--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS


2 diciembre 2007, Sala Apolo (Barcelona)
Entrevista en Londres
London interview
Bristol Academy, Londres
9.12.02
Cronica y Fotos

Radio One Sound City, Nottingham 2002
Cronica

Queens of the Stone age
Dj Shadow + 
Death in Vegas
The Vines +
The Libertines
.

Black Rebel Motorcycle Club 
11 de noviembre de 2010 Sala Apolo de Barcelona
“Beat the Devil’s Tatoo tour”
por Pedro Ayuso - IndyRock
Fotos Quim Cabeza - IndyRock

Aunque la banda es originaria de San Francisco, sus influencias provienen del otro lado del atlántico; de formaciones británicas como Joy Division, Ride, Loop o Jesus and Mary Chain. Empezaron su andadura a finales de los noventa, desafiando nuevas fronteras a la distorsión y redibujando en formato power-trío nuevas zonas de alternatividad. Bandas importantes como The Strokes, The Dandy Warhols, Oasis o el propio Johnny Mars alabaron las excelencias del grupo, colaborando con ellos o incluyéndolos en sus respectivas giras. Como no podía ser de otro modo, su homónimo evidenció lo que se intuía con su excelente directo. Con el tiempo, la triada ha continuado trabajando, editando buenos discos y, sobretodo, ensalzando su talento encima de los escenarios. Después de que Nick Jago (batería) dejase la banda, Peter Hayes y Robert Levon Been han continuado con el proyecto, sin alterar la fórmula y optando por gente de confianza en los cueros; esta vez, en el Apolo de Barcelona, la baterista de The Raveonettes (Leah Shapiro) suplió con oficio la fuga de Jago. Con un trabajo sónico supremo, el dialogo pantanoso entre Hayes y Levon Been continua deslumbrando, desde esa herencia británica pero con nuevos registros que le otorgan una densidad especial. Con un primer tramo de concierto centrado en su último trabajo (“Beat the Devil’s Tatoo”), la segunda parte del show de los californianos cumplió con la imposición, exponiendo una buen manojo de clásicos de su repertorio como “Six Barrel Shotgun”, “666 Conducer” o “Spread your Love”. Zurcidos y bien conjugados instrumentalmente, la intensidad de su directo no decayó en ninguna fase del concierto, ni tan siquiera en zonas más comedidas donde su cara folkie apareció con sutilidad para dar respiro a una audiencia rendida antes sus excelsas sacudidas de opresión. Así, reverenciar el concierto del pasado jueves en el Apolo de Barcelona no es un desafío, más bien una deuda a un concierto memorable.


Black Rebel Motorcycle Club 
2 diciembre 2007, Sala Apolo (Barcelona)
por Quim García - IndyRock
Fueron de los primeros abanderados del hype allá por el año 2000 cuando sacaron su primer disco. Poco después serían eclipsados por bandas como Strokes o The Libertines, pero el paso del tiempo los ha consolidado como una banda de largo recorrido. Son de los pocos grupos de su generación que han sobrevivido, facturando discos más que dignos como "Howl" o el reciente "Baby 81", un álbum que pese a que no es el mejor de su carrera contiene un puñado de buenas canciones. Precisamente este disco fue la excusa para poder verlos en Barcelona ya que el trío norteamericano vinieron a presentarlo.

Delante de una sala que se acabó llenando durante la actuación de los teloneros Cuchillo salieron Nick Jago, Peter Hayes y Robert Levon. Vestidos de negro, con nocturnidad y alevosía. Sobretodo alevosía. La descarga de rock con la que empezaron el concierto hacía presagiar que sería una de esas noches de música con mayúsculas. Incluso cuando dejaron las guitarras eléctrias para pasarse a la acústica por primera vez en la noche demostraron que también se puede hacer saltar al público sin necesidad de distorsión. Lástima que después no siempre fue así. 

Cuando mejor suenan Black Rebel Motorcycle Club es cuando más sucia es su música y lo mejor es que logran transmitir esa energía, pero cuando se pasan a su lado más folk te dejan más bien frío. Ni el intento de Levon cuando cantó el sólo acompañado de una acústica ni cuando Hayes interpretó (también él solo)  "Fault The Line" y una preciosa "Devil's Waiting" no consiguieron mantener la atención del público. Fue el momento de entablar conversación con el de al lado. Por suerte, y tras los escarceos con elfolk acústico, encararon la recta final como habían empezado, con un rock contundente, enérgico, que culminó con un épico "American X" y "Whatever Happened To My Rock'n'Roll (Punk Song)", dos de los mejores temas de la noche. 

