock and Roll" como "You got the love" y "Cry, cry, cry", e intercalando con precisión sus últimos singles y temas de su también imprescindible "Get our way". Momento álgido de la noche, el coreado "Close to me", recién rebasada la hora de concierto. Estos tios saben mezclar melodía, riffs potentes, base garagera. De acuerdo en que el peso casi total de la actuación recae en Michael Kostelic pero de nada valdría esto sin el buen hacer de Gregg a la guitarra, intercalando fases melódicas con explosivas subidas de decibelios. Así, con las pastillas aún huemando tras "Now I´m alone", llega la recta final con un Michael pletórico. El tio parece que lleva alcalinas, no para de desafiar al público, no pierde el aliento al micro. Es más, se permite solos de harmónica que aportan algo de negrura al collage. Incluso por momentos la toca sin manos, menuda exhibición. Tras 1 hora y 40 minutos y nuevos calambrazos de la talla de "No way" y "No reason" la banda ofrece un intenso bis y un final de fiesta saludando a las primeras filas, firmando entradas y dejando claro que ante su melódica fuerza, rendirse es pura cuestión de tiempo. Si aún no me crees, agarra unos billetes, acude a tu camello musical más cercano, y que te agencie el "Rock and Roll" o el "No siesta tonite". Cynics rule.


Sólo les gusta el rock, yeah.
Por Manuel Vilas. Ourense - para IndyRock
Gregg Kostelich es el gitarra de los Cynics y capo de la discográfica americana Get Hip. El tío que apura un cubata apoyado en la barra del Rock Club es el mismo que ha grabado esa maravilla de disco llamado "Rock`n`roll". Parece imposible, pero Gregg y sus Cynics acaban de cerrar con un gran concierto en Ourense su gira de Septiembre por España. Son las dos de la madrugada, y el ambiente y las mentes están cargadas. 

 
¿Porque sacais música vieja? "En Get Hip editamos rock de los cincuenta y de los sesenta porque la mayoría de los grupos de hoy no son capaces de hacer buena música ". Un buen tópico para empezar, bien, sigamos.

 
"Por ejemplo, en Madrid actuamos el mismo día que los Supersuckers. Después de tocar fuimos a su concierto y el público estaba todo parado. Sin embargo, en el de los Cynics todo el mundo botando". La verdad es que la gente que los vió en Ourense lo pasó en grande. Y es que los Cynics sonaron crudos y salvajes empujados por su cantante , Michael Kastelich. Él le puso la dósis procativa e insultante (punk que lo llaman) a una actuación pletórica de buen rockanroll garajero.El mejor frontman que he visto jamás. 


.

"Grabamos tan pocos discos - el último "Get Our Way" llega tras siete años de silencio- porque cambiamos mucho de batería y bajistas, no sé porque nos duran tan poco", se sorprende Gregg. Y es que desde que fundaron la banda hace 15 años Gregg&Michael, Kastelic&Kostelich, siempre han sido los verdaderos Cynics. A través de su sello Get Hip han dejado en el camino algunos de los mejores álbumes de garaje de la historia "y mucho trabajo. Le dedico al sello mi vida, trabajo 7 días a la semana, 12 horas al día, lo hago todo, ficho a las bandas, las promociono, las grabo...". Tanto chollo se deja notar, y hoy Get Hip es uno de los sellos de rock independiente más prestigiosos de los USA. Además , Gregg ha aprovechado su experiencia como antiguo empleado de una multinacional, para comvertir Get Hip en una distribuidora de Garaje-Punk-Rock-Psicodelia. En su catálogo figuran bandas de 500 sellos de todo el mundo. A través de Get Hip se pueden encontrar en los USA los discos de los Hellacopters, pero también de bandas españolas como Vancouvers o Doctor Explosión y grupos de la discográfica castellonense Notomorrow. "No está mal si pensamos que fundamos Get Hip con 500 dólares".
.
500 dólares que han servido, por ejemplo, para grabar en 1989 "Rock`n`roll" , el mejor disco de garaje de los 80. Once años después el público español aún se enardece cuando escucha Baby what´s wrong, I get my way, Cry,cry,cry o Bussines as usual. Y los Cynics los saben pues descargaron casi todas las canciones del álbum menos la espléndida "Tears are coming", según Gregg "porque el bajista aún no ha tenido tiempo de aprenderla". Parece pues que no sienten complejo alguno por ser autores de un disco ya mítico. ¿Se creen capaces de superarlo? "Claro que nos sentimos capaces de hacer algo mejor que el Rock´n´Roll. Get our way es mucho mejor que ese disco".
.
Lo cierto es que en Ourense abrieron su actuación con los primeros temas del Rock´n´roll, salvo una lenta primera pieza que utilizaron para probar el sonido. La banda no acudió a la verdadera prueba de sonido porque la noche anterior en Ponferrada fue larga y alguno de los Cynics "cayó"; según confesó Smith Hutchings, el bajo en esta gira. Así que los Cynics se contentaron con aprovechar el buen sonido y ambiente que dejaron sus teloneros, los garajeros madrileños The Nuggets. Más poppies que los Cynics ( son muy jóvenes ) cerraron su buena actuación con el "I wanna be your dog" de los Stooges alargado con un estridente solo de guitarra pleno de distorsión.
 