Después de eso poco les quedaba por decir y los bises sólo sirvieron para constatar lo que ya se sabía: que BRMC són uno de los grupos más solidos en directo cuando se trata de hacer estallar los amplificadores. Así lo confirmaron "Six Barrel Shotgun" y un "Heart and Soul" que desembocó en una orgía de feedback y distorsión y que supuso el punto final a dos horas de concierto. 

Por otra parte el show de anoche también vino a confirmar que las canciones de su último disco están a la altura del grupo. Desde el escenario tocaron una media docena de canciones nuevas y ninguna falló por falta de calidad. En general, cuando más flojea el directo de BRMC es cuando se dedican a tocar medios tiempos o temas lentos, pertenezcan al disco que sea, porque  "Berlin" sonó mejor que en el disco, "Took out of loan" (primera canción de la noche) fue un trallazo perfecto y "666 conducer" tomó un matiz psicodélico que no se encuentra en  "Baby 81". 



Entrevista en Londres
London interview




Fotos Irma Romero - IndyRock / Shepherds Bush Empire  London, 2.12.02


Black Rebel Motorcycle Club 
Shepherds Bush Empire, Londres, 2.12.02
por Irma Romero- IndyRock

London Review (English version)
.
Habia algo expectante en el aire, la atmosfera en esta sala de tamaño mediano, al oeste de Londres, definitivamente emitia sensaciones de todo tipo .El ruido de conversaciones excitantes llenaba el espacio, a la espera del grupo americano, que hacia casi medio año, habian tocado la ultima vez en la capital britanica, y solo a unos cuantos afortunados, en Underworld, Camden, una enana sala al norte de Londres. Todos los alli reunidos aquella noche, que llegarian a los casi 3000, con entradas agotadas, se entrecruzaban entre ellos de un lado para otro con bebida variada en la mano. Ty Cobb, desde Philadelphia, el primer telonero de la noche ya se habia apoderado del escenario y entretenian a la gente con su refrescante mezcla de sonidos garage setenteros unidos a aquel nuevo compromiso de bandas americanas del momento. Dan Mancini,a migo de Peter, fue el que ofrecio la parte mas bailable de la noche, detras de sus decks.
Claro que el volumen general empezo a subir hacia las 9.10 de la noche, cuando al terminar su set Dan Mancini, las luces se apagaron y los tres de San Francisco se lanzaron con una de sus nuevas canciones,"Six barrel shotgun", una genial muestra casi ingeniosamente rock'n'rolera, primitivamente cruda, seguida por "US government", con un bajo casi amenazante y los acordes guitarreros chirriantes que subian gradualmente casi abrazandose entre si. Otros sonidos sucios del bajo prometian la muy coreada "Spread your love". El fenomenal compromiso de las dos voces entrelazandose entre si, tuvieron un impresionante impacto en el publico. El numero propio de Robert," Rifles", aquella oferta que en directo a veces deja mas por desear, afortunadamente esta vez parecia tener algo mas de fuerza, aunque todavia el microfono estaba algo flojo. "White palms", tenia a un energetico Peter improvisando en los coros, acompañado por el trabajo compacto en la parte base-ritmica de Robert y Nick. "Blown away", otra de las ofertas nuevas, mas melodica, casi popera, increiblemente coreable en toda su simpleza y seguida por "Stop", mas acordes crecientes en la parte guitarrera, cantada por Robert, solida percusion y el wah-wah de Peter creaban una deliciosa mezcla. Una diferente version de "As sure as the sun", de tempo mas lento, con Robert a los voces de nuevo, lo mismo no hacia justicia a sus encarnaciones anteriores, pero aun asi sonaba suficientemente satisfactoria. Afortunadamente la seguia la potente "Red eyes and tears", otra de las muestras guitarreras de su album de debut.
"Esta es una nueva cancion..", decia Peter empezando con unos acordes antes de dejarlo. "No,olvidarlo, vamos a..." para que Robert suelte: "Esta es otra cancion" y asi se lanzaron con "Generation", otra solida muestra de la prometedora seleccion para el nuevo disco. Mas en la vena tradicional, quiza de tonos mas americanos de bandas garage de los 70, sonaba "We're all in love", seguida por la preciosa, algo epica "Awake". "Whatever happened to my rock'n roll" es la que consiguio subir la atmosfera festivalera en la sala, con mas de uno haciendo el pogo, haciendo crowdsurfing a mas no poder y caras felices por todos lados.
"High/Low", la que abrio el bis, otro genial conjunto de sonidos envolventes, aquella feliz combinacion de bajo y guitarra, acompañada por el singular y compacto trabajo de Nick a la bateria. "Love burns",un gran favorito del publico, consiguio mas gritos encantados desde las primeras filas hacia las ultimas. Peter introdujo otra nueva cancion, que conocia el nombre de "Shade of blue", melodica y con la genial mezcla de voces en los coros. Si se escuchaba atentamente, se podia distinguir algunos tonos muy propios de los grupos de los primeros 90. Y asi llegamos a la ultima de la noche,despues de unas palabras de agradecimiento de parte de Peter, muy en la vena Black Rebeliana, aquella sucesion de acordes crecientes y rapidas, "Heart+Soul", perfecta para cerrar los deseos y expectaciones de los casi 3000 que seguramente habian quedado mas que satisfechos con su dosis rock'n'rolera recibida en aquellas dos ultimas horas. No habia nada mejor que ver la cara de felicidad en cada uno de esos jovenes aspirantes para formar algun dia aquella banda de rock perfecta, todavia vibrando de los sonidos magnificamente sucios y primitivos que les acompañaria hasta su cuarto donde cogerian esa guitarra desde su funda y dieran aquellos dos acordes de camino a ese pequeño sueño que les ronda por la cabeza... 
There was something like expectation in the air, the general atmosphere in this medium sized venue in West London, was definitely breathing different kind of sensations. The sound of excited conversations was filling the space, of people waiting to see the band, that had played in the British capital about almost half a year earlier, in a tiny venue called Underworld, in Camden, North London. The almost 3000 people that had gathered there, a packed, sold out show, were walking amongst each other with various drinks in hand. Ty Cobb, from Philadelphia, the first support band were entertaining the people with their fresh approach to that nice mixture between 70's garage rock and the happy medium of the sound of contemporary American bands. Dan Mancini, a friend of Peter's, was in charge of getting the audience more into the clubbing feel behind his decks.
But the real roar started when at about 9.10 pm, Mancini off the decks, and the lights went off, the three of San Francisco jumped on stage and started with one of their new songs, "Six barrel shotgun", a great, ingenious rock'n'roll number, crude in a marvelously primitive way, followed by "US government", with a menacing bassline and chilling guitar riffs hugging each other. More dirty bass on the brilliant and chanted "Spread your love". The great interaction in the vocals seemed to have a great impact in the audience. Robert's little solo number, "Rifles", that live, sometimes doesn't always quite live up to its previous incarnations, still powerful enough, though Robert's microphone seemed to be slightly out of sound once again. "White palms" had Peter improvising in the chorus, nicely backed up by the great rhythm section, courtesy by Robert and Nick. "Blown away", another new offer,more melodic, almost poppy, an amazingly simple number, followed by "Stop", more spiralling guitar riffs, sung by Robert, with solid drumming and phenomenal wah-wah by Peter, creating a deliciously mad mixture. Another version of "As sure as the sun",with slower tempo, Robert on vocals, maybe not as good as its previous versions,but still enough to make it stand up as a good example of their previous material. Luckily, "Red eyes and tears" was the powerful follow-up, all lovely guitar feedback.
"This is a new song..", says Peter, with a couple of riffs before stopping. "No, forget about it...we're...", only to be interrupted by Robert: "This is another song" and there goes "Generation", another solid, new offer, a promising choice on the new album. More traditional in its way, something vaguely reminding of the American garage rock of the 70's, is pretty apparent in "We're all in love", followed by the brilliant, if slightly epic "Awake". "Whatever happened to my rock'n'roll" was the one that managed to lift the celebratory feel in the audience, with people jumping up and down, happy to do slightly bit more of crowdsurfing,smiley faces all around the place.