Se acaba ya el cubata y el tiempo de la entrevista. Se ve que Gregg la tiene cogida con los Supersuckers -¿será porque venden más discos que sus Cynics?
- : "Los fui a ver a Austin y sólo aguanté dos canciones. Muy aburridos, había deamasiado (en castellano) coqueras ". Parece que el le va pillando el gusto al país, al idioma y a sus costumbres-su mujer Bárbara es española-. Tanto es así que asegura que "vamos a volver a España a tocar otra vez en en Abril para presentar un nuevo disco. Esta vez haremos dos conciertos en Madrid". ¿Y en Ourense? "En Orense, otros dos también." Pues nada, en abril nos vemos . ¿Qué música te gusta?, "Only Rock and Roll. Fucking heavy metal, shit", yeah.
Formación:
MICHAEL KASTELIC: Voz / armónica
GREGG KOSTELICH: Guitarras / voces de coro / pandereta
ANGEL KAPLAN: Bajo / voces de coro
PABLO GONZALEZ: Batería / voces de coro 
Músicos adicionales en estudio:
Jim Diamond: Hammond B-3 on Junk and Crawl
Timothy Monger: Accordion on Bells and Trains

Biografía
The Cynics surgen a mediados de los ochenta en Pittsburgh, Pennsylvania, como un quinteto de neo-garage-psychedelia que bebe de las explosiones punk del 66 y del 77. Destacando dentro de un genero sobreexplotado, The Cynics logran en sus dos primeros albumes, Blue Train Station y Twelve Flights Up, evocar la quintaesencia del glorioso sonido de sus ancestros. Los zumbidos de distorsion primitiva de la Gretsch de Gregg Kostelich y la impulsiva manera de Michael Kastelic de escupir letras sarcasticas a modo de gruñidos de borroso sonido se convierten en distintivo del grupo. Mas grunges que el mas sordido de los garitos y energicos y espasmodicos como pocas bandas, este par de albumes de The Cynics contienen una justa medida de clasica oscuridad y fuerza original del genero que representan. En Rock'n'Roll presentan una nueva formacion en la base ritmica y prescinden de la organista original. Con un mayor acento en el material propio, las canciones van directas al grano y el grupo las interpreta con tal intensidad, que invalida cualquier critica de revivalismo irrelevante.
Ahora, tras un silencio de 7 años, vuelven con nuevo album recien editado el pasado noviembre, Living is the best revenge (Get Hip Recordings, 2002), toda una declaracion de intenciones, que esta cosechando criticas muy favorables. Sin duda los amantes del genuino rock¹n¹roll cavernoso y de la mas autentica musica de garage de la que tan escasos andamos por estos lares, estamos de enhorabuena, pues The Cynics son una de las bandas de rock¹n¹roll más autenticas e incendiarias que se pueden ver hoy en día sobre un escenario. 
GET HIP RECORDINGS presenta el nuevo disco de The CYNICS
Nuevo disco en estudio del veterano grupo de Garage de Pittsburgh! 
Grabado en el famoso estudio de Detroit Ghetto Recorders por Jim Diamond (Dirtbombs, White Stripes, Detroit Cobras, Paul Collins, Love Me Nots…) en Octubre de 2010. Este disco cuenta de nuevo con la presencia de la sección rítmica asturiana por excelencia: Pablo González (bateria) y Angel Kaplan (bajo). 
El mítico grupo de Garage de Pittsburg (EEUU) The CYNICS, acaba de editar un nuevo disco “Spinning Wheel Motel” y se embarca este mes de junio en una gira por toda España para presentarlo en directo. Con la colaboración de la sección rítmica asturiana compuesta por Angel Kaplan y Pablo González, el grupo ha conseguido crear una auténtica obra maestra que rivaliza con sus clásicos Rocknroll o Living is the Best Revenge como uno de los mejores discos de su historia! El disco fue grabado en 3 días bajo la extraordinaria supervisión y producción de Jim Diamond (Dirtbombs, White Stripes, Von Bondies…) en sus estudios Ghetto Recorders de Detroit en Octubre del 2010. Los integrantes clave del éxito del grupo son Michael Kastelic (cantante) y Gregg Kostelich (guitarrista) que lideran el grupo y juntos componen todas las canciones originales. 
The Cynics llevan 25 años liderando la escena garagera mundial pero no se limitan al género. Son un grupo de ROCKNROLL con mayúsculas y sus directos tienen una calidad musical y energía incomparables, con pasión a raudales. 
The Cynics aparecen en la escena musical en 1985 en Pittsburg, Pensilvania y rápidamente se convierten en un grupo esencial del incipiente género de revival garagero de los años 80 junto a otros grupos como Chesterfield Kings, Gruesomes, Fuzztones, Fleshtones etc… Editaron sus dos primeros singles en el sello californiano Dionysus Records hasta que Gregg Kostelich fundó su sello Get Hip Recordings en el cual editó los siguientes singles y el debut album en 1986, Blue Train Station y desde entonces ha seguido lanzando todas las referencias del grupo así como cantidades de discos de otros grupos creando un sello fundamental para el Rock’n’Roll independiente que sigue produciendo referencias igualmente excitantes y recomendables como en sus principios.
A día de hoy The Cynics siguen tan activos como siempre, tocando a menudo por USA y Europa… en su último concierto en Pittsburgh el 26 de Marzo del 2011 en el 31st Street Pub, algunos de sus fans de toda la vida comentaban entusiasmados al salir del local que “fue el mejor concierto de los Cynics que habían visto en su vida” que no es poco!!! 
Todas la canciones escritas por Kastelic-Kostelich
http://www.myspace.com/thecynicsrocknroll


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO






VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine



Concierto en la sala el Sol de Madrid
1 de junio 2012
Fotos y crónica

Concierto en la sala el Sol de Madrid
4 de junio 2011
Fotos y crónica
Concierto en Playa Club, Galicia, enero 2002
.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es