"High/Low" opened the encore,another happy mixture of evolving sounds, the great combination of bass and guitar,backed up by the singular and nicely compact drumming by Nick. "Love burns",another crowd favourite received a very appreciated response from first rows towards the ones at the back. Peter introduces a new song by the name of "Shade of blue", melodic again and with the great mixture of the two vocals in the chorus. If you listened carefully enough,you could hear very typical tones of the bands of early nineties. And that's how we came to the last number,after a short thank you from Peter, a very Black Rebel type of song, those evolving and fast riffs in the form of "Heart+Soul", a perfect closure to all the hopes and expectations of the almost 3000 people who probably had had a nice satisfactory dose of rock'n'roll for the last two hours. There was nothing better than to observe those happy faces of young aspiring people to form that perfect rock band, still having vibes of the magnificently dirty and almost primitive sounds just heard that would follow them back to their bedrooms where they will pick up that guitar from its case, play those couple of cords and dream about that one place where they might be one day...
Radio One Sound City, Nottingham 2002
Black Rebel Motorcycle Club & Queens of the Stone age
 29. 10. 02
por Irma Romero - IndyRock
.
Al llegar a Rock City, los placenteros sonidos garage sesenteros de Vendetta Red eran audibles ya desde la entrada. Los primeros ocupantes en la sala mediana que era testigo de gente mayormente vestida de negro, algunos mostrando una orgullosa coleccion de tatuajes y piercing por sitios mas inimaginables, una masa variopinta de todas las edades, cada uno curioseando las ofertas de aquella noche. 
A eso de las 8. 15 de la noche, Steve Lamacq subio al escenario para presentar al siguiente grupo, los tres chicos vestidos de negro, 2/3 desde San Francisco y uno desde Devon, Inglaterra, mejor conocidos como Black Rebel Motorcycle Club. 
Algo sombrios, se lanzaron con los maravillosamente sucios acordes de su nuevo single, "Spread your love". Caras serias y pose acorde con ello, transmitian algo casi primitivo muy en la vena tradicional rock'n'rolera.
El sonido, desafortunadamente era malo, con las voces de Robert, el bajo de pelos cardados tocando casi limites extraordinarios, sonando casi inaudible, el de Peter, el cantante, no mucho mejor. Una pena, porque este joven grupo americano, que con su album de debut, titulado igual que su propio nombre, ha creado una gran respuesta de admiracion y un intenso grupo de seguidores a lo largo del año, desde que el nuevo disco vio la luz en febrero en Inglaterra. Bien se conoce la historia de su bateria, Nick, que por problemas de visado tiene al grupo como su nuevo base en Londres, una razon mas para que se unan a la gran aficion del momento por los grupos americanos, que teniendo influencias de grupos britanicos indie de los primeros 90, han creado otra vision interesante de aquella musica tan admirada todavia por una gran mayoria en los circulos de musica independiente.
"Red eyes and tears" o "White palms", a pesar de los problemas tecnicos, sonaron potentes y la gente respondio, unos con exclamaciones de admiracion, otros no tan impresionados, con alguno que otro impresentable soltando barbaridades innecesarias, creando muecas sobre el escenario. Aun no siendo muy conocidos por su gran interaccion con la gente, habia un par de momentos, como despues del genial "Whatever happened to my rock'n roll", con Robert y Peter alternando en las voces, cuando un algo distraido, algo timido Robert, nos procedio a presentar una nueva cancion, probablemente no muy satisfecho con el sonido, algo que se le reflejaba en la cara, siendo perfeccionistas como lo son. 
Otras ofertas nuevas, "We're all in love" y "Six barrels", dieron una pequeña muestra de lo que esta pasando en algun estudio recognito londinense, donde se han reunido los tres chavales para grabar su proximo disco. Feedback de guitarras y solido trabajo en el terreno bajo/bateria prometian algo interesante con toques curiosamente americanos de la costa este. 
Y se acabo lo que se daba, dejando a mas de uno con sabor algo decepcionado en la boca, aun sabiendo de que los chicos de negro eran capazes de algo mas, pero con una pequeña esperanza a pesar de todo. 
La gran movida hacia las primeras filas empezaba cuando iba siendo la hora de los grandes heroes del rock del momento, los impresionantes Queens of the Stone age. 
Ya desde los primeros acordes del agresivo "You think I ain't worth a dollar but I feel like a millionaire", cautivaron al publico de una forma increible. Con un sonido llegando al puro perfeccionismo, tuvo a mas de uno con todos los sentidos atentos de pura admiracion a lo que se daba sobre el escenario. Con tres cantantes, de voces muy distintas crearon una admirable mezcla de sonidos: El tatuado genio calvo de barba larga pontiguada, Nick Oliveri, al bajo, con su voz aguda, dando aquellos matices speed metal, Josh Homme, el tradicionalmente atractivo cantante de voz mas melodica y responsable de muchos de los grandes exitos del grupo y Mark Lanegan, el ex-cantante de Screaming Trees, de aspecto algo scruffy, llegando a ser el genial termino medio entre los otros dos. 
Un viajecillo hipnotico por los sonidos duros, pero a la vez muy melodicas, un speed metal, destripado a veces a unos sonidos casi poperos, una mezcla ingeniosa, que se dio en canciones como "First it giveth", "No one knows", "Go with the flow" o "Gonna leave you".
Cosa a destacar fue el impresionante trabajo entre el agresivo, pulsante, a veces venenoso bajo de Nick Oliveri, combinado con la perfeccion clinica del bateria, Joey Castillo y por supuesto la variante mezcla de acordes histericas y la voz del cantante-guitarrista, Josh Homme. 
El publico no pudo creer la buena suerte que tenian, con los grandes del momento llenando la sala con lo que solo se podia describir como rock puro y sincero, con mas contenido, una genuina explosion de sonidos mas inteligentes que la mayoria de sus contemporaneos. 
"The lost art of keeping a secret", una de las canciones de su bis y single de su disco anterior, tuvo un efecto grandioso en todo alma reunido por alli, saltando y coreando la cancion. 
Poco quedaba por decir cuando terminaron su set poderoso despues de una buena hora y media de entretener a la masa totalmente ida y hipnotizada por la presencia en el escenario. Mas claro que el agua: Queens of the Stone age eran los definitivos triunfadores de aquella noche! 
Black Rebel Motorcycle Club se formaron en San Francisco en 1998 y eligieron su nombre como homenaje a la banda de moteros que aparecía en la película "The Wild One", protagonizada por Marlon Brando. Su look siniestro y su actitud rockera les acrecan tanto a Jesus And Mary Chain como a The Strokes. Una de las sensaciones de la temporada.
Peter Hayes: Guitarra, Bajo, Voz Robert Turner: Bajo, Guitarra, Voz Nick Jago: Drums. Percusión
Black Rebel Motorcycle Club se formó en 1998. Desde entonces, este grupo con sede en San Francisco no ha dejado de componer, grabar nuevos discos y actuar en directo. Su estilo es una mezcla entre rock etéreo y sonidos impactantes de corte psicodélico. Con letras de tono intimista e introspectivo, sus canciones ofrecen una originalidad y un estilo peculiar que les hace destacar de la mayoría de los grupos contemporáneos. B.R.M.C. eligieron su nombre como homenaje a la banda de moteros que aparecía en la película "The Wild One", protagonizada por Marlon Brando. En un principio, pensaban llamarse The Elements, pero muy pronto decidieron cambiar de nombre cuando se enteraron de que ya había otros grupos que se hacían llamar exactamente igual.
Robert y Peter se conocieron cuando los dos estudiaban en el mismo instituto. Fue allí donde empezaron a componer canciones y a tocar juntos; en aquella época crearon varias maquetas de cuatro temas, grabadas en el garaje de su propia casa. Para completar la formación del grupo necesitaban contar con un batería, así que se alegraron de conocer en 1998 al británico Nick Jago, con el que empezaron a grabar sus nuevas canciones, actuando en varios locales de San Francisco. Crearon una maqueta y con ella publicaron una edición limitada de tan sólo 500 CDs, sin contar con el apoyo de ninguna compañía discográfica. En el verano de 1999 decidieron concentrar sus esfuerzos musicales en la ciudad de Los Ángeles, donde actuaron sin descanso durante los siguientes seis meses, gracias a lo cual se convirtieron en uno de los grupos de moda, con una popularidad que les llevó a firmar su primer contrato con Virgin Records.

Su debut en el mundo discográfico con una gran compañía trajo consigo la oportunidad de producir y mezclar sus propios discos. Para preparar su primer álbum se han encerrado en el estudio que tienen en su propia casa y en un segundo estudio situado en Sound City, a las afueras de Los Ángeles. El resultado es un excelente álbum de presentación formado por 11 canciones al que en estos momentos están dando los últimos toques.
http://www.blackrebelmotorcycleclub.com


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO






VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine



 
 
 

.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es